Nuevas recetas

Hombre presuntamente apuñala a sus padres por pedir comida rápida

Hombre presuntamente apuñala a sus padres por pedir comida rápida


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La policía dice que un hombre agredió a sus padres por pedir comida y no conseguirle nada

Wikimedia / TheDapperDan

Un hombre de Mississippi supuestamente apuñaló a sus padres la semana pasada porque pidieron comida rápida y no le dieron nada.

Según los informes, un hombre en Luisiana agredió y agredió a sus padres la semana pasada, y la policía dice que lo que lo desencadenó fue descubrir que habían pedido comida rápida y no le habían traído ninguna.

Según Fox News, Ronald Pritchett, de 32 años, atacó a sus padres con un cuchillo a última hora del miércoles, matando a su padre e hiriendo a su madre. La policía dice que el altercado tuvo lugar porque Pritchett estaba enojado por haber sido excluido del pedido de comida rápida de sus padres.

"Pidieron comida en un restaurante de comida rápida y no lo incluyeron", dijo el portavoz del alguacil John Fortunato.

Cuando Pritchett vio que sus padres habían pedido comida y no le habían traído nada, se puso furioso y, según los informes, agarró un cuchillo y los atacó a ambos. El padre de Pritchett murió a causa de sus heridas, pero su madre sobrevivió.

Según los informes, Pritchett huyó después del ataque a la casa de un familiar en Mississippi, pero la policía lo encontró en breve. Desde entonces ha sido acusado de asesinato en segundo grado e intento de asesinato.


Las cinco demandas más insignificantes contra las cadenas de comida rápida

Las demandas contra los restaurantes de comida rápida se han vuelto relativamente comunes desde un caso infame de 1993 en el que una mujer demandó a McDonald's y ganó $ 2.86 millones después de derramarse café caliente casi hirviendo sobre ella misma. (Dadas sus heridas bastante importantes, el caso en realidad tenía mucho más mérito de lo que sugeriría esa descripción).

Desde entonces, Starbucks ha estado en el extremo receptor de demandas similares de café caliente; solo en los últimos dos años, dos demandantes separados han culpado de las lesiones a las tapas defectuosas del café Starbucks. Aunque uno tuvo éxito, los daños nunca se han acercado a los millones otorgados en el caso anterior de McDonald's.

Debajo de las demandas de café caliente muy publicitadas, hay una variedad de reclamos aún más ridículos contra los restaurantes de comida rápida, desde reclamos dudosos de cadenas que engañan a los clientes, hasta argumentos de que un restaurante permitió que alguien comiera algo que realmente no debería. Aquí están cinco de los más notables de los últimos años.

Starbucks es demandado por poner hielo en bebidas heladas

Luego de un caso en el que se quejó de que Starbucks no llenó sus bebidas calientes hasta arriba, la cadena de café recibió dos casos más contra sus bebidas heladas. Ambos casos argumentaron que debido a que Starbucks puso hielo en sus bebidas de té y café helado, los clientes no estaban recibiendo el volumen completo de café por el que habían pagado (ejemplo: un café Venti helado de 24 onzas podría tener solo 14 onzas de café, sin contar el hielo).

Un caso aún está pendiente, mientras que el otro recibió una paliza de un juez de California que claramente repasó la mecánica de las bebidas frías a través de videos de entrenamiento de comida rápida de los 80.

Si los niños han descubierto que incluir hielo en una bebida fría disminuye la cantidad de líquido que recibirán, el tribunal no tiene ninguna dificultad en concluir que un consumidor razonable no se dejaría engañar al pensar que cuando piden un té helado, la bebida que reciben incluirá tanto hielo como té y eso para un tamaño de taza determinado.

Hombre demanda a Papa John's por enviarle demasiados mensajes de texto

Jonathan Anozie, residente de Beverly Hills, lleva a la cadena de pizzerías Papa John's a los tribunales por enviarle mensajes de texto con demasiadas ofertas de pizzas a través de un sistema de marketing automatizado. Este caso puede ser legalmente válido: debido a que Anozie envió un mensaje de texto con la palabra “STOP” al sistema de texto automático y los mensajes seguían llegando, la práctica podría ser una violación de la Ley de Protección al Consumidor Telefónico. La presentación judicial argumentó que los textos hacen que Anozie "sufra una cantidad significativa de ansiedad, frustración y molestia". El caso no se ha resuelto y Anozie pide 500 dólares por mensaje de texto recibido.

Pareja demanda a Burger King por $ 17

Después de que se les cobrara el doble por una comida en Burger King, la pareja de Pensilvania Doug y Patty Wargo (con razón) exigieron un reembolso. Si bien la tienda estuvo de acuerdo, no se cumplió, por lo que llevaron a Burger King a la corte de reclamos menores. Inmediatamente recibieron su reembolso de $ 17.35, pero luego exigieron que Burger King cubriera sus honorarios judiciales, un juez acordó, sin importar que toda la situación probablemente podría haberse resuelto con algunos tweets enojados o publicaciones de Facebook dirigidas a Burger King.

Hombre demanda a Popeye por darle un spork en lugar de un cuchillo

En 2016, un hombre de Mississippi afirmó que se atragantó con un trozo de pollo frito de Popeye porque su pedido para el servicio de autoservicio venía con un tenedor, pero sin cuchillo. El hombre tuvo que someterse a una cirugía de emergencia para sacar el pollo de su garganta, lo cual es desafortunado, pero parece justo decir que había una miríada de soluciones al enigma de la falta de cuchillo, desde volver a Popeye's para obtener un cuchillo o simplemente tomarlo. bocados más pequeños.

Subway es demandada por sándwiches de 11 pulgadas

Quizás en una de las demandas más duraderas, un hombre australiano publicó una foto de un metro de largo junto a una regla, que mostraba que el sándwich tenía solo 11 pulgadas de largo. Esto llevó a dos hombres de Nueva Jersey a llevar a los tribunales al campeón número uno del sistema imperial orientado a los sándwiches de Estados Unidos, ya que se convirtió en una bola de nieve en una demanda colectiva de 10 personas.

Eventualmente ganaron unos miserables $ 500 cada uno (más los honorarios legales), pero la disputa legal no terminó ahí. Subway llevó el caso a un tribunal de apelaciones, exigiendo que se desestimara como una demanda frívola, y dijo que la compañía había prometido solucionar sus problemas de longitud de sándwich en 2013, cuando el problema salió a la luz por primera vez.

Menciones honoríficas

Las cadenas de comida rápida no son el único objetivo de las demandas; aquí hay algunos ejemplos de otras partes del mundo de los restaurantes.


Las cinco demandas más insignificantes contra las cadenas de comida rápida

Las demandas contra los restaurantes de comida rápida se han vuelto relativamente comunes desde un infame caso de 1993 en el que una mujer demandó a McDonald's y ganó $ 2,86 millones después de derramarse café caliente casi hirviendo sobre ella. (Dadas sus heridas bastante importantes, el caso en realidad tenía mucho más mérito de lo que sugeriría esa descripción).

Desde entonces, Starbucks ha estado en el extremo receptor de demandas similares de café caliente; solo en los últimos dos años, dos demandantes separados han culpado de las lesiones a las tapas defectuosas del café Starbucks. Aunque uno tuvo éxito, los daños nunca se han acercado a los millones otorgados en el caso anterior de McDonald's.

Debajo de las demandas de café caliente muy publicitadas, hay una variedad de reclamos aún más ridículos contra los restaurantes de comida rápida, desde reclamos dudosos de cadenas que engañan a los clientes, hasta argumentos de que un restaurante permitió que alguien comiera algo que realmente no debería. Aquí están cinco de los más notables de los últimos años.

Starbucks es demandado por poner hielo en bebidas heladas

Luego de un caso en el que se quejó de que Starbucks no llenó sus bebidas calientes hasta arriba, la cadena de café recibió dos casos más contra sus bebidas heladas. Ambos casos argumentaron que debido a que Starbucks puso hielo en sus bebidas de té y café helado, los clientes no estaban recibiendo el volumen completo de café por el que habían pagado (ejemplo: un café Venti helado de 24 onzas podría tener solo 14 onzas de café, sin contar el hielo).

Un caso aún está pendiente, mientras que el otro recibió una paliza de un juez de California que claramente repasó la mecánica de las bebidas frías a través de videos de entrenamiento de comida rápida de los 80.

Si los niños han descubierto que incluir hielo en una bebida fría disminuye la cantidad de líquido que recibirán, el tribunal no tiene ninguna dificultad en concluir que un consumidor razonable no se dejaría engañar al pensar que cuando piden un té helado, la bebida que reciben incluirá tanto hielo como té y eso para un tamaño de taza determinado.

Hombre demanda a Papa John's por enviarle demasiados mensajes de texto

Jonathan Anozie, residente de Beverly Hills, lleva a la cadena de pizzerías Papa John's a los tribunales por enviarle mensajes de texto con demasiadas ofertas de pizzas a través de un sistema de marketing automatizado. Este caso puede ser legalmente válido: debido a que Anozie envió un mensaje de texto con la palabra “STOP” al sistema de texto automático y los mensajes seguían llegando, la práctica podría ser una violación de la Ley de Protección al Consumidor Telefónico. La presentación judicial argumentó que los textos hacen que Anozie "sufra una cantidad significativa de ansiedad, frustración y molestia". El caso no se ha resuelto y Anozie pide $ 500 por mensaje de texto recibido.

Pareja demanda a Burger King por $ 17

Después de que se les cobrara doble por una comida en Burger King, la pareja de Pensilvania Doug y Patty Wargo (con razón) exigieron un reembolso. Si bien la tienda estuvo de acuerdo, no se cumplió, por lo que llevaron a Burger King a la corte de reclamos menores. Inmediatamente recibieron su reembolso de $ 17.35, pero luego exigieron que Burger King cubriera sus honorarios judiciales, un juez acordó, sin importar que toda la situación probablemente podría haberse resuelto con algunos tweets enojados o publicaciones de Facebook dirigidas a Burger King.

Hombre demanda a Popeye por darle un spork en lugar de un cuchillo

En 2016, un hombre de Mississippi afirmó que se atragantó con un trozo de pollo frito de Popeye porque su pedido para el servicio de autoservicio venía con un tenedor, pero sin cuchillo. El hombre tuvo que someterse a una cirugía de emergencia para sacar el pollo de su garganta, lo cual es desafortunado, pero parece justo decir que había una miríada de soluciones al enigma de la falta de cuchillo, desde volver a Popeye's para obtener un cuchillo o simplemente tomarlo. bocados más pequeños.

Subway es demandada por sándwiches de 11 pulgadas

Quizás en una de las demandas más duraderas, un hombre australiano publicó una foto de un metro de largo junto a una regla, que mostraba que el sándwich tenía solo 11 pulgadas de largo. Esto llevó a dos hombres de Nueva Jersey a llevar a los tribunales al campeón estadounidense número uno del sistema imperial orientado a los sándwiches, mientras se convertía en una bola de nieve en una demanda colectiva de 10 personas.

Eventualmente ganaron unos miserables $ 500 cada uno (más los honorarios legales), pero la disputa legal no terminó ahí. Subway llevó el caso a un tribunal de apelaciones, exigiendo que se desestimara como una demanda frívola, y dijo que la compañía había prometido solucionar sus problemas de longitud de sándwich en 2013, cuando el problema salió a la luz por primera vez.

Menciones honoríficas

Las cadenas de comida rápida no son el único objetivo de las demandas; aquí hay algunos ejemplos de otras partes del mundo de los restaurantes.


Las cinco demandas más insignificantes contra las cadenas de comida rápida

Las demandas contra los restaurantes de comida rápida se han vuelto relativamente comunes desde un caso infame de 1993 en el que una mujer demandó a McDonald's y ganó $ 2.86 millones después de derramarse café caliente casi hirviendo sobre ella misma. (Dadas sus heridas bastante importantes, el caso en realidad tenía mucho más mérito de lo que sugeriría esa descripción).

Desde entonces, Starbucks ha estado en el extremo receptor de demandas similares de café caliente; solo en los últimos dos años, dos demandantes separados han culpado de las lesiones a las tapas defectuosas del café Starbucks. Aunque uno tuvo éxito, los daños nunca se han acercado a los millones otorgados en el caso anterior de McDonald's.

Debajo de las demandas de café caliente muy publicitadas, hay una variedad de reclamos aún más ridículos contra los restaurantes de comida rápida, desde reclamos dudosos de cadenas que engañan a los clientes, hasta argumentos de que un restaurante permitió que alguien comiera algo que realmente no debería. Aquí están cinco de los más notables de los últimos años.

Starbucks es demandado por poner hielo en bebidas heladas

Luego de un caso en el que se quejó de que Starbucks no llenó sus bebidas calientes hasta arriba, la cadena de café recibió dos casos más contra sus bebidas heladas. Ambos casos argumentaron que debido a que Starbucks puso hielo en sus bebidas de té y café helado, los clientes no estaban recibiendo el volumen completo de café que habían pagado (ejemplo: un café Venti helado de 24 onzas podría tener solo 14 onzas de café, sin contar el hielo).

Un caso aún está pendiente, mientras que el otro recibió una paliza de un juez de California que claramente repasó la mecánica de las bebidas frías a través de videos de entrenamiento de comida rápida de los 80.

Si los niños han descubierto que incluir hielo en una bebida fría disminuye la cantidad de líquido que recibirán, el tribunal no tiene ninguna dificultad en concluir que un consumidor razonable no se dejaría engañar al pensar que cuando piden un té helado, la bebida que reciben incluirá tanto hielo como té y eso para un tamaño de taza determinado.

Hombre demanda a Papa John's por enviarle demasiados mensajes de texto

Jonathan Anozie, residente de Beverly Hills, lleva a la cadena de pizzerías Papa John's a los tribunales por enviarle mensajes de texto con demasiadas ofertas de pizzas a través de un sistema de marketing automatizado. Este caso puede ser legalmente válido: debido a que Anozie envió un mensaje de texto con la palabra “STOP” al sistema de texto automático y los mensajes seguían llegando, la práctica podría ser una violación de la Ley de Protección al Consumidor Telefónico. La presentación judicial argumentó que los textos hacen que Anozie "sufra una cantidad significativa de ansiedad, frustración y molestia". El caso no se ha resuelto y Anozie pide $ 500 por mensaje de texto recibido.

Pareja demanda a Burger King por $ 17

Después de que se les cobrara doble por una comida en Burger King, la pareja de Pensilvania Doug y Patty Wargo (con razón) exigieron un reembolso. Si bien la tienda estuvo de acuerdo, no se cumplió, por lo que llevaron a Burger King a la corte de reclamos menores. Inmediatamente recibieron su reembolso de $ 17.35, pero luego exigieron que Burger King cubriera sus honorarios judiciales, un juez acordó, sin importar que toda la situación probablemente podría haberse resuelto con algunos tweets enojados o publicaciones de Facebook dirigidas a Burger King.

Hombre demanda a Popeye por darle un spork en lugar de un cuchillo

En 2016, un hombre de Mississippi afirmó que se atragantó con un trozo de pollo frito de Popeye porque su pedido para el servicio de autoservicio venía con un tenedor, pero sin cuchillo. El hombre tuvo que someterse a una cirugía de emergencia para sacar el pollo de su garganta, lo cual es desafortunado, pero parece justo decir que había innumerables soluciones al enigma de no usar cuchillo, desde regresar a Popeye's para obtener un cuchillo o simplemente tomarlo. bocados más pequeños.

Subway es demandada por sándwiches de 11 pulgadas

Quizás en una de las demandas más duraderas, un hombre australiano publicó una foto de un metro de largo junto a una regla, mostrando que el sándwich mide solo 11 pulgadas de largo. Esto llevó a dos hombres de Nueva Jersey a llevar a los tribunales al campeón estadounidense número uno del sistema imperial orientado a los sándwiches, mientras se convertía en una bola de nieve en una demanda colectiva de 10 personas.

Eventualmente ganaron unos miserables $ 500 cada uno (más los honorarios legales), pero la disputa legal no terminó ahí. Subway llevó el caso a un tribunal de apelaciones, exigiendo que se desestimara como una demanda frívola, y dijo que la compañía había prometido solucionar sus problemas de longitud de sándwich en 2013, cuando el problema salió a la luz por primera vez.

Menciones honoríficas

Las cadenas de comida rápida no son el único objetivo de las demandas; aquí hay algunos ejemplos de otras partes del mundo de los restaurantes.


Las cinco demandas más insignificantes contra las cadenas de comida rápida

Las demandas contra los restaurantes de comida rápida se han vuelto relativamente comunes desde un caso infame de 1993 en el que una mujer demandó a McDonald's y ganó $ 2.86 millones después de derramarse café caliente casi hirviendo sobre ella misma. (Dadas sus heridas bastante importantes, el caso en realidad tenía mucho más mérito de lo que sugeriría esa descripción).

Desde entonces, Starbucks ha estado en el extremo receptor de demandas similares de café caliente; solo en los últimos dos años, dos demandantes separados han culpado de las lesiones a las tapas defectuosas del café Starbucks. Aunque uno tuvo éxito, los daños nunca se han acercado a los millones otorgados en el caso anterior de McDonald's.

Debajo de las demandas de café caliente muy publicitadas, hay una variedad de reclamos aún más ridículos contra los restaurantes de comida rápida, desde reclamos dudosos de cadenas que engañan a los clientes, hasta argumentos de que un restaurante permitió que alguien comiera algo que realmente no debería. Aquí están cinco de los más notables de los últimos años.

Starbucks es demandado por poner hielo en bebidas heladas

Luego de un caso en el que se quejó de que Starbucks no llenó sus bebidas calientes hasta arriba, la cadena de café recibió dos casos más contra sus bebidas heladas. Ambos casos argumentaron que debido a que Starbucks puso hielo en sus bebidas de té y café helado, los clientes no estaban recibiendo el volumen completo de café por el que habían pagado (ejemplo: un café Venti helado de 24 onzas podría tener solo 14 onzas de café, sin contar el hielo).

Un caso aún está pendiente, mientras que el otro recibió una paliza de un juez de California que claramente repasó la mecánica de las bebidas frías a través de videos de entrenamiento de comida rápida de los 80.

Si los niños han descubierto que incluir hielo en una bebida fría disminuye la cantidad de líquido que recibirán, el tribunal no tiene ninguna dificultad en concluir que un consumidor razonable no se dejaría engañar al pensar que cuando piden un té helado, la bebida que reciben incluirá tanto hielo como té y eso para un tamaño de taza determinado.

Hombre demanda a Papa John's por enviarle demasiados mensajes de texto

Jonathan Anozie, residente de Beverly Hills, lleva a la cadena de pizzerías Papa John's a los tribunales por enviarle mensajes de texto con demasiadas ofertas de pizzas a través de un sistema de marketing automatizado. Este caso puede ser legalmente válido: debido a que Anozie envió un mensaje de texto con la palabra “STOP” al sistema de texto automático y los mensajes seguían llegando, la práctica podría ser una violación de la Ley de Protección al Consumidor Telefónico. La presentación judicial argumentó que los textos hacen que Anozie "sufra una cantidad significativa de ansiedad, frustración y molestia". El caso no se ha resuelto y Anozie pide 500 dólares por mensaje de texto recibido.

Pareja demanda a Burger King por $ 17

Después de que se les cobrara doble por una comida en Burger King, la pareja de Pensilvania Doug y Patty Wargo (con razón) exigieron un reembolso. Si bien la tienda estuvo de acuerdo, no se cumplió, por lo que llevaron a Burger King a la corte de reclamos menores. Inmediatamente recibieron su reembolso de $ 17.35, pero luego exigieron que Burger King cubriera sus honorarios judiciales, un juez acordó, sin importar que toda la situación probablemente podría haberse resuelto con algunos tweets enojados o publicaciones de Facebook dirigidas a Burger King.

Hombre demanda a Popeye por darle un spork en lugar de un cuchillo

En 2016, un hombre de Mississippi afirmó que se atragantó con un trozo de pollo frito de Popeye porque su pedido para el servicio de autoservicio venía con un tenedor, pero sin cuchillo. El hombre tuvo que someterse a una cirugía de emergencia para sacar el pollo de su garganta, lo cual es desafortunado, pero parece justo decir que había innumerables soluciones al enigma de no usar cuchillo, desde regresar a Popeye's para obtener un cuchillo o simplemente tomarlo. bocados más pequeños.

Subway es demandada por sándwiches de 11 pulgadas

Quizás en una de las demandas más duraderas, un hombre australiano publicó una foto de un metro de largo junto a una regla, mostrando que el sándwich mide solo 11 pulgadas de largo. Esto llevó a dos hombres de Nueva Jersey a llevar a los tribunales al campeón estadounidense número uno del sistema imperial orientado a los sándwiches, mientras se convertía en una bola de nieve en una demanda colectiva de 10 personas.

Eventualmente ganaron unos miserables $ 500 cada uno (más los honorarios legales), pero la disputa legal no terminó ahí. Subway llevó el caso a un tribunal de apelaciones, exigiendo que se desestimara como una demanda frívola, y dijo que la compañía había prometido solucionar sus problemas de longitud de sándwich en 2013, cuando el problema salió a la luz por primera vez.

Menciones honoríficas

Las cadenas de comida rápida no son el único objetivo de las demandas; aquí hay algunos ejemplos de otras partes del mundo de los restaurantes.


Las cinco demandas más insignificantes contra las cadenas de comida rápida

Las demandas contra los restaurantes de comida rápida se han vuelto relativamente comunes desde un caso infame de 1993 en el que una mujer demandó a McDonald's y ganó $ 2.86 millones después de derramarse café caliente casi hirviendo sobre ella misma. (Dadas sus heridas bastante importantes, el caso en realidad tenía mucho más mérito de lo que sugeriría esa descripción).

Desde entonces, Starbucks ha estado en el extremo receptor de demandas similares de café caliente; solo en los últimos dos años, dos demandantes separados han culpado de las lesiones a las tapas defectuosas del café Starbucks. Aunque uno tuvo éxito, los daños nunca se han acercado a los millones otorgados en el caso anterior de McDonald's.

Debajo de las demandas de café caliente muy publicitadas, hay una variedad de reclamos aún más ridículos contra los restaurantes de comida rápida, desde reclamos dudosos de cadenas que engañan a los clientes, hasta argumentos de que un restaurante permitió que alguien comiera algo que realmente no debería. Aquí están cinco de los más notables de los últimos años.

Starbucks es demandado por poner hielo en bebidas heladas

Luego de un caso en el que se quejó de que Starbucks no llenó sus bebidas calientes hasta arriba, la cadena de café recibió dos casos más contra sus bebidas heladas. Ambos casos argumentaron que debido a que Starbucks puso hielo en sus bebidas de té y café helado, los clientes no estaban recibiendo el volumen completo de café por el que habían pagado (ejemplo: un café Venti helado de 24 onzas podría tener solo 14 onzas de café, sin contar el hielo).

Un caso aún está pendiente, mientras que el otro recibió una paliza de un juez de California que claramente repasó la mecánica de las bebidas frías a través de videos de entrenamiento de comida rápida de los 80.

Si los niños han descubierto que incluir hielo en una bebida fría disminuye la cantidad de líquido que recibirán, el tribunal no tiene ninguna dificultad en concluir que un consumidor razonable no se dejaría engañar al pensar que cuando piden un té helado, la bebida que reciben incluirá tanto hielo como té y eso para un tamaño de taza determinado.

Hombre demanda a Papa John's por enviarle demasiados mensajes de texto

Jonathan Anozie, residente de Beverly Hills, lleva a la cadena de pizzerías Papa John's a los tribunales por enviarle mensajes de texto con demasiadas ofertas de pizzas a través de un sistema de marketing automatizado. Este caso puede ser legalmente válido: debido a que Anozie envió un mensaje de texto con la palabra “STOP” al sistema de texto automático y los mensajes seguían llegando, la práctica podría ser una violación de la Ley de Protección al Consumidor Telefónico. La presentación judicial argumentó que los textos hacen que Anozie "sufra una cantidad significativa de ansiedad, frustración y molestia". El caso no se ha resuelto y Anozie pide 500 dólares por mensaje de texto recibido.

Pareja demanda a Burger King por $ 17

Después de que se les cobrara doble por una comida en Burger King, la pareja de Pensilvania Doug y Patty Wargo (con razón) exigieron un reembolso. Si bien la tienda estuvo de acuerdo, no se cumplió, por lo que llevaron a Burger King a la corte de reclamos menores. Inmediatamente recibieron su reembolso de $ 17.35, pero luego exigieron que Burger King cubriera sus honorarios judiciales, un juez acordó, sin importar que toda la situación probablemente podría haberse resuelto con algunos tweets enojados o publicaciones de Facebook dirigidas a Burger King.

Hombre demanda a Popeye por darle un spork en lugar de un cuchillo

En 2016, un hombre de Mississippi afirmó que se atragantó con un trozo de pollo frito de Popeye porque su pedido para el servicio de autoservicio venía con un tenedor, pero sin cuchillo. El hombre tuvo que someterse a una cirugía de emergencia para sacar el pollo de su garganta, lo cual es desafortunado, pero parece justo decir que había innumerables soluciones al enigma de no usar cuchillo, desde regresar a Popeye's para obtener un cuchillo o simplemente tomarlo. bocados más pequeños.

Subway es demandada por sándwiches de 11 pulgadas

Quizás en una de las demandas más duraderas, un hombre australiano publicó una foto de un metro de largo junto a una regla, que mostraba que el sándwich tenía solo 11 pulgadas de largo. Esto llevó a dos hombres de Nueva Jersey a llevar a los tribunales al campeón estadounidense número uno del sistema imperial orientado a los sándwiches, mientras se convertía en una bola de nieve en una demanda colectiva de 10 personas.

Eventualmente ganaron unos miserables $ 500 cada uno (más los honorarios legales), pero la disputa legal no terminó ahí. Subway llevó el caso a un tribunal de apelaciones, exigiendo que se desestimara como una demanda frívola, y dijo que la compañía había prometido solucionar sus problemas de longitud de sándwich en 2013, cuando el problema salió a la luz por primera vez.

Menciones honoríficas

Las cadenas de comida rápida no son el único objetivo de las demandas; aquí hay algunos ejemplos de otras partes del mundo de los restaurantes.


Las cinco demandas más insignificantes contra las cadenas de comida rápida

Las demandas contra los restaurantes de comida rápida se han vuelto relativamente comunes desde un caso infame de 1993 en el que una mujer demandó a McDonald's y ganó $ 2.86 millones después de derramarse café caliente casi hirviendo sobre ella misma. (Dadas sus lesiones bastante importantes, el caso en realidad tenía mucho más mérito de lo que sugeriría esa descripción).

Desde entonces, Starbucks ha estado en el extremo receptor de demandas similares de café caliente; solo en los últimos dos años, dos demandantes separados han culpado de las lesiones a las tapas defectuosas del café Starbucks. Aunque uno tuvo éxito, los daños nunca se han acercado a los millones otorgados en el caso anterior de McDonald's.

Debajo de las demandas de café caliente muy publicitadas, hay una variedad de reclamos aún más ridículos contra los restaurantes de comida rápida, desde reclamos dudosos de cadenas que engañan a los clientes, hasta argumentos de que un restaurante permitió que alguien comiera algo que realmente no debería. Aquí están cinco de los más notables de los últimos años.

Starbucks es demandado por poner hielo en bebidas heladas

Luego de un caso en el que se quejó de que Starbucks no llenó sus bebidas calientes hasta arriba, la cadena de café recibió dos casos más contra sus bebidas heladas. Ambos casos argumentaron que debido a que Starbucks puso hielo en sus bebidas de té y café helado, los clientes no estaban recibiendo el volumen completo de café por el que habían pagado (ejemplo: un café Venti helado de 24 onzas podría tener solo 14 onzas de café, sin contar el hielo).

Un caso aún está pendiente, mientras que el otro recibió una paliza de un juez de California que claramente repasó la mecánica de las bebidas frías a través de videos de entrenamiento de comida rápida de los 80.

Si los niños han descubierto que incluir hielo en una bebida fría disminuye la cantidad de líquido que recibirán, el tribunal no tiene ninguna dificultad en concluir que un consumidor razonable no se dejaría engañar al pensar que cuando piden un té helado, la bebida que reciben incluirá tanto hielo como té y eso para un tamaño de taza determinado.

Hombre demanda a Papa John's por enviarle demasiados mensajes de texto

Jonathan Anozie, residente de Beverly Hills, lleva a la cadena de pizzerías Papa John's a los tribunales por enviarle mensajes de texto con demasiadas ofertas de pizzas a través de un sistema de marketing automatizado. Este caso puede ser legalmente válido: debido a que Anozie envió un mensaje de texto con la palabra “STOP” al sistema de texto automático y los mensajes seguían llegando, la práctica podría ser una violación de la Ley de Protección al Consumidor Telefónico. La presentación judicial argumentó que los textos hacen que Anozie "sufra una cantidad significativa de ansiedad, frustración y molestia". El caso no se ha resuelto y Anozie pide 500 dólares por mensaje de texto recibido.

Pareja demanda a Burger King por $ 17

Después de que se les cobrara doble por una comida en Burger King, la pareja de Pensilvania Doug y Patty Wargo (con razón) exigieron un reembolso. Si bien la tienda estuvo de acuerdo, no se cumplió, por lo que llevaron a Burger King a la corte de reclamos menores. Inmediatamente recibieron su reembolso de $ 17.35, pero luego exigieron que Burger King cubriera sus honorarios judiciales, un juez acordó, sin importar que toda la situación probablemente podría haberse resuelto con algunos tweets enojados o publicaciones de Facebook dirigidas a Burger King.

Hombre demanda a Popeye por darle un spork en lugar de un cuchillo

En 2016, un hombre de Mississippi afirmó que se atragantó con un trozo de pollo frito de Popeye porque su pedido para el servicio de autoservicio venía con un tenedor, pero sin cuchillo. El hombre tuvo que someterse a una cirugía de emergencia para sacar el pollo de su garganta, lo cual es desafortunado, pero parece justo decir que había innumerables soluciones al enigma de no usar cuchillo, desde regresar a Popeye's para obtener un cuchillo o simplemente tomarlo. bocados más pequeños.

Subway es demandada por sándwiches de 11 pulgadas

Quizás en una de las demandas más duraderas, un hombre australiano publicó una foto de un metro de largo junto a una regla, que mostraba que el sándwich tenía solo 11 pulgadas de largo. Esto llevó a dos hombres de Nueva Jersey a llevar a los tribunales al campeón estadounidense número uno del sistema imperial orientado a los sándwiches, mientras se convertía en una bola de nieve en una demanda colectiva de 10 personas.

Eventualmente ganaron unos miserables $ 500 cada uno (más los honorarios legales), pero la disputa legal no terminó ahí. Subway llevó el caso a un tribunal de apelaciones, exigiendo que se desestimara como una demanda frívola, y dijo que la compañía había prometido solucionar sus problemas de longitud de sándwich en 2013, cuando el problema salió a la luz por primera vez.

Menciones honoríficas

Las cadenas de comida rápida no son el único objetivo de las demandas; aquí hay algunos ejemplos de otras partes del mundo de los restaurantes.


Las cinco demandas más insignificantes contra las cadenas de comida rápida

Las demandas contra los restaurantes de comida rápida se han vuelto relativamente comunes desde un infame caso de 1993 en el que una mujer demandó a McDonald's y ganó $ 2.86 millones después de derramarse café caliente casi hirviendo sobre ella. (Dadas sus heridas bastante importantes, el caso en realidad tenía mucho más mérito de lo que sugeriría esa descripción).

Desde entonces, Starbucks ha estado en el extremo receptor de demandas similares de café caliente; solo en los últimos dos años, dos demandantes separados han culpado de las lesiones a las tapas defectuosas del café Starbucks. Aunque uno tuvo éxito, los daños nunca se han acercado a los millones otorgados en el caso anterior de McDonald's.

Debajo de las demandas de café caliente muy publicitadas, hay una variedad de reclamos aún más ridículos contra los restaurantes de comida rápida, desde reclamos dudosos de cadenas que engañan a los clientes, hasta argumentos de que un restaurante permitió que alguien comiera algo que realmente no debería. A continuación, se muestran cinco de los más notables de los últimos años.

Starbucks es demandado por poner hielo en bebidas heladas

Después de un caso en el que se quejó de que Starbucks no llenó sus bebidas calientes hasta arriba, la cadena de café recibió dos casos más contra sus bebidas heladas. Ambos casos argumentaron que debido a que Starbucks puso hielo en sus bebidas de té y café helado, los clientes no estaban recibiendo el volumen completo de café por el que habían pagado (ejemplo: un café Venti helado de 24 onzas podría tener solo 14 onzas de café, sin contar el hielo).

Un caso aún está pendiente, mientras que el otro recibió una paliza de un juez de California que claramente repasó la mecánica de las bebidas frías a través de videos de entrenamiento de comida rápida de los 80.

Si los niños han descubierto que incluir hielo en una bebida fría disminuye la cantidad de líquido que recibirán, el tribunal no tiene ninguna dificultad en concluir que un consumidor razonable no se dejaría engañar al pensar que cuando piden un té helado, la bebida que reciben incluirá tanto hielo como té y eso para un tamaño de taza determinado.

Hombre demanda a Papa John's por enviarle demasiados mensajes de texto

Jonathan Anozie, residente de Beverly Hills, lleva a la cadena de pizzerías Papa John's a los tribunales por enviarle mensajes de texto con demasiadas ofertas de pizzas a través de un sistema de marketing automatizado. Este caso puede ser legalmente válido: debido a que Anozie envió un mensaje de texto con la palabra "STOP" al sistema de texto automático y los mensajes seguían llegando, la práctica podría ser una violación de la Ley de Protección al Consumidor Telefónico. La presentación judicial argumentó que los textos hacen que Anozie "sufra una cantidad significativa de ansiedad, frustración y molestia". El caso no se ha resuelto y Anozie pide 500 dólares por mensaje de texto recibido.

Couple Sues Burger King for $17

After being double-charged for a meal at Burger King, Pennsylvania couple Doug and Patty Wargo (rightfully) demanded a refund. While the store agreed, it didn’t come through, so they took Burger King to small claims court. They promptly received their $17.35 refund, but then demanded that Burger King cover their court fees a judge agreed — never mind that the whole situation could probably have been resolved with some angry tweets or Facebook posts directed at Burger King.

Man Sues Popeye’s for Giving Him a Spork Instead of a Knife

In 2016, a Mississippi man claimed that he choked on a piece of Popeye’s fried chicken because his drive-thru order came with a spork, but no knife. The man had to undergo emergency surgery to get the chicken out of his throat, which is unfortunate — but it seems fair to say there were myriad solutions to the no-knife conundrum, from going back to Popeye’s to get a knife, or just taking smaller bites.

Subway Gets Sued Over 11-Inch Sandwiches

In perhaps one of the longest-running lawsuits, an Australian man posted a picture of a Subway footlong next to a ruler, showing the sandwich to be only 11 inches long. This led two New Jersey men to take America’s number one sandwich-oriented champion of the Imperial system to court, as it snowballed into a 10-person class action.

They eventually won a paltry $500 each (plus legal fees), but the legal wrangling didn’t end there. Subway took the case to an appeals court, demanding it be dismissed as a frivolous lawsuit, saying that the company had promised to fix its sandwich-length issues in 2013, when the issue first came to light.

Menciones honoríficas

Fast-food chains aren’t the only target for lawsuits — here are some examples from elsewhere in the restaurant world.


The Five Pettiest Lawsuits Against Fast-Food Chains

Lawsuits against fast-food restaurants have become relatively common since an infamous 1993 case where a woman sued McDonald’s and won $2.86 million after spilling nearly-boiling hot coffee on herself. (Given her fairly major injuries, the case actually had a lot more merit than that description would suggest.)

Since then, Starbucks has been on the receiving end of similar hot coffee lawsuits — in the last two years alone, two separate plaintiffs have blamed injuries on faulty lids on Starbucks coffee. Although one was successful, the damages have never come close to the millions awarded in the older McDonald’s case.

Below the well-publicized hot coffee lawsuits there’s a whole sub-strain of even more ridiculous claims against fast-food restaurants, from dubious claims of chains misleading customers, to arguments that a restaurant allowed someone to eat something they really shouldn’t. Here are five of the most notable from recent years.

Starbucks Gets Sued for Putting Ice in Iced Drinks

Following a case complaining that Starbucks did not fill its hot drinks all the way to the top, the coffee chain received two more cases against its iced drinks. Both cases argued that because Starbucks put ice in its iced tea and coffee beverages, customers weren’t receiving the full volume of coffee they had paid for (example: a 24-ounce Venti iced coffee might have only 14 ounces of coffee, not counting the ice).

One case is still pending, while the other received a smackdown from a California judge who clearly brushed up on the mechanics of cold drinks via ‘80s fast-food training videos.

If children have figured out that including ice in a cold beverage decreases the amount of liquid they will receive, the court has no difficulty concluding that a reasonable consumer would not be deceived into thinking that when they order an iced tea, that the drink they receive will include both ice and tea and that for a given size cup.

Man Sues Papa John’s for Texting Him Too Much

Beverly Hills resident Jonathan Anozie is taking pizza chain Papa John’s to court for texting him too many pizza offers via an automated marketing system. This case may be legally valid: Because Anozie texted “STOP” to the robo-text system and the messages kept coming, the practice could be a violation of the Telephone Consumer Protection Act. The court filing argued the texts cause Anozie “to suffer a significant amount of anxiety, frustration, and annoyance.” The case hasn’t been resolved, and Anozie is asking for $500 per text received.

Couple Sues Burger King for $17

After being double-charged for a meal at Burger King, Pennsylvania couple Doug and Patty Wargo (rightfully) demanded a refund. While the store agreed, it didn’t come through, so they took Burger King to small claims court. They promptly received their $17.35 refund, but then demanded that Burger King cover their court fees a judge agreed — never mind that the whole situation could probably have been resolved with some angry tweets or Facebook posts directed at Burger King.

Man Sues Popeye’s for Giving Him a Spork Instead of a Knife

In 2016, a Mississippi man claimed that he choked on a piece of Popeye’s fried chicken because his drive-thru order came with a spork, but no knife. The man had to undergo emergency surgery to get the chicken out of his throat, which is unfortunate — but it seems fair to say there were myriad solutions to the no-knife conundrum, from going back to Popeye’s to get a knife, or just taking smaller bites.

Subway Gets Sued Over 11-Inch Sandwiches

In perhaps one of the longest-running lawsuits, an Australian man posted a picture of a Subway footlong next to a ruler, showing the sandwich to be only 11 inches long. This led two New Jersey men to take America’s number one sandwich-oriented champion of the Imperial system to court, as it snowballed into a 10-person class action.

They eventually won a paltry $500 each (plus legal fees), but the legal wrangling didn’t end there. Subway took the case to an appeals court, demanding it be dismissed as a frivolous lawsuit, saying that the company had promised to fix its sandwich-length issues in 2013, when the issue first came to light.

Menciones honoríficas

Fast-food chains aren’t the only target for lawsuits — here are some examples from elsewhere in the restaurant world.


The Five Pettiest Lawsuits Against Fast-Food Chains

Lawsuits against fast-food restaurants have become relatively common since an infamous 1993 case where a woman sued McDonald’s and won $2.86 million after spilling nearly-boiling hot coffee on herself. (Given her fairly major injuries, the case actually had a lot more merit than that description would suggest.)

Since then, Starbucks has been on the receiving end of similar hot coffee lawsuits — in the last two years alone, two separate plaintiffs have blamed injuries on faulty lids on Starbucks coffee. Although one was successful, the damages have never come close to the millions awarded in the older McDonald’s case.

Below the well-publicized hot coffee lawsuits there’s a whole sub-strain of even more ridiculous claims against fast-food restaurants, from dubious claims of chains misleading customers, to arguments that a restaurant allowed someone to eat something they really shouldn’t. Here are five of the most notable from recent years.

Starbucks Gets Sued for Putting Ice in Iced Drinks

Following a case complaining that Starbucks did not fill its hot drinks all the way to the top, the coffee chain received two more cases against its iced drinks. Both cases argued that because Starbucks put ice in its iced tea and coffee beverages, customers weren’t receiving the full volume of coffee they had paid for (example: a 24-ounce Venti iced coffee might have only 14 ounces of coffee, not counting the ice).

One case is still pending, while the other received a smackdown from a California judge who clearly brushed up on the mechanics of cold drinks via ‘80s fast-food training videos.

If children have figured out that including ice in a cold beverage decreases the amount of liquid they will receive, the court has no difficulty concluding that a reasonable consumer would not be deceived into thinking that when they order an iced tea, that the drink they receive will include both ice and tea and that for a given size cup.

Man Sues Papa John’s for Texting Him Too Much

Beverly Hills resident Jonathan Anozie is taking pizza chain Papa John’s to court for texting him too many pizza offers via an automated marketing system. This case may be legally valid: Because Anozie texted “STOP” to the robo-text system and the messages kept coming, the practice could be a violation of the Telephone Consumer Protection Act. The court filing argued the texts cause Anozie “to suffer a significant amount of anxiety, frustration, and annoyance.” The case hasn’t been resolved, and Anozie is asking for $500 per text received.

Couple Sues Burger King for $17

After being double-charged for a meal at Burger King, Pennsylvania couple Doug and Patty Wargo (rightfully) demanded a refund. While the store agreed, it didn’t come through, so they took Burger King to small claims court. They promptly received their $17.35 refund, but then demanded that Burger King cover their court fees a judge agreed — never mind that the whole situation could probably have been resolved with some angry tweets or Facebook posts directed at Burger King.

Man Sues Popeye’s for Giving Him a Spork Instead of a Knife

In 2016, a Mississippi man claimed that he choked on a piece of Popeye’s fried chicken because his drive-thru order came with a spork, but no knife. The man had to undergo emergency surgery to get the chicken out of his throat, which is unfortunate — but it seems fair to say there were myriad solutions to the no-knife conundrum, from going back to Popeye’s to get a knife, or just taking smaller bites.

Subway Gets Sued Over 11-Inch Sandwiches

In perhaps one of the longest-running lawsuits, an Australian man posted a picture of a Subway footlong next to a ruler, showing the sandwich to be only 11 inches long. This led two New Jersey men to take America’s number one sandwich-oriented champion of the Imperial system to court, as it snowballed into a 10-person class action.

They eventually won a paltry $500 each (plus legal fees), but the legal wrangling didn’t end there. Subway took the case to an appeals court, demanding it be dismissed as a frivolous lawsuit, saying that the company had promised to fix its sandwich-length issues in 2013, when the issue first came to light.

Menciones honoríficas

Fast-food chains aren’t the only target for lawsuits — here are some examples from elsewhere in the restaurant world.


The Five Pettiest Lawsuits Against Fast-Food Chains

Lawsuits against fast-food restaurants have become relatively common since an infamous 1993 case where a woman sued McDonald’s and won $2.86 million after spilling nearly-boiling hot coffee on herself. (Given her fairly major injuries, the case actually had a lot more merit than that description would suggest.)

Since then, Starbucks has been on the receiving end of similar hot coffee lawsuits — in the last two years alone, two separate plaintiffs have blamed injuries on faulty lids on Starbucks coffee. Although one was successful, the damages have never come close to the millions awarded in the older McDonald’s case.

Below the well-publicized hot coffee lawsuits there’s a whole sub-strain of even more ridiculous claims against fast-food restaurants, from dubious claims of chains misleading customers, to arguments that a restaurant allowed someone to eat something they really shouldn’t. Here are five of the most notable from recent years.

Starbucks Gets Sued for Putting Ice in Iced Drinks

Following a case complaining that Starbucks did not fill its hot drinks all the way to the top, the coffee chain received two more cases against its iced drinks. Both cases argued that because Starbucks put ice in its iced tea and coffee beverages, customers weren’t receiving the full volume of coffee they had paid for (example: a 24-ounce Venti iced coffee might have only 14 ounces of coffee, not counting the ice).

One case is still pending, while the other received a smackdown from a California judge who clearly brushed up on the mechanics of cold drinks via ‘80s fast-food training videos.

If children have figured out that including ice in a cold beverage decreases the amount of liquid they will receive, the court has no difficulty concluding that a reasonable consumer would not be deceived into thinking that when they order an iced tea, that the drink they receive will include both ice and tea and that for a given size cup.

Man Sues Papa John’s for Texting Him Too Much

Beverly Hills resident Jonathan Anozie is taking pizza chain Papa John’s to court for texting him too many pizza offers via an automated marketing system. This case may be legally valid: Because Anozie texted “STOP” to the robo-text system and the messages kept coming, the practice could be a violation of the Telephone Consumer Protection Act. The court filing argued the texts cause Anozie “to suffer a significant amount of anxiety, frustration, and annoyance.” The case hasn’t been resolved, and Anozie is asking for $500 per text received.

Couple Sues Burger King for $17

After being double-charged for a meal at Burger King, Pennsylvania couple Doug and Patty Wargo (rightfully) demanded a refund. While the store agreed, it didn’t come through, so they took Burger King to small claims court. They promptly received their $17.35 refund, but then demanded that Burger King cover their court fees a judge agreed — never mind that the whole situation could probably have been resolved with some angry tweets or Facebook posts directed at Burger King.

Man Sues Popeye’s for Giving Him a Spork Instead of a Knife

In 2016, a Mississippi man claimed that he choked on a piece of Popeye’s fried chicken because his drive-thru order came with a spork, but no knife. The man had to undergo emergency surgery to get the chicken out of his throat, which is unfortunate — but it seems fair to say there were myriad solutions to the no-knife conundrum, from going back to Popeye’s to get a knife, or just taking smaller bites.

Subway Gets Sued Over 11-Inch Sandwiches

In perhaps one of the longest-running lawsuits, an Australian man posted a picture of a Subway footlong next to a ruler, showing the sandwich to be only 11 inches long. This led two New Jersey men to take America’s number one sandwich-oriented champion of the Imperial system to court, as it snowballed into a 10-person class action.

They eventually won a paltry $500 each (plus legal fees), but the legal wrangling didn’t end there. Subway took the case to an appeals court, demanding it be dismissed as a frivolous lawsuit, saying that the company had promised to fix its sandwich-length issues in 2013, when the issue first came to light.

Menciones honoríficas

Fast-food chains aren’t the only target for lawsuits — here are some examples from elsewhere in the restaurant world.



Comentarios:

  1. Torr

    Está usted equivocado. Ingrese lo discutiremos. Escríbeme en PM, lo manejaremos.

  2. Akik

    Bravo, no te equivocas :)

  3. Marlow

    Pido disculpas por interferir, pero necesito un poco más de información.

  4. Seb

    Sé cómo actuar, escribe en personal.

  5. Akiran

    Puedo sugerirle visitarle un sitio, con una gran cantidad de artículos sobre un tema interesante de usted.

  6. Dietrich

    ¡Sólo! ¡Él!

  7. Sheffield

    Te felicito, el pensamiento simplemente brillante te ha visitado



Escribe un mensaje