Nuevas recetas

Presentación de diapositivas de las personas más geniales en alimentos

Presentación de diapositivas de las personas más geniales en alimentos



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Jane Bruce

¿Qué tipo de hombre podría hacer que los Crocs naranjas parezcan geniales? El mismo chico que es un invitado habitual en Tarde en la noche con Jimmy Fallon, abrió una mega tienda italiana de alta gama en el medio de Manhattan (y tiene planes de abrir algunas más), y viajó por España en un descapotable con Gwyneth Paltrow para la televisión (y le pagaron por hacerlo). Batali también obtiene puntos agregados a su factor genial por ser receptivo en Twitter, saber cómo divertirse, poner Neutral Milk Hotel y X en la lista de reproducción en Babbo, y siendo una estrella de la televisión culinaria que pone su dinero donde está su boca, siendo dueño de potencias de restaurantes como Del Posto (el primer restaurante italiano en 36 años en contar con cuatro estrellas de The New York Times), Babbo y Osteria Mozza.

Mario Batali, Chef-Restaurador, Personalidad de los Medios

Jane Bruce

¿Qué tipo de hombre podría hacer que los Crocs naranjas parezcan geniales? El mismo chico que es un invitado habitual en Tarde en la noche con Jimmy Fallon, abrió una mega tienda italiana de alta gama en el medio de Manhattan (y tiene planes de abrir algunas más), y viajó por España en un descapotable con Gwyneth Paltrow para televisión (y le pagaron por hacerlo). Batali también obtiene puntos agregados a su factor genial por ser receptivo en Twitter, saber cómo divertirse, poner Neutral Milk Hotel y X en la lista de reproducción en Babbo, y siendo una estrella de televisión culinaria que pone su dinero donde está su boca, siendo dueño de potencias de restaurantes como Del Posto (el primer restaurante italiano en 36 años en contar con cuatro estrellas de The New York Times), Babbo y Osteria Mozza.

John Besh, chef restaurador y activista

Por poco convincente que parezca, John Besh es realmente genial porque le importa muchísimo. Besh es conocido por poner su corazón y alma en todo lo que hace, ya sea retribuir a Nueva Orleans a través de la Fundación John Besh, actuar como juez y mentor en El mejor chef, produciendo libros de cocina de primer nivel o desarrollando un nuevo concepto de restaurante, todo sin siquiera saltar y decir "¡Mírame, mírame!".

Les Blank, cineasta

Blank, con sede en Berkeley, ha realizado documentales durante más de 30 años. Muchos de estos son sobre música tradicional, desde el cajún zydeco hasta el violín de Blue Ridge Mountain y la polca polaco-estadounidense. Pero la música y la comida nunca están muy separadas en el visor de Blank; vea, por ejemplo, su evocación tan vívida que se puede probar de frijoles rojos y arroz en su Siempre por placer, un himno a la cultura de Nueva Orleans, y cuando se centra en cuestiones culinarias, como en el clásico fragante El ajo es tan bueno como diez madres o la exuberante ¡Yum Yum Yum! Una muestra de cocina cajún y criolla, su pasión por la comida es inconfundible. Sin embargo, la película de comida más genial que ha hecho nunca fue Werner Herzog se come su zapato. El destacado director alemán de ese nombre había apostado al director de documentales Errol Morris a que nunca terminaría su película. Puertas del cieloy prometió comerse su zapato si lo hacía. La película de Blank muestra a Herzog cocinando dicho zapato, con ajo y hierbas, con la ayuda de Alice Waters en la cocina de Chez Panisse, luego comiendo valientemente. Guau.

April Bloomfield, chef y restauradora

¿Recuerda cuando la cocina británica era conocida por ser insípida y poco atractiva, y poner orejas de cerdo en un menú parecía una receta para el fracaso? La presión de abrir un restaurante en el West Village de Manhattan, con patrocinadores como Batali y Bono, podría haber sido suficiente para aplastar a cualquier chef, pero Bloomfield y su socio Ken Friedman lo lograron, lo que provocó una tendencia nacional de gastropubs de nariz a cola con El cerdo manchado. Después de nueve años, y habiendo añadido El Breslin y El bar de ostras de John Dory (que cerró y luego volvió a abrir en The Ace Hotel con elogios de la crítica) en su plato, es más probable que se vea a Bloomfield cocinando en la línea que haciendo apariciones en televisión. Y en caso de que se necesiten más pruebas de su frialdad, lee esta historia sobre la participación de Bloomfield en un TimesTalk durante el Festival de Comida y Vinos de la Ciudad de Nueva York 2011.

Daniel Boulud, chef y restaurador

Tres estrellas Michelin, cuatro estrellas de The New York Times, cuatro premios James Beard, el Chevalier de la Légion d'Honneur: si la frialdad se basara solo en premios y aclamaciones, Daniel Boulud estaría bajo cero. Olvida que casi todo lo que toca se convierte en oro, que él creó la hamburguesa rellena de foie gras y que su restaurante DBGB rinde homenaje al CBGB, un lugar punk muy extrañado. En un momento en el que la atención se ha alejado en gran medida de la cocina francesa, Boulud constantemente la hace relevante y lo hace de una manera que muestra por qué ser francés siempre significaba ser genial y tal vez debería volver a serlo.

Anthony Bourdain, chef, escritor, presentador de programas de televisión

Ha leído sus libros, lo ha visto en la televisión y es posible que incluso haya ido a la escuela culinaria o haya aceptado un trabajo como cocinera. porque de él. Es un cliché decirlo, pero Anthony Bourdain prácticamente vive el sueño. Como dice en la introducción de su programa, "Soy Anthony Bourdain. Escribo, viajo, como y tengo hambre de más". Y mientras que el acto de chico malo se ha vuelto un poco viejo, y el segundo espectáculo (La escala) parece más o menos igual que el primero, es difícil argumentar que Bourdain no es un tipo genial, o al menos alguien con quien te encantaría tomar una copa y una buena comida.

Frank Bruni, escritor

Durante su mandato de cinco años como crítico de restaurantes para The New York Times, Frank Bruni le dio la vuelta a los lectores y restauradores. Era divertido, mordaz, y en sus elecciones de revisión, estilo y alcance, siempre era evidente que no tenía miedo de ejercer audazmente el poder del puesto; se trataba de un crítico que, en una columna, probó suerte en las mesas de servicio, y en otra, visitó algunos de los lugares de comida rápida más épicos del país. Sus reseñas inspiraron un blog dedicado a las parodias de Bruni e incitaron a un restaurador de piel delgada a sacar un anuncio de página completa en The Times atacándolo, y Eater.com publicaba una función regular para perjudicar a sus estrellas. Y lo hizo todo mientras tenía un trastorno alimentario. Por muy buenas que puedan ser las reseñas de una línea estelar por columna de Sam Sifton, la posición no ha sido la misma desde que Bruni dejó el trabajo para convertirse en el primer columnista de opinión abiertamente gay del periódico.

David Chang, chef-restaurador, editor de revistas

En este punto, imaginar una escena culinaria de la ciudad de Nueva York sin David Chang parecería casi… bueno, antiestadounidense. Se podría hablar sobre la exageración y la actitud, la revista de comida (Lucky Peach) publicada con McSweeney's, el imperio en crecimiento, los bollos de cerdo, el ramen, la estética (considere la decoración de los restaurantes y el mural de graffiti fuera de Barra Ssäm), los sistemas de reserva en línea para comidas especiales, la atención al detalle (servicio y otros) y el hecho de que Chang mostró a una generación de chefs que se podía abrir una nueva clase de comida de calidad sin los manteles blancos. Podrías hablar de todo eso, pero te perderías la frescura central que lo inició todo: el hecho de que con su primer restaurante, Barra de fideos MomofukuChang puso todo en juego, todo ese cerdo, toda esa alma, y ​​el éxito o el fracaso, iba a hacerlo de la forma en que iba a hacerlo, los vegetarianos al diablo. Y él hizo.

Scott Conant, chef y presentador de televisión de Food Network

Sí, Scott Conant es genial. No porque fuera el Mejor Nuevo Chef de Alimentos y Vinos y, en general, se le considera uno de los pioneros de referencia contemporáneos en la escena gastronómica italiana de Estados Unidos. No porque aparezca con frecuencia en la televisión como juez en Food Network Cortado, y ciertamente no porque, como se reveló recientemente en ese programa, odia las cebollas rojas. Pero si lo sigues en Twitter, sabrás que es tan probable, si no más probable, que el chef retuitee a las personas que se burlan de él que alguien que le hace un cumplido. "Dios no permita que le des al todopoderoso Scott Conant una cebolla roja cruda. Él te desterrará a Choppedville". "¿Scott Conant diciendo que alguien tiene demasiado ego? Oh, la ironía". Cuando te sientes lo suficientemente cómodo contigo mismo como para amplificar las críticas de otras personas hacia ti, eres bastante bueno.

Ann Cooper, activista

Un título como "The Renegade Lunch Lady" no solo se da, se gana, y por una buena razón en este caso. Ann Cooper ha dedicado su vida a mejorar la calidad de los almuerzos escolares para los niños, así como a mejorar la relación de Estados Unidos con la alimentación, la agricultura y el bienestar y la salud en general. ¿Cuándo la pasión y la determinación imparables, especialmente cuando se encuentran con el éxito, no han representado a alguien digno de admirar? Cooper, autora y graduada del Culinary Institute of America, ha sido reconocida por publicaciones como The New Yorker, The New York Times y San Francisco Chronicle, y honrada por Slow Food USA por su trabajo. Al diablo con las políticas, la legislatura o las grandes corporaciones, es una mujer con una misión y por eso es increíblemente genial.

Chris Cosentino, Chef

Chris Cosentino es un ex patinador que sirve a los comensales en su repleto restaurante de San Francisco cosas como tartar de corazón y rigatoni de sangre de cerdo con manitas de cerdo. Tiene una tienda en el Ferry Building donde vende carnes curadas en casa, ha diseñado sus propios zapatos y ropa, y ha escrito un número de Glotón, en el que hace un cameo, que está programado para llegar a los puestos de cómics pronto. ¿Necesitamos decir más?

Robert Del Grande, Chef-Restaurador

De voz suave y amable, Del Grande llegó a Texas desde California con un doctorado. en bioquímica, se convirtió en uno de los mejores y más inteligentes chefs del "nuevo suroeste", y galvanizó la escena gastronómica de Houston con su Café Annie y luego el más informal Taco Milagro y el Café Express cadena. En el camino, comenzó a tocar la guitarra y a cantar con el chef Dean Fearing de Dallas, al principio de manera informal en habitaciones de hotel en eventos gastronómicos y luego con su banda, The Barbwires, compartiendo escenario con personas como Steve Winwood, Rodney Crowell y Richie Furay. Volviendo a sus raíces científicas, Del Grande ha elaborado recientemente, con el destilador Don Short, la primera ginebra hecha en Texas, llamada Roxor y aromatizada con botánicos texanos (¿pacanas, alguien?).

Dom DeMarco Sr., Pizzaiolo

En lo que respecta a la pizza de la ciudad de Nueva York, este hombre es una leyenda. Después de emigrar de Caserta, cerca de Nápoles, a la ciudad de Nueva York en 1959, DeMarco abrió Pizza Di Fara en Avenue J en Brooklyn y lo ha estado haciendo su camino, pastel a pastel, desde entonces. Las pizzas (masa estirada, salsa en cucharón, queso espolvoreado, un chorrito de aceite, tijeras de albahaca fresca) son todas hechas con amor por el tipo, cómo y cuando quiere, y babeadas por filas de lugareños y turistas al tanto. . Si no ha desafiado a las masas para probar un pastel de Di Fara, no tiene derecho a hablar de pizza.

John T. Edge, periodista, autor y educador

John T. Edge es la realeza geek-chic en lo que respecta a la industria alimentaria. Llevaba anteojos de montura gruesa mucho antes de que todos los hipster de Estados Unidos comenzaran a lucir un par, y su distintivo parche soul lo hace parecer más un profesor distinguido que un esnob literario pretencioso. A través de sus frecuentes contribuciones a publicaciones como The New York Times, Saveur y The Oxford American y su administración de Southern Foodways Alliance, Edge les da a los estadounidenses una razón para sentirse orgullosos de los alimentos que aman comer (ha escrito libros completos dedicados a pollo frito, pastel de manzana y hamburguesas y papas fritas). Los fanáticos de Edge y su trabajo saben que una de las cosas más geniales de él es su estilo de escritura: tiene una habilidad asombrosa no solo para hacer que el lector sienta que está sentado a la mesa con él, sino también para compartir su innegable pasión por la comida y la cultura sobre la que escribe.

Susan Feniger, chef y restauradora

Mejor conocido por el público de televisión y los compradores de libros de cocina como uno de los dos tamales calientes, con su colega Mary Sue Milliken, su colaboradora en el Border Grill restaurantes en Los Ángeles y Las Vegas - Feniger es un experto líder en cocina mexicana y latinoamericana y en comida callejera internacional. También es una personalidad exuberante (intenta encontrar una foto de ella en la que no se ría o al menos sonríe ampliamente) con una magnífica melena de cabello y muchos aretes, que una vez reveló que su héroe de la infancia era el legendario atleta Jim Thorpe. Funciona para nosotros.

Aaron Franklin, maestro de boxes

Cuando preparas una barbacoa tan buena que la gente empieza a hacer fila para ella a las 9:30 de la mañana, tienes calor. Cuando abre solo para el almuerzo y cierra cuando se acaba la comida que ha preparado, es un buen hombre de negocios. Cuando tienes una cuenta de Twitter que puede hacer algo como Barbecue_Jesus, eres listo. Cuando te mencionan al mismo tiempo que leyendas de Hill Country como De Smitty y De Kreuz como parte de la élite de la barbacoa de Estados Unidos, está en una buena racha. Y cuando las carnes que fumas vuelvan a ser nombrado los mejor asado del país, bueno ... ya entiendes.

Jonathan Gold, periodista y autor

En esencia, un chico genial es alguien que sabe quién es y usa sus fortalezas lo mejor que puede. Entonces, ¿quién es más genial que un tipo que, a pesar de ganar un premio Pulitzer por sus críticas gastronómicas (así como innumerables otros premios y reconocimientos), continúa usando su influencia para arrojar luz sobre los pequeños restaurantes familiares en Los Ángeles? Ángeles? Gold, quien recientemente dejó LA Weekly para el lienzo más grande de Los Angeles Times, puede escribir una columna vibrante y cautivadora sobre un excelente restaurante tailandés en un centro comercial ubicado en medio de la nada y, como resultado, hacer que multitudes de angelinos se aventuren allí. por una comida.

Christopher Hirsheimer y Melissa Hamilton, escritores gastronómicos, estilistas, fotógrafos y editores

Christopher Hirsheimer, nacido en California (a la derecha), la Sra. Hirsheimer para usted, ha vivido en Australia, Hawái e Illinois y ha sido restaurador, chef corporativo, proveedor de servicios de catering, estilista de alimentos, editor de una revista (Saveur) y sobre todo, una fotógrafa de alimentos revolucionaria, ahora ampliamente imitada por sus imágenes accesibles, sensuales y de aspecto natural. Melissa Hamilton (izquierda), nativa de Nueva Jersey, una vez dirigió la cocina de prueba en Saveur y antes de eso fue la cofundadora y chef ejecutiva de la popular cocina de su padre. Sala de parrilla de Hamilton en Lambertville, N.J. Hoy, los dos colaboran en la serie única de libros de cocina periódicos de Canal House y crean almuerzos maravillosos todos los días (solo para ellos, por desgracia, aunque están trabajando en un libro para compartir sus recetas) en su estudio junto al canal de Nueva Jersey. Definitivamente lo hacen a su manera, y de manera hermosa.

Johnny Iuzzini, pastelero

El público en general vio por primera vez a esta estrella del rock pastelero cuando apareció como juez en Postres del mejor chef, pero los neoyorquinos lo conocían durante mucho tiempo a través de sus períodos de alto perfil en Daniel (dos veces) y luego Jean Georges. Este "chico dough" se parece más a un rompecorazones de los 50 que a un pastelero moderno, una imagen de sus patillas rockabilly, tatuajes tecnicolor y pasión por montando motos no hagas nada para contrarrestar.

Stephanie Izard, chef restauradora

Algunos chefs podrían empezar a pensar que serían geniales si se convirtieran en la primera mujer en ganar. El mejor chef; otros pueden tener una idea cuando una publicación aclamada a nivel nacional como Saveur eligió su restaurante para ser el foco de la primera reseña de restaurantes a gran escala de la revista (y es brillante, además); o tal vez una nominación a James Beard como Mejor Restaurante Nuevo lo haría. Apostaríamos que su factor genial no se le ha ocurrido a Izard en absoluto. Ella simplemente mantiene la cabeza gacha y hace una comida excelente y eso es lo más genial que se pone.

Thomas Keller, chef-restaurador

Lo mejor de Thomas Keller es que claramente está haciendo exactamente lo que se supone que debe hacer: nació para ser chef y ha dedicó su vida para convertirse en uno de los mejores de la historia. A diferencia de algunos de sus colegas, que pueden haber comenzado su vida como músicos o científicos o algo así, Keller ha estado trabajando en cocinas durante el tiempo que legalmente pudo trabajar, y su inquebrantable sentido de concentración y motivación ha definido su carrera sin precedentes. . Normalmente, los perfeccionistas ambiciosos como él son conocidos por ser jefes intolerables, pero una y otra vez, cuando los chefs emergentes dejan sus cocinas para salir por su cuenta y lograr el éxito, nunca olvidan agradecer a Keller por brindar inspiración como maestro y un amigo, recordando al público lo genial que es.

Lee Jones, granjero

¿Cuántas personas pueden llevar pajarita? Bien, entonces, ¿cuántas personas pueden quitarse una pajarita y un mono? Solo uno que conocemos: el granjero Lee Jones (como le gusta que le llamen). Pero olvídese de las calificaciones de vestuario y solo considere lo que representa Jones: The Chef’s Garden. En la década de 1980, después de perder una parte significativa de sus cultivos a causa de una tormenta de granizo, Bob Jones y sus hijos, Lee y Bob, decidieron replantar no con cultivos convencionales, sino con verduras, hierbas, microverduras y flores comestibles especiales y excepcionales. para satisfacer las necesidades de los chefs estadounidenses, no en un exuberante valle de California, sino en Huron, Ohio. Farmer Lee mantiene la tradición familiar.

Pat LaFrieda, carnicero

En una ciudad obsesionada con las hamburguesas, Pat LaFrieda es el hombre al que generalmente se le atribuye haberlas revolucionado. No muchos proveedores de carne reciben elogios en las reseñas de restaurantes, pero en la reseña de restaurantes de Frank Bruni de 2009 de Taberna Minetta, Pat lo hizo, y la Black Label Burger (rib-eye, short rib, pechuga y bistec de falda) que ayudó a desarrollar con los chefs Riad Nasr y Lee Hanson no fue una pequeña parte de ella, aunque su famosa côte de boeuf también ayudó. Por seguir su propia visión y curiosidad contra la sabiduría convencional ("¡No se convierte la carne de res añejada en una hamburguesa!"), Ser una persona genuina que no ha dejado que la atención se le subiera a la cabeza y llevar adelante un negocio familiar. co-fundado por su abuelo en 1922 - hay una calle en el Meatpacking District de Manhattan que lleva el nombre de la familia - Pat LaFrieda debe ser conocido como uno de los tipos más geniales en comida.

Anita Lo, chef restauradora

Cuando su restaurante Annisa (que había recibido dos estrellas de The New York Times) fue destruida por un incendio en 2009, Lo volvió a abrir el restaurante al año siguiente y posteriormente recibió otra reseña de dos estrellas. Es reservada por naturaleza, tímida y concentrada, pero la pasión de Lo se manifiesta en su comida y en su espíritu competitivo. Ella luchó ferozmente junto a un elenco de sus compañeros (en su mayoría hombres) en la primera temporada de Maestros de los mejores chefs y vencer a Mario Batali en "Battle Mushrooms" en Iron Chef America en 2005, convirtiéndose en el primer retador en derrotar a un Iron Chef en la historia de la serie.

Tim Love, chef

Algunos de los mejores chefs han probado suerte en la ciudad de Nueva York y han fracasado. Con el puesto de avanzada en Manhattan de su restaurante de Fort Worth Bistro occidental Lonesome DoveLove lo sacó todo y no lo logró. Pero por mucho que los neoyorquinos no quieran escuchar esto, Gotham no es el centro del universo. Y en su Texas natal, donde ha abierto varios restaurantes de éxito, el universo de Tim Love sigue expandiéndose. Más recientemente ha lanzado Ahumadero de leñera, también en Fort Worth, donde los hoyos y hogares queman mezquite, nogal, roble y nuez, y la comida incluye pimientos del piquillo rellenos de pechuga, shin de res ahumado de 16 horas para cuatro y "el animal de hoy" con una variedad de salsas caseras. Claro, es un buen chico que hace todo lo de "Vamos a beber tequila en una demostración matutina", pero es un buen tipo, un verdadero tipo y un gran cocinero.

Harold McGee, autor y científico

¿Cómo se convirtió un ex instructor de literatura en Yale en una de las principales autoridades mundiales en la ciencia de los alimentos? A través de un fuerte sentido de la curiosidad, mucho sentido común y un intelecto vivo. A través de su primer libro, Sobre comida y cocina, y otros escritos, ha galvanizado a chefs de todo el mundo con su charla sencilla y su lucha contra los mitos. Chefs como Heston Blumenthal y Ferran Adrià lo saludan y los científicos con formación formal lo tratan como a un compañero.

Masaharu Morimoto, chef-restaurador, personalidad de los medios

Morimoto es genial por razones obvias; su récord de victorias / empates / derrotas en Iron Chef America(16-7-1), su línea de cervezas y su estilo original de cocina y su estilo de presentación súper creativo son bastante impresionantes. Pero además de su éxito como chef, restaurador y hombre de negocios, Morimoto personifica la frialdad en su comportamiento y sentido de la fantasía. ¿Quién más se le ocurriría crear un ahumador de salmón con hielo durante el calor de un Cocinero de hierro ¿batalla?

Nathan Myhrvold, científico, inventor y autor

Este caballero tiene algunos currículum: Después de trabajar en Microsoft durante 14 años como director de tecnología, Myhrvold decidió probarse un nuevo sombrero de talla: un toque de chef, más específicamente. Maestro chef francés, se especializó un poco en barbacoa antes de escribir el coloso literario de 2011, Cocina modernista, donde explicó y puso en práctica la nueva tecnología científica y los principios de la cocina, demostrando una vez más que ciencia más cocinar es igual a genial.

Cindy Pawlcyn, chef y restauradora

Pawlcyn estaba haciendo algo local y sostenible antes de que muchos de los apóstoles locales y sostenibles de hoy pudieran poner sus Pop-Tarts en la tostadora por sí mismos. Una vez abrió un restaurante en un edificio con forma de remolque Airstream (Cena de la ciudad de niebla en San Francisco) y ahora posee (entre otros lugares) el mejor restaurante del Valle de Napa que no La lavandería francesa: Parrilla De Mostazas. Y Pawlcyn viene de Minneapolis, que es un lugar genial para un chef definitivamente californiano.

Jacques Pépin, Chef y Educador

Hay pocas cosas en el mundo culinario que estén menos a la moda hoy en día que la cocina clásica francesa. A Jacques Pépin, que es un maestro en eso, no le importa, sabe lo que es importante. Durante décadas, Pépin ha compartido generosamente su conocimiento con el mundo, a través de libros, programas de televisión y programas educativos en lugares como el Instituto Culinario Francés y la Universidad de Boston. Pero no es un snob francés: está orgulloso del hecho de que su primer gran trabajo en la cocina, allá por 1961, fue desarrollar recetas para Howard Johnson.

Michel Richard, Chef-Restaurador

Si echas un vistazo a este maestro del tamaño de Santa cocinero, posiblemente el mejor cocinero francés de Estados Unidos, trabajando en su cocina, detrás de un vidrio del piso al techo, probablemente verá a un hombre consumido por la alegría del proceso creativo. Richard parece brillar más intensamente con cada llovizna de salsa o esparcimiento de guarnición que aplica a los platos; su enfoque es tan intenso que juraría que de alguna manera está transmitiendo sabor a sus creaciones. Ha encontrado su lugar en el universo y se lo pasa muy bien allí, y cualquiera que coma su comida comparte la diversión.

Eric Ripert, chef y restaurador

Ya sea que hayas escuchado o no su apodo, El Destripador, es probable que hayas oído hablar de su restaurante, Le Bernardin, que llegó al número uno en nuestra lista de 101 mejores restaurantes en Estados Unidos. Si el chef Daniel Boulud representa a la vieja guardia de je nais sais quoi Fresco francés, luego el aplomo de Ripert y la mala educación discreta, sin mencionar su precisión en la cocina y el reinado de Poseidón sobre los mariscos, es un reflejo de la nueva escuela.

Jennifer Rubell, artista de performance

La artista de la ciudad de Nueva York Jennifer Rubell puede tener un currículum impresionante (graduada de Harvard y del Culinary Institute of America, pasante de Mario Batali), pero la mayoría de la gente la conoce por exhibir una piñata de la cabeza de Andy Warhol o una escultura de cera del príncipe William. Rubell, que creció asistiendo a cenas con el mismo Warhol, es una especie de artista gastronómico y planificador de eventos. Sus eventos gastronómicos más grandes que la vida (donde puedes comer el arte) toman una comida diaria y la combinan con exceso y asombro. En Dallas, derramó miel del techo sobre una tonelada (literalmente) de costillitas, y en Nueva York, llenó una habitación con 1.800 conos de algodón de azúcar. Y el plato de queso de Rubell no viene servido en cubos o en una tabla de quesos: su versión consiste en bloques de queso elevados de tamaño natural con la forma de su cabeza, chorreados con pistolas de calor, que gotean sobre pilas de galletas. Y pensaste que los artistas de la comida simplemente hacían sopa gratis en una galería.

Marcus Samuelsson, chef y restaurador

No es de extrañar que Samuelsson obtuviera un codiciado lugar en la lista de The Daily Meal de los cocineros mejor vestidos; siempre llega a cualquier evento de punta en blanco, con su igualmente elegante esposa modelo del brazo. A veces, su estilo incluso traspasa los límites, como en el Festival de comida, vino y ron de Barbados del año pasado, donde uno de nuestros editores notó que apareció con uniforme de faena en un país donde el camuflaje es ilegal. Lo que también es digno de mención de Samuelsson es su capacidad para crear a la perfección una cocina trotamundos única para sus variadas influencias culturales: africana, escandinava y regional americana. Ah, y el hecho de que trajo un restaurante moderno al estilo del centro de una de las calles más animadas de Harlem.

Anne Saxelby, quesería

El quesero, como el apicultor, es una profesión que recientemente volvió a ser genial. Después de los turnos en famosos establecimientos como Murray's Cheese, Saxelby comenzó de a poco, con un puesto en Essex Street Market. Ese puesto se convirtió en una tienda a gran escala, y ahora, ella suministra queso a varios restaurantes de alta gama, y ​​abastece a Daniel Boulud en su tienda. Épicerie Boulud. El ascenso de Saxelby es un tributo al espíritu del bricolaje, y su éxito muestra que el abastecimiento local y el apoyo a los pequeños productores es una práctica comercial viable.

Lydia Shire, chef restauradora

El abrigo de chef de Shire puede ser negro, rosa o verde pistacho, y su cabello probablemente será rojo henna. Sin duda, su comida será abundante, suculenta y, a veces, incluso desafiante. Lo hizo a su manera, guardando su anillo de bodas para ir a la escuela de cocina después de que su primer matrimonio se rompió y abriéndose camino en todas las buenas cocinas de Boston, antes de abrir Biba allí, y ofrecerle a Beantown comida como sesos de ternera fritos con alcaparras y negro. ñoquis con calamares. Más tarde revivió el venerable Locke-Ober, y hoy sirve excelente comida para no tomar prisioneros en Boston's Scampo y Estufa Towne y licores.

Jon Shook y Vinny Dotolo, chefs restauradores

Claro, este par aspecto frio. Pero más que eso, hicieron que los despojos fueran geniales en una ciudad donde el cliché culinario era como lo expresó Woody Allen. Annie Hall, una orden de "brotes de alfalfa y un plato de puré de levadura". Shook (derecha) y el primer restaurante de Dotolo (izquierda), Animal, se sienta desafiante a dos puertas del emblemático deli judío de Los Ángeles Canter's, mientras sirve un menú que cambia todos los días que incluye ingredientes como orejas de cerdo, colas de cerdo y cabeza de cerdo (junto con cuello de cordero, ternera y mollejas). La comida es deliciosa y el restaurante está lleno todas las noches. Y mientras los platos en su nuevo (ish) restaurante, Hijo de un arma, no son tan desalentadores, el lugar es tan popular, lo que demuestra que su comida es más que una moda pasajera.

The Crew en Swan Oyster Depot, mostradores de restaurante

Cien años después de su apertura en 1912, Depósito de ostras Swan no está tratando de ser otra cosa que lo que era desde el principio: un mostrador estrecho donde puedes pedir ostras frescas y cangrejo Dungeness, cócteles de camarones y almejas, una sopa de almejas renovada con fe en la vida, y cosas por el estilo, y lávelo todo con una cerveza Anchor Steam. Pero es la tripulación la clave aquí. Ya sea que lo visitó hace dos días o hace dos años, siempre verá a los mismos tipos trabajando en el mostrador: pescadores o pescadores, puro y simple, todos pasándose un mal rato y entreteniendo e involucrando a los clientes en el proceso. de una manera que se siente como si hubiera estado sucediendo desde siempre y de alguna manera todavía no es schticky. El lugar está lleno de delantales sucios, cabello alborotado, manos goteando por abrir almejas y ostras, conversaciones sobre resacas y, además, "Oh, ¿tienes el teléfono? ¿Así que vas a trabajar hoy?" Los chicos detrás del mostrador son reales; son geniales de la vieja escuela.

Michael Symon, chef-restaurador, personalidad de los medios

Para los millones de personas que ven a Michael Symon en sus televisores todos los días, ya sea en ABC o Food Network, una cosa está muy clara: este tipo realmente ama su trabajo. Quizás el episodio más increíble de Iron Chef America sucedió en "Battle Coliflower" de la octava temporada, cuando Iron Chef Symon subió al ring con el retador John Fraser sans sous chefs. Los dos chefs pusieron su sangre, sudor y lágrimas en la creación de cinco platos dignos de un juez en una hora y, como era de esperar, Symon se impuso.

John Thorne, escritor

Nunca has visto a John Thorne en televisión o en un festival de comida y vino de moda. No se codea. No toca su propia bocina. Simplemente se sienta en su casa en la zona rural de Massachusetts con su esposa y colaborador Matt Lewis y resulta minuciosamente elaborado, que a menudo evoca de manera apasionante meditaciones sobre la comida y la cocina, la mayoría de ellas publicadas en su boletín ocasional, "Cocina simple", y finalmente recopiladas en un libro. formulario. Es bastante obvio que no está haciendo lo que hace por la fama y la fortuna; lo hace porque es lo que hace.

Christina Tosi, pastelera

"Contraté a Tosi para que nos ayudara a organizar nuestra 'oficina', un escritorio en un pasillo", escribió el chef David Chang en la introducción de la Libro de cocina de barra de leche Momofuku. "En cambio, ella comenzó a organizar la empresa". Grandes elogios de un chef que ya se había establecido como un fenómeno. A pesar de tener solo 29 años, Tosi tiene un currículum culinario que incluye haber trabajado en las cocinas de Bouley y WD ~ 50 antes de volar a su compañera Chang con sus chuletas en Momofuku Noodle Bar y Ssäm Bar. Las combinaciones de sabores escandalosamente geniales de Tosi y su confianza en la toma de riesgos la distinguen del resto. Muchos dirían que con solo crear sus ahora famosas galletas Crack Pie y Cornflake-Marshmallow, Tosi hizo lo suficiente para asegurarse un lugar en esta lista.

Jonathan Waxman, chef y restaurador

Este tipo es tan genial que sus compañeros concursantes en Maestros de los mejores chefs Hace un tiempo lo apodó Obi-Wan Kenobi por su calma Zen. Cortando verduras tranquilamente y calentando sartenes mientras otros reconocidos chefs se inquietaban y corrían, él era la imagen del aplomo y el dominio de sí mismo. Antes de convertirse en la estrella invitada de los festivales gastronómicos y de televisión que es hoy (además de dirigir su restaurante italiano sensualmente minimalista) Barbuto, en Manhattan), cocinó en Chez Panisse, llevó la cocina californiana a la ciudad de Nueva York y, mucho tiempo atrás, tocó el trombón en una banda de rock 'n' roll.

Grant Achatz, chef

Antes de la reacción violenta contra la llamada gastronomía molecular, Achatz era la sustancia detrás del estilo de este enfoque. Su pedigrí culinario incluye el entrenamiento con Thomas Keller, Ferran Adri y Charlie Trotter. Hablando de quién, después de que Trotter básicamente le dijo que era persona non grata, regresó a Chicago y se hizo cargo de la ciudad primero en Trio (haciendo de un suburbio un destino de visita obligada para cualquiera que se tomara en serio la comida), y luego con Alinea, donde curso tras curso, "genial" se siente como un adjetivo horriblemente inadecuado. Para sus próximos desafíos, el chef adoptó la idea de un restaurante que cambia completamente los conceptos cada pocos meses, redefinió la forma en que los restaurantes piensan sobre los sistemas de reserva y reinventó la escena de los cócteles. Ahora incluso está pensando en reinventando aspectos de la experiencia en Alinea. Teniendo en cuenta su enfoque decididamente creativo de la comida, la experiencia y la cocina progresista, a los 38 años, es probable que Achatz no deje de impresionarnos durante mucho tiempo.


12 Smoked BBQ Recipes That Would Make Any Pitmaster Proud

There's no denying that barbecuing is an art form, and for many people smoked meats are a key part of the craft. While we'll always love a supper spent at the BBQ joint around the corner, you don't have to run to your favorite restaurant to enjoy pitmaster-quality smoked meats. These smoker recipes highlight how easy it is to enjoy the smokey flavors right from your own home. From our Smoked Pork Butt Sandwiches to our Dry-Rubbed Smoked Chicken Wings, you'll be ready for any backyard BBQ. Or, travel around the South without leaving your house with our regional-inspired smoked recipes, like our Smoked Brisket Sandwich with Texas BBQ Sauce or our Memphis Dry-Rubbed Baby Back Ribs. No matter what meat you decide to make, these ideas will have you checking your marinades and filling your drip pans. Just don't too caught up in the main even to forget about your fan-favorite BBQ sides. After your family and friends get their first taste of these smoked wonders, they&rsquoll be standing in line, plate in hand, waiting for the smoke to clear.


6 MIND Diet Recipes to Give Your Brain a Boost

You already know that what we eat can help build strong bones and muscles. But it turns out that our diet can also have a positive effect on our brains, enhancing memory and mental clarity, and even helping stave off dementia and Alzheimer&rsquos disease. Carolyn Williams, PhD, RD, author of the cookbook Meals That Heal, explains: &ldquoThe brain runs 24/7, requiring a constant supply of energy and nutrients. If it doesn&rsquot have the optimal fuel it needs, this affects its functioning and can also slowly change its structure.&rdquo

According to Williams, food can improve brain health in two major ways. First, antioxidant-rich and anti-inflammatory foods can help fight the free-radical damage and low-grade inflammation that lead to declining brain health. Second, foods that are nutrient-dense with protein, B vitamins, choline, vitamin C, iron, and zinc may support neurotransmitters, which carry messages between brain cells directing essential functions like sleep, mood, concentration, breathing, heart rate, and hunger.

So what&rsquos the best overall eating pattern to reap these benefits? Science is pointing to the MIND diet (Mediterranean-DASH Intervention for Neurodegenerative Delay)&mdashit&rsquos a combination of the classic Mediterranean diet and the hypertension-focused DASH diet. &ldquoResearch suggests even moderate adherence to the MIND diet slows brain decline and reduces the risk of Alzheimer&rsquos,&rdquo Williams says.

Cornerstone foods of the MIND diet include leafy greens, berries, nuts, olive oil, beans, whole grains, poultry, and fatty fish (and other sources of omega-3 fatty acids). The recipes featured here follow the MIND diet guidelines. What&rsquos more, they are easy to prep and big on flavor.


13 Air Fryer Recipes That Are *Almost* Too Good to Be True

Is it possible to fry food using almost no oil. and eat it without needing a nap immediately afterwards? If you've heard anything about the buzziest healthy-cooking appliance of the past few years, the air fryer, then you know the answer is yes.

Technically, air fryers are mini convection ovens, meaning they use convection fans to circulate hot air around foods (think: french fries, chicken wings, crispy Brussels sprouts) to give them an irresistible fried-like texture with almost no oil. Air fried foods won't taste exactly like their deep-fried counterparts, but they'll have a crispy-crunchy exterior (thanks to the maillard reaction) and tender interior. We're big fans. That's why we chose to round up 13 of our favorite air fryer-friendly Real simple recipes.

You'll find modified cooking instructions on each slide, but part of the beauty of this appliance is that you can easily pull out the fryer basket at any time to check on your food's cooking process, so don't hesitate to keep a watchful eye on those mozzarella sticks and meatballs. (And air fryer models vary tremendously in size, shape, and technology, so cook times and temps will vary, too.) Most foods will brown more evenly if you give them a gentle shake at least once during the cooking process, so keep that in mind too. And finally, remember that you won't need more than a tablespoon or two of oil when cooking in an air fryer, so adjust recipe amounts accordingly.


Leave it to cool-kid mecca Gjusta in Venice, CA, to create a produce-based, low-sugar, vegan-friendly, “good”-fat-filled, crowd-pleasing dessert. That would also be completely acceptable to eat for breakfast.

This easy, one-skillet apple dessert goes out to all the baking-phobes out there, because making something sweet shouldn't require all the bowls and measuring cups in your kitchen plus an advanced degree in chemistry. Pink Ladies and Granny Smiths are our go-to baking apples, but you can choose any kind you like as long as it has a firm texture and a good bit of acidity.


Ina Garten-Approved Kitchen Tools & Ingredients That Double as Great Mother’s Day Gifts

When buying gifts for foodie moms, you have to be careful. Chances are they’re more discerning than your average home cook, so you don’t want to give them a present that’s below their standards (here’s looking at you, cursed glass cutting boards). So, how can you choose the perfect gift for the serious cook in your life? Look to Ina Garten, of course!

The Barefoot Contessa has shared many of her favorite ingredients and cooking tools on her website, and with her seal of approval, we’re certain that the gifts below will be up to snuff for even the most accomplished home cooks. And they don’t all break the budget. From cookware that will last a lifetime to high-quality sea salt that will improve any dish, these are some of the best Ina Garten-approved Mother’s Day gifts.

Our mission at SheKnows is to empower and inspire women, and we only feature products we think you&rsquoll love as much as we do. Please note that if you purchase something by clicking on a link within this story, we may receive a small commission of the sale.

A version of this article was originally published November 2020.


18 Easy, Healthy Dinner Ideas Your Whole Family Will Love

Finally, an easy answer to the question, what should I make for dinner tonight? Oh, and all those busy nights to come are covered, too.

Here, we've rounded up 18 of our favorite healthy dinner recipes that your entire family will love. We've included the crowd-pleasing classics (think Wild Rice and Mushroom Pilaf With Cranberries and Spiced cod with Broccoli-Quinoa Pilaf), plus modern twists on delicious dishes like Cauliflower Rice &ldquoRisotto&rdquo With Beets, Eggplant-Mushroom Meatball Subs, and Roasted and Pickled Cauliflower Sandwiches With Romesco.


50 Sliders

Downsize the main course at your next cookout: We created dozens of mini burgers and sandwiches!

Relacionado con:

Insert and Spread 50 Sliders

From top right, clockwise: California Vegetable Sliders (No. 37), Tandoori Chicken Sliders (No. 24), Crab Cake Sliders (No. 33), Teriyaki Turkey Burger Sliders (No. 50), Bratwurst Sliders with Sauerkraut (No. 15)

From top right, clockwise: California Vegetable Sliders (No. 37), Tandoori Chicken Sliders (No. 24), Crab Cake Sliders (No. 33), Teriyaki Turkey Burger Sliders (No. 50), Bratwurst Sliders with Sauerkraut (No. 15)

Each recipe makes 12 sliders.

1. Classic Beef Form 1 1/2 pounds ground beef into 3-inch patties (about 12) and season with salt and pepper. Cook in an oiled skillet over medium-high heat, 3 to 5 minutes per side. Place on slider buns with ketchup and lettuce.

Insert and Spread 50 Sliders

Bacon Cheeseburger Sliders (No. 2)

Bacon Cheeseburger Sliders (No. 2)

2. Bacon Cheeseburger Make Classic Beef Sliders (No. 1) top each patty with a slice of cheddar during the last minute of cooking. Place on slider buns with ketchup, mayonnaise, pickles and bacon.

3. Tex-Mex Burger Make Classic Beef Sliders (No. 1), mixing 1 cup shredded pepper jack into the beef. Place on slider buns with guacamole, pico de gallo and hot sauce.

4. Blue Cheese Burger Mix 6 tablespoons softened butter with 1/3 cup crumbled blue cheese. Make Classic Beef Sliders (No. 1). Place on slider buns with the blue cheese butter top each with a fried onion ring.

5. Pimiento Cheeseburger Pulse 1/2 cup shredded cheddar in a food processor with 2 ounces cream cheese, 2 tablespoons each mayonnaise and pimientos and 1 tablespoon pickled jalapeños. Make Classic Beef Sliders (No. 1). Place on slider buns with the pimiento cheese.

6. Meatball Parmesan Mix 1 pound meatloaf mix (ground beef, pork and veal) with 1/2 cup grated parmesan, 1/4 cup each breadcrumbs, chopped parsley and milk, 1 lightly beaten egg, 1 teaspoon kosher salt and a few grinds of pepper. Form into 1 1/2-inch meatballs (about 12). Bake at 425 degrees F until cooked through, 13 to 15 minutes. Toss with 1 cup warm marinara sauce. Place each meatball on a slider bun bottom and top with shredded mozzarella and parmesan broil until melted, then add the bun tops.

7. Roasted Caprese Toss 2 pints cherry tomatoes with 1/4 cup olive oil and 4 smashed garlic cloves on a rimmed baking sheet season with salt and pepper. Roast at 475 degrees F until lightly browned, about 20 minutes let cool. Place on slider buns with sliced fresh mozzarella and fresh basil.

8. Fried Eggplant Caprese Slice 2 small eggplants into 1/2-inch-thick rounds (12 rounds total) sprinkle generously with salt and let sit 30 minutes. Pat dry, then dredge each slice in flour, dip in 3 beaten eggs, then coat with breadcrumbs. Working in batches, fry in 375 degrees F vegetable oil, turning, until browned, 2 minutes drain. Sazonar con sal. Make Roasted Caprese Sliders (No. 7), adding a slice of fried eggplant to each.

Insert and Spread 50 Sliders

Sausage and Peppers Sliders (No. 9)

Sausage and Peppers Sliders (No. 9)

9. Sausage and Peppers Form 1 pound bulk hot Italian sausage into 2-inch patties (about 12). Cook in an oiled nonstick skillet over medium-high heat until browned, about 3 1/2 minutes per side, topping each with 1/2 slice provolone during the last minute of cooking. Place on slider buns with jarred fried peppers.

10. Sloppy Joe Brown 1 pound ground beef in vegetable oil in a large skillet over medium heat with 1 chopped onion, 1 chopped red bell pepper, 2 tablespoons chili powder and 1/2 teaspoon garlic powder, about 6 minutes. Add 1/2 cup each water, ketchup and chili sauce (such as Heinz). Simmer until thickened, 5 minutes. Condimentar con sal y pimienta. Serve on potato slider buns.

11. Pizza Sloppy Joe Make Sloppy Joe Sliders (No. 10), using bulk sweet Italian sausage instead of beef omit the chili powder and add 1 teaspoon dried oregano. Replace the ketchup with 1 cup marinara sauce omit the chili sauce. Serve on slider buns with shredded mozzarella.

12. Cheesesteak Season 1 pound chopped sandwich steak with salt, pepper and 1/2 teaspoon garlic powder. Brown in vegetable oil in a large skillet over high heat until just cooked through, 3 to 4 minutes remove. Add 1 sliced onion and 1/2 each sliced red and green bell pepper to the skillet cook over medium-high heat until tender, 7 minutes. Stir in the steak and 1 cup processed cheese spread. Place on slider buns with more cheese spread.

13. French Dip Sauté 1 sliced large onion in butter in a large skillet over medium-low heat until deep golden, about 35 minutes remove. Add two 10.5-ounce cans beef consommé and 1/4 cup dry sherry to the skillet and simmer 5 minutes. Add 1 1/4 pounds deli-sliced roast beef and heat through. Remove the roast beef from the jus and pile on slider buns with the onion season with salt and pepper. Serve with the jus for dipping.

14. Falafel Pulse 1 cup each fresh cilantro and parsley in a food processor with 1/2 cup chopped onion, 2 garlic cloves, 1 teaspoon ground cumin and 1/2 teaspoon kosher salt until finely chopped. Add one 15-ounce can chickpeas (drained and rinsed) and pulse until chunky. Remove and stir in 1/2 cup panko and 1 lightly beaten egg. Refrigerate 20 minutes. Form the mixture into small balls (about 12). Deep-fry in 350 degrees F vegetable oil until browned and warmed through, about 6 minutes. Place each falafel in mini pita bread with shredded lettuce, sliced tomatoes and a drizzle each of tahini and lemon juice.

15. Bratwurst with Sauerkraut Brown 12 ounces sliced cooked bratwurst in olive oil in a skillet over medium heat, about 1 minute per side. Toast 12 split mini pretzel buns, then sprinkle the cut sides with 2 cups shredded dill havarti. Bake at 350 degrees F until melted, 1 minute. Place the bratwurst on the buns with grainy mustard and warm sauerkraut.

16. Reuben Spread Russian dressing on split slider buns and fill with deli-sliced pastrami, sauerkraut and shredded Swiss cheese. Bake at 350 degrees F until the pastrami is heated through and the cheese melts, about 10 minutes.

17. Greek Lamb Burger Mix 1 1/2 pounds ground lamb with 1/2 teaspoon pumpkin pie spice form into 3-inch patties (about 12) and season with salt. Cook in an oiled skillet over medium-high heat, 3 to 5 minutes per side. Place in mini pita bread with tzatziki, crumbled feta and chopped tomatoes.

18. Spanish Lamb Season 1 1/4 pounds boneless lamb sirloin roast with salt, pepper and 1 teaspoon each smoked paprika and ground cumin. Brown in vegetable oil in a medium ovenproof skillet over medium heat, turning, about 2 minutes. Transfer to the oven and roast at 400 degrees F until a thermometer inserted into the thickest part registers 135 degrees F, about 25 minutes. Let rest 10 minutes, then thinly slice. Mix 1/2 cup mayonnaise with 1/4 cup chopped green olives. Place the lamb on slider buns with the olive mayonnaise, sliced roasted red peppers, baby arugula and shaved manchego.

19. Cuban Rub a 1-pound pork tenderloin all over with 1 tablespoon kosher salt mixed with 1 1/2 teaspoons each garlic powder and dried oregano. Grill over medium heat, turning, until a thermometer inserted into the center registers 145 degrees F, about 15 minutes. Let rest 10 minutes, then thinly slice. Arrange the pork on slider buns with mustard, deli-sliced ham, Swiss cheese and pickles. Press firmly between 2 baking sheets and bake at 350 degrees F until the cheese melts, 4 minutes.

20. Porchetta Rub a 1-pound pork tenderloin all over with 1 tablespoon kosher salt mixed with 1 tablespoon ground fennel and 1/4 teaspoon pepper. Grill over medium heat, turning, until a thermometer inserted into the center registers 145 degrees F, about 15 minutes. Let rest 10 minutes, then thinly slice. Mix 3/4 cup mayonnaise with 2 grated garlic cloves and 1 tablespoon each lemon juice and minced rosemary. Place the pork on slider buns with the garlic mayonnaise and arugula.

21. Barbecue Pork Rub a 1-pound pork tenderloin all over with 3 tablespoons barbecue seasoning. Grill over medium heat, turning, until a thermometer inserted into the center registers 145 degrees F, about 15 minutes. Let rest 10 minutes, then thinly slice. Toss 1/4 head thinly sliced cabbage with 1/4 cup each barbecue sauce and cider vinegar season with salt and pepper. Place the pork on slider buns with more barbecue sauce, pickles and the coleslaw.

22. Barbecue Chicken Meatball Mix 1 pound ground chicken with 1/2 cup shredded cheddar, 1/4 cup each breadcrumbs, chopped parsley and milk, 1 egg, 1 teaspoon kosher salt and a few grinds of pepper. Form into 1 1/2-inch meatballs (about 12). Bake at 425 degrees F until cooked through, 13 to 15 minutes. Warm 3/4 cup barbecue sauce with 1/4 cup water toss with the meatballs. Place each meatball on a slider bun bottom and top with shredded cheddar broil until melted. Add the bun tops.

23. Jerk Chicken Burger Mix 1 1/2 pounds ground chicken with 2 teaspoons jerk seasoning form into 3-inch patties (about 12) and season with salt and pepper. Cook in an oiled skillet over medium-high heat, 3 to 3 1/2 minutes per side. Place on slider buns with spicy mayonnaise, coleslaw and sliced mangoes.

24. Tandoori Chicken Pound 2 skinless, boneless chicken breasts (1 1/2 pounds) until 1/2 inch thick marinate in a mix of 1/4 cup each plain yogurt and tandoori paste, 3 hours. Remove the chicken from the marinade and grill over medium-high heat, turning once, 8 to 10 minutes slice. Toss 1 bunch trimmed scallions with olive oil and season with salt grill, turning once, 1 to 2 minutes. Place the chicken and scallions on slider buns with plain yogurt and fresh cilantro and mint.

25. Fried Chicken Quarter 3 skinless, boneless chicken thighs (about 1 pound) marinate in 2 1/2 cups buttermilk, 1 hour. Combine 1 1/2 cups flour with 1 1/2 teaspoons each baking powder, paprika, onion powder and kosher salt. Remove the chicken from the marinade and dredge in the flour mixture. Working in batches, deep-fry the chicken in 360 degrees F vegetable oil until browned and cooked through, 5 to 6 minutes. Place on toasted and buttered mini biscuits with bread-and-butter pickles.

26. Buffalo Chicken Fry the chicken for Fried Chicken Sliders (No. 25) toss with 1/4 cup Buffalo hot sauce and 2 tablespoons melted butter. Place on slider buns with blue cheese dressing, shredded carrots and sliced celery.

27. Thai Chicken Mix 1 1/2 pounds ground chicken with 1 tablespoon each fish sauce, brown sugar, grated peeled ginger and grated garlic and 1/2 teaspoon each ground turmeric and lime zest form into 3-inch patties (about 12) and season with salt and pepper. Cook in an oiled skillet over medium-high heat, 3 to 3 1/2 minutes per side. Place on slider buns with peanut sauce and lettuce. Sirve con rodajas de lima.

28. Chipotle Pulled Chicken Sauté 1 sliced onion in vegetable oil in a medium saucepan over high heat until softened, 5 minutes. Add one 8-ounce jar taco sauce and 1/2 to 1 chopped chipotle in adobo plus 2 tablespoons adobo sauce and bring to a simmer. Add 2 cups shredded rotisserie chicken (skin removed). Cook, stirring, until heated through, 2 minutes. Serve on slider buns with coleslaw.

29. Cheesy Tuna Heat 1/4 cup milk in a saucepan over medium heat until steaming. Whisk in 3/4 cup each cubed processed cheese and shredded cheddar until smooth. Stir in two 5-ounce cans solid white tuna (drained and flaked), 2 sliced scallions, 1 diced plum tomato and 2 tablespoons chopped dill. Serve on slider buns.

30. Italian Tuna Salad Toss two 5-ounce cans oil-packed Italian tuna (drained) with 1 cup minced drained giardiniera plus 2 tablespoons brine, 1/2 cup chopped fennel plus 2 tablespoons chopped fronds, 1/2 minced red onion and 1/4 cup olive oil season with salt and pepper. Serve on slider buns with sliced tomatoes and arugula drizzle with olive oil.

31. Lobster Roll Toss 2 cups chopped cooked lobster meat with 1/2 cup minced celery, 1/4 cup mayonnaise and 2 tablespoons each lemon juice, chopped chives and celery leaves. Refrigerate 1 hour. Toast 6 top-split hot dog buns, then brush with melted butter. Cut in half and fill with the lobster salad.

32. Shrimp Po’Boy Toss 1 1/4 pounds large shrimp (peeled and deveined) with 6 tablespoons melted butter, 1 tablespoon Old Bay and 2 minced garlic cloves. Brown in a large skillet over high heat, 2 to 3 minutes roughly chop. Mix 2/3 cup mayonnaise with 1/4 cup each chopped celery, shallots and basil, and 2 tablespoons lemon juice. Place the shrimp on slider buns with the herb mayonnaise and lettuce.

33. Crab Cake Toss 1 pound lump crabmeat (picked over) with 3/4 cup panko, 1/4 cup mayonnaise, 1 lightly beaten egg, 2 chopped scallions, 1 tablespoon each Dijon mustard and chopped dill, 1 teaspoon Old Bay and 1/2 teaspoon kosher salt. Form into 2-inch patties (about 12), then dredge in panko. Cook in an oiled skillet until golden, 2 to 3 minutes per side. Place on potato slider buns with tartar sauce, sliced tomatoes and lettuce leaves.

34. Turkey Club Toast and quarter 9 slices white sandwich bread. Mix 1/2 cup mayonnaise with the zest and juice of 1/2 lime spread on the toast. Top 12 pieces of the toast with deli-sliced turkey, bacon and sliced tomatoes, then another piece of toast (mayonnaise-side up). Top with more turkey, sliced avocados and lettuce. Add the remaining toast secure with toothpicks.

35. Green Goddess Turkey Burger Mix 1 1/2 pounds ground turkey with 1 tablespoon Dijon mustard form into 3-inch patties (about 12) and season with salt and pepper. Cook in an oiled skillet over medium-high heat, about 3 minutes per side. Puree 1/2 cup mayonnaise in a blender with 1/4 cup sour cream, 2 tablespoons each chopped parsley, chives and tarragon, 1 tablespoon each capers and lemon juice, 2 anchovies and 1 garlic clove. Place the burgers on slider buns with the green goddess sauce, sliced cucumbers and watercress.

36. Mushroom-Swiss Turkey Burger Mix 1 1/2 pounds ground turkey with 1 tablespoon Worcestershire sauce. Form into 3-inch patties (about 12) season with salt and pepper. Cook in an oiled skillet over medium-high heat, 3 minutes per side, topping each with a slice of Swiss cheese during the last minute of cooking. Sauté 8 ounces sliced mushrooms and 1 sliced onion in butter in a skillet until browned, 8 minutes season with salt and pepper. Place the burgers on slider buns with Dijon mustard and the mushrooms.

37. California Vegetable Hollow out the bottoms of 12 mini multigrain rolls drizzle with olive oil and spread with cream cheese. Fill with shredded carrots, sliced bell peppers, tomatoes, cucumbers and avocados, shredded lettuce and alfalfa sprouts drizzle with lemon juice. Condimentar con sal y pimienta.

38. Greek Vegetable Hollow out the bottoms of 12 mini multigrain rolls drizzle with olive oil and spread with olive tapenade hummus. Fill with sliced red bell peppers, tomatoes and cucumbers, fresh parsley and crumbled feta season with pepper.

39. Bean Burger Mash two 15-ounce cans pinto beans (drained and rinsed) with a fork until chunky. Stir in 2 lightly beaten eggs, 1/2 cup breadcrumbs, 2 tablespoons grainy mustard and 1 teaspoon each smoked paprika, ground cumin and kosher salt. Form into 2-inch patties (about 12), then dredge in breadcrumbs. Cook in an oiled nonstick skillet over medium heat until crisp and heated through, 2 1/2 to 3 minutes per side, topping each with a slice of muenster during the last minute of cooking. Place on slider buns with spicy mayonnaise, lettuce and sliced tomatoes.

40. Spanish Tortilla Cook 12 ounces thinly sliced Yukon Gold potatoes and 1 sliced small onion in 1/3 cup olive oil in a nonstick ovenproof skillet over medium-low heat, covered, until tender, about 30 minutes. Lightly beat 8 eggs in a large bowl season with salt and pepper. Pour the eggs into the skillet and gently stir into the potatoes. Cook until the bottom is set, 5 minutes. Transfer to the oven and bake at 400 degrees F until set, 10 to 15 minutes. Deje enfriar. Cut into 2-inch squares and place on slider buns with garlic mayonnaise and sliced piquillo peppers.

41. Bacon, Egg and Cheese Lightly beat 6 eggs with 1/4 cup milk and 1/2 teaspoon kosher salt. Melt 1 tablespoon butter in a medium ovenproof skillet over medium heat. Add the eggs and cook, undisturbed, until just set, 3 to 4 minutes. Top with sliced cheddar broil until melted. Cut the eggs into 2-inch squares place on buttered toasted mini bagels with bacon.

42. Bacon, Egg and Cheese Waffle Mix 2 tablespoons each warm melted butter and maple syrup brush on 24 toasted mini waffles. Make Bacon, Egg and Cheese Sliders (No. 41) serve on the waffles instead of bagels.

43. Sausage Biscuit Melt 3 tablespoons butter with 1/4 teaspoon jerk seasoning in a small saucepan over medium heat. Add 1/4 cup flour and whisk until bubbling, 2 minutes. Add 1 1/2 cups whole milk and simmer, whisking, until thick, 3 minutes. Season with hot sauce and salt. Place cooked breakfast sausage patties on toasted mini biscuits with the gravy.

44. Smoked Salmon Mini Bagel Spread scallion cream cheese on split toasted mini everything bagels. Fill with sliced smoked salmon, red onion, tomatoes and cucumbers, and capers drizzle with lemon juice.

45. Strawberry Baked Brie Mix 2 cups sliced strawberries with 2 teaspoons each sugar, balsamic vinegar and chopped thyme let stand 30 minutes. Put a slice of brie on slider bun bottoms bake at 350 degrees F until heated through, 2 minutes. Top with the strawberries and bun tops.

46. Meatloaf Cut six 1-inch-thick slices warm meatloaf in half. Place on slider buns with mayonnaise and bread-and-butter pickles.

47. Fried Oyster Lightly beat 1 egg with 1⁄4 cup buttermilk and 2 teaspoons hot sauce add 12 shucked oysters and let soak 30 minutes. Combine 1⁄2 cup each cornmeal and cornstarch with 1 teaspoon each Old Bay and kosher salt. Remove the oysters from the buttermilk and dredge in the cornmeal mixture. Deep-fry in 365 degrees F vegetable oil until golden, 3 to 4 minutes. Place on slider buns with mayonnaise and jarred corn relish.

48. Asian Bacon Microwave 1⁄3 cup brown sugar with 1 tablespoon Sriracha, 1 minute stir until smooth. Divide 12 thick-cut bacon slices between 2 racks set on rimmed baking sheets bake at 375 degrees F, 15 minutes. Brush with the Sriracha mixture and sprinkle with 1 teaspoon Chinese five-spice powder. Bake until browned and crisp, 20 to 25 minutes. Place on warmed slider buns with mayonnaise, hoisin sauce, Sriracha, cilantro and sliced cucumbers.

49. Sweet Potato BLT Trim the ends of 3 sweet potatoes and slice into 1/2-inch-thick rounds (24 total) toss with 1 tablespoon vegetable oil and season with salt and pepper. Roast on a baking sheet at 425 degrees F until tender, 20 minutes let cool. Sandwich with mayonnaise, bacon, lettuce and sliced tomatoes.


Queso

Cheese is a high-protein snack that's fine for your cat in small amounts. But the protein in cheese is less "complete" than the kind in meat, fish, and eggs. Also, many cats' tummies can't handle dairy, so go easy on the cheesy treats, and skip the saucer of milk.


'Iron Chef' Cooking Party (Mystery Ingredients)

Expert home cooks might scoff at the idea of dinner parties causing stress. They thrive on cooking for a crowd. Spice up your next party: Ask each guest to bring an ingredient--alguna ingredient. Once everyone arrives and you've taken inventory, break into teams, divvy up the mystery foods, and start cooking. Whether or not dinner tastes great, you'll have a meal to remember. You might want to make sure you ask someone to bring a loaf of good bread and a bottle of wine--just in case!


Ver el vídeo: Ρωσικό Ιλιούσιν στα Βίλια παραλίγο να συγκρουστεί με ελληνικά εναέρια μέσα (Agosto 2022).