Nuevas recetas

10 conceptos erróneos sobre los trastornos alimentarios

10 conceptos erróneos sobre los trastornos alimentarios


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Esta semana es la Semana Nacional de Concientización sobre los Trastornos de la Alimentación. Si bien la mayoría de nosotros pensamos en la imagen corporal como un tema extraño e incómodo, es un tema del que hay que hablar. Casi todo el mundo quiere cambiar aspectos de su apariencia física, pero para algunas personas, estos deseos pueden convertirse en una obsesión crónica por comer, perder peso y hacer ejercicio. Los tres principales trastornos alimentarios son la anorexia nerviosa (caracterizada por restringir drásticamente la ingesta calórica), la bulimia nerviosa (caracterizada por consumir grandes cantidades de alimentos y luego purgarlos con vómitos o ejercicio) y el trastorno por atracón, que es como la bulimia, sin la purga.

Si bien la gente puede bromear acerca de consumir cantidades extremas de alimentos a la vez o de tratar de ser "ano", los trastornos alimentarios son muy graves y, a menudo, muy mal entendidos. Para mejorar su comprensión de los trastornos alimentarios, hemos enumerado 10 mitos desacreditados que pueden cambiar lo que piensa.

Mito n. ° 1: las personas con trastornos alimentarios son vanidosas.

Eso es falso. La mayoría de las veces, las personas que desarrollan trastornos alimentarios solo quieren probar una nueva dieta para mejorarse y, para unos pocos, esto desafortunadamente puede convertirse en enfermedades incontrolables. Esto no significa que las personas con trastornos alimentarios estén obsesionadas con ellas mismas o sean vanidosas en ningún sentido. Además, la depresión, la ansiedad y los trastornos del estado de ánimo son extremadamente comunes para las personas con trastornos alimentarios y, por lo general, surgen como una forma de controlar otros problemas.

Mito n. ° 2: las personas eligen tener trastornos alimentarios. Solo necesitan salir de él.

Así como no culparía a nadie por tener asma o cáncer, tampoco debe culpar a alguien por desarrollar un trastorno alimentario. Los estudios han demostrado que la genética representa hasta el 80% del riesgo de desarrollar trastornos alimentarios.

Foto de Katherine Baker

Mito n. ° 3: las personas con anorexia ya deberían "simplemente comer".

Puede ser imposible comprender cómo alguien puede dejar pasar un plato de galletas calientes, pero la anorexia literalmente cambia el cerebro, hace que comer sea algo muy aterrador e incluso embota las papilas gustativas. La comida ya no es una fuente de placer.

Mito n. ° 4: los trastornos alimentarios no son graves. Son solo una fase.

La anorexia es la principal causa de muerte psiquiátrica y se cobra más víctimas que la depresión y el suicidio. La anorexia y la bulimia pueden dañar permanentemente los huesos, la salud reproductiva y todos los órganos principales, incluidos el corazón y el cerebro.

Mito n. ° 5: solo las niñas pueden contraer trastornos alimentarios.

¡Falso! Aunque son más comunes entre las mujeres universitarias, los hombres y mujeres de todos los orígenes y etnias sufren trastornos alimentarios y problemas de imagen corporal.

Mito n. ° 6: las personas anoréxicas nunca comen.

Las personas con anorexia sí comen. Sin embargo, restringen drásticamente la cantidad de calorías que pueden consumir y, a menudo, hacen ejercicio como locos. Lo más revelador son los sentimientos de ansiedad y miedo relacionados con el control de la ingesta de alimentos.

Mito n. ° 7: el trastorno por atracón no es real.

Todo el mundo come en exceso. Pero algunas personas sienten que no pueden controlarse y se meten mucha comida en el cuerpo en cortos períodos de tiempo y se sienten incapaces de detenerse, incluso si están llenas. Este es un trastorno real y no debe ignorarse.

Mito # 8: Mi amigo está obsesionado con la comida. No hay forma de que pueda tener un trastorno alimentario.

En realidad, una señal de alerta para un trastorno alimentario es una obsesión extrema y repentina por la comida, recopilar recetas y ver la televisión sobre comida. Cuanto menos comida comen, más quieren estudiarla.

Foto de Katherine Baker

Mito n. ° 9: conozco a alguien con hábitos alimenticios obsesivos y realmente extraños, pero no es demasiado delgado, por lo que debe estar bien.

¡Falso otra vez! Incluso si alguien no tiene un peso demasiado bajo, es posible que aún tenga una enfermedad que necesite tratamiento. Y debido a que las bulímicas no eliminan la mayoría de las calorías que consumen, a menudo tienen un peso normal o incluso pueden ganar algo.

Mito n. ° 10: Es incómodo hablar de los trastornos alimentarios, por lo que está bien ignorarlos.

Si bien es cierto que los trastornos alimentarios son un tema delicado para discutir, si usted o alguien que conoce tiene signos o síntomas de un comportamiento alimentario desordenado, hablar es el primer paso para ser más feliz y saludable. Realice una prueba de diagnóstico aquí y encuentre toneladas de recursos útiles en el sitio web de National Eating Disorders, o busque ayuda en el centro de salud de su escuela.

La publicación 10 conceptos erróneos sobre los trastornos alimentarios apareció originalmente en Spoon University. Visite Spoon University para ver más publicaciones como esta.


Conceptos erróneos comunes sobre los trastornos alimentarios

Según estudios recientes, casi 30 millones de estadounidenses tendrán un trastorno alimentario en algún momento de su vida. Debido a esta gran cantidad de personas afectadas, es importante comprender completamente la complejidad de los trastornos alimentarios y los trastornos de ansiedad que comúnmente se asocian con ellos. Si usted o un ser querido entra en esta categoría y lucha con un trastorno alimentario, es hora de obtener el alivio que se merece. Aquí hay algunas cosas que todos deberían saber sobre los trastornos alimentarios y algunas pautas sobre cómo buscar tratamiento.

Comprenda los distintos planes de tratamiento.

Hay muchas intervenciones que se pueden tomar para ayudar a alguien si está luchando contra un trastorno alimentario. Una de las mejores opciones a seguir como tratamiento para los trastornos alimentarios es la terapia. En caso de duda, recurra a la terapia para recibir asistencia personalizada de un profesional de la salud mental conocedor y comprensivo. Este increíble equipo de especialistas en tratamiento trabaja con pacientes que tienen anorexia, bulimia, trastorno por atracón, dietas compulsivas y conductas de ejercicio y dismorfia corporal.

Lo mejor es que ofrecen terapia en línea para que pueda obtener la ayuda que necesita desde la comodidad de su hogar. Cuando busque un tratamiento para un trastorno alimentario, trabajará con un terapeuta y psiquiatras que tengan las habilidades para brindarle el primer paso hacia una vida más equilibrada y saludable. De esta manera, sin importar el tipo de terapia que elija, tendrá el mejor sistema de apoyo para crear un camino exitoso hacia la recuperación.

Comer no es el único comportamiento involucrado.

Uno de los conceptos erróneos más comunes es que todos los trastornos alimentarios involucran la acción de comer. Aunque estos trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón, involucran alimentos de alguna manera, muchos trastornos no lo hacen. Muchos tienen sus raíces en una forma obsesivo-compulsiva, que está relacionada con el TOC, un trastorno de ansiedad común. Cuando alguien tiene TOC, se obsesiona con una sensación particular, pensamientos o ideas no deseados. Este proceso es bastante similar para aquellos que luchan con trastornos alimentarios que giran en torno a su imagen corporal o peso corporal. Para ser específico, uno de estos trastornos es la dismorfia corporal. Aquellos a quienes se les diagnostica dismorfia corporal no pueden dejar de pensar en una parte particular de su imagen corporal. Estos pensamientos abrumadores le dificultan continuar a lo largo del día sin tranquilidad u obsesión constante con el defecto percibido.

El objetivo es que se sienta cómodo en su piel y libre de este abrumador problema de salud mental. Una vez que esté en su tratamiento, compre ropa en la que se sienta seguro. Agregue uno de estos sujetadores de cobertura total, ropa cómoda que le encanta y un nuevo atuendo que le recuerde lo increíble que es, incluso mientras navega por este proceso.

Los trastornos alimentarios solo afectan a las mujeres.

Es un estereotipo ignorante pensar que las mujeres son el único grupo demográfico que lucha con los trastornos alimentarios. De hecho, se informó que los hombres constituyen 10 millones de la población registrada que padece un trastorno alimentario. Teniendo esto en cuenta, es fundamental reconocer que todos merecen un tratamiento eficaz y ayuda profesional, independientemente del género. Esta área es particularmente difícil de navegar para los hombres más jóvenes porque hay muchos estigmas cuando un hombre se preocupa por la imagen corporal.

Sin embargo, esto nunca debería disuadirlo de buscar los niveles de atención que usted o su ser querido merecen. Si está cuidando a su hijo o hermano, recuerde estos síntomas del trastorno para que pueda realizar la intervención adecuada cuando sea necesario. Para los adolescentes, recuerde buscar asistencia de salud mental e incluso posiblemente asesoramiento nutricional. De esta manera, podrá elaborar un plan de tratamiento que funcione para usted.


Conceptos erróneos comunes sobre los trastornos alimentarios

Según estudios recientes, casi 30 millones de estadounidenses tendrán un trastorno alimentario en algún momento de su vida. Debido a esta gran cantidad de personas afectadas, es importante comprender completamente la complejidad de los trastornos alimentarios y los trastornos de ansiedad que comúnmente los acompañan. Si usted o un ser querido entra en esta categoría y lucha con un trastorno alimentario, es hora de obtener el alivio que se merece. Aquí hay algunas cosas que todos deberían saber sobre los trastornos alimentarios y algunas pautas sobre cómo buscar tratamiento.

Comprenda los distintos planes de tratamiento.

Hay muchas intervenciones que se pueden tomar para ayudar a alguien si está luchando contra un trastorno alimentario. Una de las mejores opciones a seguir como tratamiento para los trastornos alimentarios es la terapia. En caso de duda, recurra a la terapia para recibir asistencia personalizada de un profesional de la salud mental conocedor y comprensivo. Este increíble equipo de especialistas en tratamiento trabaja con pacientes que tienen anorexia, bulimia, trastorno por atracón, dietas compulsivas y conductas de ejercicio y dismorfia corporal.

Lo mejor es que ofrecen terapia en línea para que pueda obtener la ayuda que necesita desde la comodidad de su hogar. Cuando busque un tratamiento para un trastorno alimentario, trabajará con un terapeuta y psiquiatras que tengan las habilidades para brindarle el primer paso hacia una vida más equilibrada y saludable. De esta manera, sin importar el tipo de terapia que elija, tendrá el mejor sistema de apoyo para crear un camino exitoso hacia la recuperación.

Comer no es el único comportamiento involucrado.

Uno de los conceptos erróneos más comunes es que todos los trastornos alimentarios involucran la acción de comer. Aunque estos trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón, involucran alimentos de alguna manera, muchos trastornos no lo hacen. Muchos tienen sus raíces en una forma obsesivo-compulsiva, que está relacionada con el TOC, un trastorno de ansiedad común. Cuando alguien tiene TOC, se obsesiona con una sensación particular, pensamientos o ideas no deseados. Este proceso es bastante similar para aquellos que luchan con trastornos alimentarios que giran en torno a su imagen corporal o peso corporal. Para ser específico, uno de estos trastornos es la dismorfia corporal. Aquellos a quienes se les diagnostica dismorfia corporal no pueden dejar de pensar en una parte particular de su imagen corporal. Estos pensamientos abrumadores le dificultan continuar a lo largo del día sin tranquilidad u obsesión constante con el defecto percibido.

El objetivo es que se sienta cómodo en su piel y libre de este abrumador problema de salud mental. Una vez que esté en su tratamiento, compre ropa en la que se sienta seguro. Agregue uno de estos sujetadores de cobertura total, ropa cómoda que le encanta y un nuevo atuendo que le recuerde lo increíble que es, incluso mientras navega por este proceso.

Los trastornos alimentarios solo afectan a las mujeres.

Es un estereotipo ignorante pensar que las mujeres son el único grupo demográfico que lucha con los trastornos alimentarios. De hecho, se informó que los hombres constituyen 10 millones de la población registrada que padece un trastorno alimentario. Teniendo esto en cuenta, es fundamental reconocer que todos merecen un tratamiento eficaz y ayuda profesional, independientemente del género. Esta área es particularmente difícil de navegar para los hombres más jóvenes porque hay muchos estigmas cuando un hombre se preocupa por la imagen corporal.

Sin embargo, esto nunca debería disuadirlo de buscar los niveles de atención que usted o su ser querido merecen. Si está cuidando a su hijo o hermano, recuerde estos síntomas del trastorno para que pueda realizar la intervención adecuada cuando sea necesario. Para los adolescentes, recuerde buscar asistencia de salud mental e incluso posiblemente asesoramiento nutricional. De esta manera, podrá elaborar un plan de tratamiento que funcione para usted.


Conceptos erróneos comunes sobre los trastornos alimentarios

Según estudios recientes, casi 30 millones de estadounidenses tendrán un trastorno alimentario en algún momento de su vida. Debido a esta gran cantidad de personas afectadas, es importante comprender completamente la complejidad de los trastornos alimentarios y los trastornos de ansiedad que comúnmente los acompañan. Si usted o un ser querido entra en esta categoría y lucha con un trastorno alimentario, es hora de obtener el alivio que se merece. Aquí hay algunas cosas que todos deberían saber sobre los trastornos alimentarios y algunas pautas sobre cómo buscar tratamiento.

Comprenda los distintos planes de tratamiento.

Hay muchas intervenciones que se pueden tomar para ayudar a alguien si está luchando contra un trastorno alimentario. Una de las mejores opciones a seguir como tratamiento para los trastornos alimentarios es la terapia. En caso de duda, recurra a la terapia para recibir asistencia personalizada de un profesional de la salud mental conocedor y comprensivo. Este increíble equipo de especialistas en tratamiento trabaja con pacientes que tienen anorexia, bulimia, trastorno por atracón, dietas compulsivas y conductas de ejercicio y dismorfia corporal.

Lo mejor es que ofrecen terapia en línea para que pueda obtener la ayuda que necesita desde la comodidad de su hogar. Cuando busque un tratamiento para un trastorno alimentario, trabajará con un terapeuta y psiquiatras que tengan las habilidades para brindarle el primer paso hacia una vida más equilibrada y saludable. De esta manera, sin importar el tipo de terapia que elija, tendrá el mejor sistema de apoyo para crear un camino exitoso hacia la recuperación.

Comer no es el único comportamiento involucrado.

Uno de los conceptos erróneos más comunes es que todos los trastornos alimentarios involucran la acción de comer. Aunque estos trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón, involucran alimentos de alguna manera, muchos trastornos no lo hacen. Muchos tienen sus raíces en una forma obsesivo-compulsiva, que está relacionada con el TOC, un trastorno de ansiedad común. Cuando alguien tiene TOC, se obsesiona con una sensación particular, pensamientos o ideas no deseados. Este proceso es bastante similar para aquellos que luchan con trastornos alimentarios que giran en torno a su imagen corporal o peso corporal. Para ser específicos, uno de estos trastornos es la dismorfia corporal. Aquellos a quienes se les diagnostica dismorfia corporal no pueden dejar de pensar en una parte particular de su imagen corporal. Estos pensamientos abrumadores le dificultan continuar a lo largo del día sin tranquilidad u obsesión constante con el defecto percibido.

El objetivo es que se sienta cómodo en su piel y libre de este abrumador problema de salud mental. Una vez que esté en su tratamiento, compre ropa en la que se sienta seguro. Agregue uno de estos sujetadores de cobertura total, ropa cómoda que le encanta y un nuevo atuendo que le recuerde lo increíble que es, incluso mientras navega por este proceso.

Los trastornos alimentarios solo afectan a las mujeres.

Es un estereotipo ignorante pensar que las mujeres son el único grupo demográfico que lucha con los trastornos alimentarios. De hecho, se informó que los hombres constituyen 10 millones de la población registrada que padece un trastorno alimentario. Teniendo esto en cuenta, es fundamental reconocer que todos merecen un tratamiento eficaz y ayuda profesional, independientemente del género. Esta área es particularmente difícil de navegar para los hombres más jóvenes porque hay muchos estigmas cuando un hombre se preocupa por la imagen corporal.

Sin embargo, esto nunca debería disuadirlo de buscar los niveles de atención que usted o su ser querido merecen. Si está cuidando a su hijo o hermano, recuerde estos síntomas del trastorno para que pueda realizar la intervención adecuada cuando sea necesario. Para los adolescentes, recuerde buscar asistencia de salud mental e incluso posiblemente asesoramiento nutricional. De esta manera, podrá elaborar un plan de tratamiento que funcione para usted.


Conceptos erróneos comunes sobre los trastornos alimentarios

Según estudios recientes, casi 30 millones de estadounidenses tendrán un trastorno alimentario en algún momento de su vida. Debido a esta gran cantidad de personas afectadas, es importante comprender completamente la complejidad de los trastornos alimentarios y los trastornos de ansiedad que comúnmente se asocian con ellos. Si usted o un ser querido entra en esta categoría y lucha con un trastorno alimentario, es hora de obtener el alivio que se merece. Aquí hay algunas cosas que todos deberían saber sobre los trastornos alimentarios y algunas pautas sobre cómo buscar tratamiento.

Comprenda los distintos planes de tratamiento.

Hay muchas intervenciones que se pueden tomar para ayudar a alguien si está luchando con un trastorno alimentario. Una de las mejores opciones a seguir como tratamiento para los trastornos alimentarios es la terapia. En caso de duda, recurra a la terapia para recibir asistencia personalizada de un profesional de la salud mental conocedor y comprensivo. Este increíble equipo de especialistas en tratamiento trabaja con pacientes que tienen anorexia, bulimia, trastorno por atracón, dietas compulsivas y conductas de ejercicio y dismorfia corporal.

Lo mejor es que ofrecen terapia en línea para que pueda obtener la ayuda que necesita desde la comodidad de su hogar. Cuando busque un tratamiento para un trastorno alimentario, trabajará con un terapeuta y psiquiatras que tengan las habilidades para brindarle el primer paso hacia una vida más equilibrada y saludable. De esta manera, sin importar el tipo de terapia que elija, tendrá el mejor sistema de apoyo para crear un camino exitoso hacia la recuperación.

Comer no es el único comportamiento involucrado.

Uno de los conceptos erróneos más comunes es que todos los trastornos alimentarios involucran la acción de comer. Aunque estos trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón, involucran alimentos de alguna manera, muchos trastornos no lo hacen. Muchos tienen sus raíces en una forma obsesivo-compulsiva, que está relacionada con el TOC, un trastorno de ansiedad común. Cuando alguien tiene TOC, se obsesiona con una sensación particular, pensamientos o ideas no deseados. Este proceso es bastante similar para aquellos que luchan con trastornos alimentarios que giran en torno a su imagen corporal o peso corporal. Para ser específicos, uno de estos trastornos es la dismorfia corporal. Aquellos a quienes se les diagnostica dismorfia corporal no pueden dejar de pensar en una parte particular de su imagen corporal. Estos pensamientos abrumadores le dificultan continuar a lo largo del día sin tranquilidad u obsesión constante con el defecto percibido.

El objetivo es que se sienta cómodo en su piel y libre de este abrumador problema de salud mental. Una vez que esté en su tratamiento, compre ropa en la que se sienta seguro. Agregue uno de estos sujetadores de cobertura total, ropa cómoda que le encanta y un nuevo atuendo que le recuerde lo increíble que es, incluso mientras navega por este proceso.

Los trastornos alimentarios solo afectan a las mujeres.

Es un estereotipo ignorante pensar que las mujeres son el único grupo demográfico que lucha contra los trastornos alimentarios. De hecho, se informó que los hombres constituyen 10 millones de la población registrada que padece un trastorno alimentario. Teniendo esto en cuenta, es fundamental reconocer que todos merecen un tratamiento eficaz y ayuda profesional, independientemente del género. Esta área es particularmente difícil de navegar para los hombres más jóvenes porque hay muchos estigmas cuando un hombre se preocupa por la imagen corporal.

Sin embargo, esto nunca debería disuadirlo de buscar los niveles de atención que usted o su ser querido merecen. Si está cuidando a su hijo o hermano, recuerde estos síntomas del trastorno para que pueda realizar la intervención adecuada cuando sea necesario. Para los adolescentes, recuerde buscar asistencia de salud mental e incluso posiblemente asesoramiento nutricional. De esta manera, podrá elaborar un plan de tratamiento que funcione para usted.


Conceptos erróneos comunes sobre los trastornos alimentarios

Según estudios recientes, casi 30 millones de estadounidenses tendrán un trastorno alimentario en algún momento de su vida. Debido a esta gran cantidad de personas afectadas, es importante comprender completamente la complejidad de los trastornos alimentarios y los trastornos de ansiedad que comúnmente se asocian con ellos. Si usted o un ser querido entra en esta categoría y lucha con un trastorno alimentario, es hora de obtener el alivio que se merece. Aquí hay algunas cosas que todos deberían saber sobre los trastornos alimentarios y algunas pautas sobre cómo buscar tratamiento.

Comprenda los distintos planes de tratamiento.

Hay muchas intervenciones que se pueden tomar para ayudar a alguien si está luchando con un trastorno alimentario. Una de las mejores opciones a seguir como tratamiento para los trastornos alimentarios es la terapia. En caso de duda, recurra a la terapia para recibir asistencia personalizada de un profesional de la salud mental conocedor y comprensivo. Este increíble equipo de especialistas en tratamiento trabaja con pacientes que tienen anorexia, bulimia, trastorno por atracón, dietas compulsivas y conductas de ejercicio y dismorfia corporal.

Lo mejor es que ofrecen terapia en línea para que pueda obtener la ayuda que necesita desde la comodidad de su hogar. Cuando busque un tratamiento para un trastorno alimentario, trabajará con un terapeuta y psiquiatras que tengan las habilidades para brindarle el primer paso hacia una vida más equilibrada y saludable. De esta manera, sin importar el tipo de terapia que elija, tendrá el mejor sistema de apoyo para crear un camino exitoso hacia la recuperación.

Comer no es el único comportamiento involucrado.

Uno de los conceptos erróneos más comunes es que todos los trastornos alimentarios involucran la acción de comer. Aunque estos trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón, involucran alimentos de alguna manera, muchos trastornos no lo hacen. Muchos tienen sus raíces en una forma obsesivo-compulsiva, que está relacionada con el TOC, un trastorno de ansiedad común. Cuando alguien tiene TOC, se obsesiona con una sensación particular, pensamientos o ideas no deseados. Este proceso es bastante similar para aquellos que luchan con trastornos alimentarios que giran en torno a su imagen corporal o peso corporal. Para ser específico, uno de estos trastornos es la dismorfia corporal. Aquellos a quienes se les diagnostica dismorfia corporal no pueden dejar de pensar en una parte particular de su imagen corporal. Estos pensamientos abrumadores le dificultan continuar a lo largo del día sin tranquilidad u obsesión constante con el defecto percibido.

El objetivo es que se sienta cómodo en su piel y libre de este abrumador problema de salud mental. Una vez que esté en su tratamiento, compre ropa en la que se sienta seguro. Agregue uno de estos sujetadores de cobertura total, ropa cómoda que le encanta y un nuevo atuendo que le recuerde lo increíble que es, incluso mientras navega por este proceso.

Los trastornos alimentarios solo afectan a las mujeres.

Es un estereotipo ignorante pensar que las mujeres son el único grupo demográfico que lucha con los trastornos alimentarios. De hecho, se informó que los hombres constituyen 10 millones de la población registrada que padece un trastorno alimentario. Teniendo esto en cuenta, es fundamental reconocer que todos merecen un tratamiento eficaz y ayuda profesional, independientemente del género. Esta área es particularmente difícil de navegar para los hombres más jóvenes porque hay muchos estigmas cuando un hombre se preocupa por la imagen corporal.

Sin embargo, esto nunca debería disuadirlo de buscar los niveles de atención que usted o su ser querido merecen. Si está cuidando a su hijo o hermano, recuerde estos síntomas del trastorno para que pueda realizar la intervención adecuada cuando sea necesario. Para los adolescentes, recuerde buscar asistencia de salud mental e incluso posiblemente asesoramiento nutricional. De esta manera, podrá elaborar un plan de tratamiento que funcione para usted.


Conceptos erróneos comunes sobre los trastornos alimentarios

Según estudios recientes, casi 30 millones de estadounidenses tendrán un trastorno alimentario en algún momento de su vida. Debido a esta gran cantidad de personas afectadas, es importante comprender completamente la complejidad de los trastornos alimentarios y los trastornos de ansiedad que comúnmente los acompañan. Si usted o un ser querido entra en esta categoría y lucha con un trastorno alimentario, es hora de obtener el alivio que se merece. Aquí hay algunas cosas que todos deberían saber sobre los trastornos alimentarios y algunas pautas sobre cómo buscar tratamiento.

Comprenda los distintos planes de tratamiento.

Hay muchas intervenciones que se pueden tomar para ayudar a alguien si está luchando contra un trastorno alimentario. Una de las mejores opciones a seguir como tratamiento para los trastornos alimentarios es la terapia. En caso de duda, recurra a la terapia para recibir asistencia personalizada de un profesional de la salud mental conocedor y comprensivo. Este increíble equipo de especialistas en tratamiento trabaja con pacientes que tienen anorexia, bulimia, trastorno por atracón, dietas compulsivas y conductas de ejercicio y dismorfia corporal.

Lo mejor es que ofrecen terapia en línea para que pueda obtener la ayuda que necesita desde la comodidad de su hogar. Cuando busque un tratamiento para un trastorno alimentario, trabajará con un terapeuta y psiquiatras que tengan las habilidades para brindarle el primer paso hacia una vida más equilibrada y saludable. De esta manera, sin importar el tipo de terapia que elija, tendrá el mejor sistema de apoyo para crear un camino exitoso hacia la recuperación.

Comer no es el único comportamiento involucrado.

Uno de los conceptos erróneos más comunes es que todos los trastornos alimentarios involucran la acción de comer. Aunque estos trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón, involucran alimentos de alguna manera, muchos trastornos no lo hacen. Muchos tienen sus raíces en una forma obsesivo-compulsiva, que está relacionada con el TOC, un trastorno de ansiedad común. Cuando alguien tiene TOC, se obsesiona con una sensación particular, pensamientos o ideas no deseados. Este proceso es bastante similar para aquellos que luchan con trastornos alimentarios que giran en torno a su imagen corporal o peso corporal. Para ser específicos, uno de estos trastornos es la dismorfia corporal. Aquellos a quienes se les diagnostica dismorfia corporal no pueden dejar de pensar en una parte particular de su imagen corporal. Estos pensamientos abrumadores le dificultan continuar a lo largo del día sin tranquilidad u obsesión constante con el defecto percibido.

El objetivo es que se sienta cómodo en su piel y libre de este abrumador problema de salud mental. Una vez que esté en su tratamiento, compre ropa en la que se sienta seguro. Agregue uno de estos sujetadores de cobertura total, ropa cómoda que le encanta y un nuevo atuendo que le recuerde lo increíble que es, incluso mientras navega por este proceso.

Los trastornos alimentarios solo afectan a las mujeres.

Es un estereotipo ignorante pensar que las mujeres son el único grupo demográfico que lucha contra los trastornos alimentarios. De hecho, se informó que los hombres constituyen 10 millones de la población registrada que padece un trastorno alimentario. Teniendo esto en cuenta, es fundamental reconocer que todos merecen un tratamiento eficaz y ayuda profesional, independientemente del género. Esta área es particularmente difícil de navegar para los hombres más jóvenes porque hay muchos estigmas cuando un hombre se preocupa por la imagen corporal.

Sin embargo, esto nunca debería disuadirlo de buscar los niveles de atención que usted o su ser querido merecen. Si está cuidando a su hijo o hermano, recuerde estos síntomas del trastorno para que pueda realizar la intervención adecuada cuando sea necesario. Para los adolescentes, recuerde buscar asistencia de salud mental e incluso posiblemente asesoramiento nutricional. De esta manera, podrá elaborar un plan de tratamiento que funcione para usted.


Conceptos erróneos comunes sobre los trastornos alimentarios

Según estudios recientes, casi 30 millones de estadounidenses tendrán un trastorno alimentario en algún momento de su vida. Debido a esta gran cantidad de personas afectadas, es importante comprender completamente la complejidad de los trastornos alimentarios y los trastornos de ansiedad que comúnmente los acompañan. Si usted o un ser querido entra en esta categoría y lucha con un trastorno alimentario, es hora de obtener el alivio que se merece. A continuación, presentamos algunas cosas que todos deberían saber sobre los trastornos alimentarios y algunas pautas sobre cómo buscar tratamiento.

Comprenda los distintos planes de tratamiento.

Hay muchas intervenciones que se pueden tomar para ayudar a alguien si está luchando con un trastorno alimentario. Una de las mejores opciones a seguir como tratamiento para los trastornos alimentarios es la terapia. En caso de duda, recurra a la terapia para recibir asistencia personalizada de un profesional de la salud mental conocedor y comprensivo. Este increíble equipo de especialistas en tratamiento trabaja con pacientes que tienen anorexia, bulimia, trastorno por atracón, dietas compulsivas y conductas de ejercicio y dismorfia corporal.

Lo mejor es que ofrecen terapia en línea para que pueda obtener la ayuda que necesita desde la comodidad de su hogar. Cuando busque un tratamiento para un trastorno alimentario, trabajará con un terapeuta y psiquiatras que tengan las habilidades para brindarle el primer paso hacia una vida más equilibrada y saludable. De esta manera, no importa el tipo de terapia que elija, tendrá el mejor sistema de apoyo para crear un camino exitoso hacia la recuperación.

Comer no es el único comportamiento involucrado.

Uno de los conceptos erróneos más comunes es que todos los trastornos alimentarios involucran la acción de comer. Aunque estos trastornos alimentarios, como la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón, involucran alimentos de alguna manera, muchos trastornos no lo hacen. Muchos tienen sus raíces en una forma obsesivo-compulsiva, que está relacionada con el TOC, un trastorno de ansiedad común. Cuando alguien tiene TOC, se obsesiona con una sensación particular, pensamientos o ideas no deseados. Este proceso es bastante similar para aquellos que luchan con trastornos alimentarios que giran en torno a su imagen corporal o peso corporal. Para ser específico, uno de estos trastornos es la dismorfia corporal. Aquellos a quienes se les diagnostica dismorfia corporal no pueden dejar de pensar en una parte particular de su imagen corporal. Estos pensamientos abrumadores le dificultan continuar a lo largo del día sin tranquilidad u obsesión constante con el defecto percibido.

El objetivo es que se sienta cómodo en su piel y libre de este abrumador problema de salud mental. Una vez que esté en su tratamiento, compre ropa en la que se sienta seguro. Agregue uno de estos sujetadores de cobertura total, ropa cómoda que le encanta y un nuevo atuendo que le recuerde lo increíble que es, incluso mientras navega por este proceso.

Los trastornos alimentarios solo afectan a las mujeres.

Es un estereotipo ignorante pensar que las mujeres son el único grupo demográfico que lucha contra los trastornos alimentarios. It’s actually reported that males make up 10 million of the recorded population that suffers from an eating disorder. With this fact in mind, it’s critical to recognize that everyone deserves effective treatment and professional help, regardless of gender. This area is particularly challenging to navigate for younger males because there are many stigmas when a male cares about body image.

However, this should never deter you from pursuing the levels of care that you or your loved one deserves. If you’re looking out for your child or sibling, remember these disorder symptoms so that you can make proper intervention when necessary. For adolescents, remember to reach out for mental health assistance and even possibly nutritional counseling. This way, you’re able to form a treatment plan that works for you.


Common Misconceptions About Eating Disorders

According to recent studies, nearly 30 million Americans will have an eating disorder at some point in their life. Because of this high number of affected individuals, it’s important to fully understand the complexity of eating disorders and the anxiety disorders that commonly pair with them. If you or a loved one falls into this category and struggles with an eating disorder, it’s time to get the relief that you deserve. Here are a few things that everyone should know about eating disorders and some guidance on how to seek treatment.

Understand the various treatment plans.

There are plenty of interventions to take that help someone if they’re struggling with an eating disorder. One of the best options to pursue as an eating disorder treatment is therapy. When in doubt, turn to therapy to receive one-on-one assistance from a knowledgeable and understanding mental health professional. This incredible team of treatment specialists works with patients who have anorexia, bulimia, binge eating disorder, compulsive dieting and exercise behaviors, and body dysmorphia.

What’s great is that they offer online therapy so that you get the help you need from the comfort of your own home. When seeking eating disorder treatment, you’ll work with a therapist and psychiatrists who have the skills to provide you with the first step towards a life that is more balanced and healthy. This way, no matter the type of therapy that you choose, you’ll have the best support system to create a successful road to recovery.

Eating isn’t the only behavior involved.

One of the most common misconceptions is that all eating disorders involve the action of eating. Though these eating disorders like anorexia nervosa, bulimia nervosa, and binge eating disorder all involve food in some way, many disorders don’t. Many are rooted in an obsessive-compulsive manner, which is linked to OCD, a common anxiety disorder. When someone has OCD, they obsess over a particular sensation, unwanted thoughts, or ideas. This process is actually quite similar for those who struggle with eating disorders that revolve around your body image or body weight. To be specific, one of these disorders is body dysmorphia. Those who are diagnosed with body dysmorphia can’t stop thinking about a particular part of their body image. These overwhelming thoughts make it difficult for you to continue throughout your day without reassurance or constant obsession with the perceived flaw.

The goal is for you to feel comfortable in your skin and free from this overwhelming mental health issue. Once you’re into your treatment, buy clothing that you feel confident in. Add one of these full coverage bras, comfortable clothes that you love, and a new outfit that reminds you of how incredible you are, even as you navigate this process.

Eating disorders only affect females.

It’s an ignorant stereotype to think that females are the only demographic that struggle with eating disorders. It’s actually reported that males make up 10 million of the recorded population that suffers from an eating disorder. With this fact in mind, it’s critical to recognize that everyone deserves effective treatment and professional help, regardless of gender. This area is particularly challenging to navigate for younger males because there are many stigmas when a male cares about body image.

However, this should never deter you from pursuing the levels of care that you or your loved one deserves. If you’re looking out for your child or sibling, remember these disorder symptoms so that you can make proper intervention when necessary. For adolescents, remember to reach out for mental health assistance and even possibly nutritional counseling. This way, you’re able to form a treatment plan that works for you.


Common Misconceptions About Eating Disorders

According to recent studies, nearly 30 million Americans will have an eating disorder at some point in their life. Because of this high number of affected individuals, it’s important to fully understand the complexity of eating disorders and the anxiety disorders that commonly pair with them. If you or a loved one falls into this category and struggles with an eating disorder, it’s time to get the relief that you deserve. Here are a few things that everyone should know about eating disorders and some guidance on how to seek treatment.

Understand the various treatment plans.

There are plenty of interventions to take that help someone if they’re struggling with an eating disorder. One of the best options to pursue as an eating disorder treatment is therapy. When in doubt, turn to therapy to receive one-on-one assistance from a knowledgeable and understanding mental health professional. This incredible team of treatment specialists works with patients who have anorexia, bulimia, binge eating disorder, compulsive dieting and exercise behaviors, and body dysmorphia.

What’s great is that they offer online therapy so that you get the help you need from the comfort of your own home. When seeking eating disorder treatment, you’ll work with a therapist and psychiatrists who have the skills to provide you with the first step towards a life that is more balanced and healthy. This way, no matter the type of therapy that you choose, you’ll have the best support system to create a successful road to recovery.

Eating isn’t the only behavior involved.

One of the most common misconceptions is that all eating disorders involve the action of eating. Though these eating disorders like anorexia nervosa, bulimia nervosa, and binge eating disorder all involve food in some way, many disorders don’t. Many are rooted in an obsessive-compulsive manner, which is linked to OCD, a common anxiety disorder. When someone has OCD, they obsess over a particular sensation, unwanted thoughts, or ideas. This process is actually quite similar for those who struggle with eating disorders that revolve around your body image or body weight. To be specific, one of these disorders is body dysmorphia. Those who are diagnosed with body dysmorphia can’t stop thinking about a particular part of their body image. These overwhelming thoughts make it difficult for you to continue throughout your day without reassurance or constant obsession with the perceived flaw.

The goal is for you to feel comfortable in your skin and free from this overwhelming mental health issue. Once you’re into your treatment, buy clothing that you feel confident in. Add one of these full coverage bras, comfortable clothes that you love, and a new outfit that reminds you of how incredible you are, even as you navigate this process.

Eating disorders only affect females.

It’s an ignorant stereotype to think that females are the only demographic that struggle with eating disorders. It’s actually reported that males make up 10 million of the recorded population that suffers from an eating disorder. With this fact in mind, it’s critical to recognize that everyone deserves effective treatment and professional help, regardless of gender. This area is particularly challenging to navigate for younger males because there are many stigmas when a male cares about body image.

However, this should never deter you from pursuing the levels of care that you or your loved one deserves. If you’re looking out for your child or sibling, remember these disorder symptoms so that you can make proper intervention when necessary. For adolescents, remember to reach out for mental health assistance and even possibly nutritional counseling. This way, you’re able to form a treatment plan that works for you.


Common Misconceptions About Eating Disorders

According to recent studies, nearly 30 million Americans will have an eating disorder at some point in their life. Because of this high number of affected individuals, it’s important to fully understand the complexity of eating disorders and the anxiety disorders that commonly pair with them. If you or a loved one falls into this category and struggles with an eating disorder, it’s time to get the relief that you deserve. Here are a few things that everyone should know about eating disorders and some guidance on how to seek treatment.

Understand the various treatment plans.

There are plenty of interventions to take that help someone if they’re struggling with an eating disorder. One of the best options to pursue as an eating disorder treatment is therapy. When in doubt, turn to therapy to receive one-on-one assistance from a knowledgeable and understanding mental health professional. This incredible team of treatment specialists works with patients who have anorexia, bulimia, binge eating disorder, compulsive dieting and exercise behaviors, and body dysmorphia.

What’s great is that they offer online therapy so that you get the help you need from the comfort of your own home. When seeking eating disorder treatment, you’ll work with a therapist and psychiatrists who have the skills to provide you with the first step towards a life that is more balanced and healthy. This way, no matter the type of therapy that you choose, you’ll have the best support system to create a successful road to recovery.

Eating isn’t the only behavior involved.

One of the most common misconceptions is that all eating disorders involve the action of eating. Though these eating disorders like anorexia nervosa, bulimia nervosa, and binge eating disorder all involve food in some way, many disorders don’t. Many are rooted in an obsessive-compulsive manner, which is linked to OCD, a common anxiety disorder. When someone has OCD, they obsess over a particular sensation, unwanted thoughts, or ideas. This process is actually quite similar for those who struggle with eating disorders that revolve around your body image or body weight. To be specific, one of these disorders is body dysmorphia. Those who are diagnosed with body dysmorphia can’t stop thinking about a particular part of their body image. These overwhelming thoughts make it difficult for you to continue throughout your day without reassurance or constant obsession with the perceived flaw.

The goal is for you to feel comfortable in your skin and free from this overwhelming mental health issue. Once you’re into your treatment, buy clothing that you feel confident in. Add one of these full coverage bras, comfortable clothes that you love, and a new outfit that reminds you of how incredible you are, even as you navigate this process.

Eating disorders only affect females.

It’s an ignorant stereotype to think that females are the only demographic that struggle with eating disorders. It’s actually reported that males make up 10 million of the recorded population that suffers from an eating disorder. With this fact in mind, it’s critical to recognize that everyone deserves effective treatment and professional help, regardless of gender. This area is particularly challenging to navigate for younger males because there are many stigmas when a male cares about body image.

However, this should never deter you from pursuing the levels of care that you or your loved one deserves. If you’re looking out for your child or sibling, remember these disorder symptoms so that you can make proper intervention when necessary. For adolescents, remember to reach out for mental health assistance and even possibly nutritional counseling. This way, you’re able to form a treatment plan that works for you.