Nuevas recetas

Los 50 mejores lugares de pollo frito de Estados Unidos (presentación de diapositivas)

Los 50 mejores lugares de pollo frito de Estados Unidos (presentación de diapositivas)

Una colección de los establecimientos de primer nivel que sirven este icónico plato estadounidense

Los 50 mejores lugares de pollo frito de Estados Unidos

Una colección de los establecimientos de primer nivel que sirven este icónico plato estadounidense.

50. Hill Country Fried Chicken: Ciudad de Nueva York

Marc Glosserman y Elizabeth Karmel ya habían hecho más de lo que nadie podría haber imaginado por la escena de la barbacoa de la ciudad de Nueva York al lanzar zona rural montañosa, por lo que cualquier otro logro culinario estaría por encima y más allá. Pero eso es exactamente lo que han hecho con Hill Country Chicken: estandarizar la comprensión de los neoyorquinos de lo que debería ser un alimento básico sureño bien hecho. Hill Country Chicken celebra la cocina casera de las abuelas de Glosserman, Elsia y Betty (Elsia era la experta en pollo en salmuera de suero de leche y Betty conocía los pasteles). Y cuando muerdas esa corteza crujiente ... bueno, no confíes en nuestra palabra; solo inténtalo.

49. Charles ’Country Pan Fried Country: Ciudad de Nueva York

Charles Gabriel de Charles ’Country Pan Fried Country en Harlem, Nueva York, ha estado friendo pollo desde que era un niño que crecía en las afueras de Raleigh. Usando nada más que un par de sartenes y la receta de su madre (que requiere que el pollo se dé la vuelta y se dé la vuelta con frecuencia), Gabriel ha hecho de su tienda una institución en Nueva York; este sencillo local sirve algunos de los mejores pollos fritos de la ciudad.

48. Alpine Inn: Omaha, Nebraska.

Posada alpina puede parecer modesto en función del exterior del edificio, pero sus medias gallinas fritas servidas con grandes gajos de papa no deben pasarse por alto. En el negocio durante más de 40 años, el lugar (que también funciona como un bar de moteros por la noche) es conocido por alimentar a los aproximadamente 50 mapaches locales sus sobras de pollo. Pero no se asuste por sus amigos peludos; Prometemos que este plato vale la pena.

47. Salón de té Mary Mac: Atlanta

Salón de té de Mary Mac es una institución de Atlanta y ha estado sirviendo a multitud de comensales felices desde 1945. Su pollo frito es uno de los mejores platos que hay, y es fácil ver por qué. Mary Mac's Tea Room hace un pollo frito rebozado doble que viene en un juego de cuatro piezas con las piernas, pechuga, muslo y ala, o el plato de pollo frito de tres alas o una pechuga de pollo. ¿Mencionamos que en su visita a Mary Mac's tiene derecho a una taza de potlikker y un trozo de pan de maíz de cortesía?

46. ​​Roscoe's House of Chicken and Waffles: Los Ángeles

Esta lugar nocturno ha estado sirviendo pollo frito y waffles desde 1975, y desde entonces se ha expandido a una pequeña cadena local de restaurantes. La lista de comensales famosos es interminable (lo cual no es ninguna sorpresa considerando su ubicación en Los Ángeles), pero los clientes habituales incluyen a Snoop Dogg y Larry King; incluso el presidente Obama hizo una parada en boxes en Roscoe's durante una visita a Los Ángeles. El pollo se fríe fresco a pedido, y asegúrese de pedir que sus waffles se cocinen más crujientes para evitar que se empapen.

45. Restaurante Hattie's: Saratoga Springs, Nueva York

Aunque tiene más de 70 años y se encuentra en el norte del estado de Nueva York, Restaurante de Hattie ha logrado conservar su encanto histórico sureño. El restaurante se ha mantenido fiel a su sensación de comodidad sureña con una puerta mosquitera, manteles a cuadros y, lo más importante, su auténtico menú. Hattie's sirve platos tradicionales como jambalaya criollo y gumbo del día, pero es más famoso por su pollo frito, que se prepara exactamente igual que en 1938. El pollo frito de Hattie incluso apareció en el programa Food Network de Bobby Flay. Tirar y demostró en la televisión nacional que su pollo frito es sublime.

44. Resurrection Ale House: Filadelfia

Nombrado por Bon Appétit como uno de los mejores lugares para el pollo frito, este autodefinido "bistró de cerveza de barrio"en Filadelfia ha estado sirviendo pollo dos veces frito con una llovizna de miel especiada y una guarnición de pan de maíz desde 2009. Dirigido por el chef Joey Chmiko, este gastropub ha dominado una de las mejores combinaciones del mundo: pollo frito y cerveza.

43. Yardbird Southern Table & Bar: Miami, Florida.

Yardbird Southern Table & Bar trae un encanto e influencia sureños a Miami, un lugar conocido por su comida cubana y española. Se dice que el ex chef Jeff McInnis, quien desde entonces se mudó de Yardbird para abrir Root and Bone en Nueva York, tiene hervido esta receta de pollo frito En resumen: poner el pollo en salmuera durante 27 horas antes de dragarlo en harina con especias de cayena y luego freírlo. El pollo frito de Yardbird ha recibido numerosos elogios en los últimos años, incluido el haber ganado un lugar en la lista del mejor pollo frito de los EE. UU. Por Food and Wine, nombrado uno de los mejores lugares del sur para el pollo frito por Southern Living, y uno de los los 33 platos más emblemáticos de Miami según Eater.

42. Restaurante Dooky Chase: Nueva Orleans, Luisiana

El pollo frito en Restaurante de Dooky Chase ha sido llamado el mejor en Nueva Orleans, y el propietario y chef Leah Chase es una leyenda y una de las mejores cocineras criollas de Estados Unidos. Chase usa una receta que hace que el pollo esté más crujiente y resulta un plato que una vez más se convirtió en la gracia salvadora de este vecindario de Nueva Orleans al salir de la devastación de Katrina. Puede confiar en que este hito local siempre tendrá una línea en la puerta.

41. Martha Lou's: Charleston, S. C.

Martha Lou's es el ejemplo perfecto de esa expresión ancestral, "no juzgues un libro por su portada". Aunque este restaurante rosa impropio puede parecer que no te sorprenderá con su comida, Martha Lou’s Kitchen ha estado sirviendo excelente comida soul al estilo sureño durante más de 30 años. Se dice que es uno de los mejores pollos fritos que encontrarás en el sur. El pollo se draga ligeramente en harina y se sumerge en una masa de leche, y luego se fríe en un poco de aceite de maní hasta que tenga el nivel perfecto de crujiente.

40. Cocina de Jestine: Charleston, S.C.

De Jestine a menudo tiene líneas que salen por la puerta, lo que ha llevado a algunos detractores a descartar el lugar como una "trampa para turistas", pero cualquiera que sea su opinión, vale la pena esperar por el pollo frito de Jestine. Ha sido alabado no solo como el mejor en la ciudad, sino también en el estado, el mundo, la galaxia, e incluso el universo. El pollo frito que se sirve aquí es tradicional, pura comodidad sureña, y está disponible en pedidos de carne completamente blanca y completamente oscura. La cocina sirve todas las cosas completamente sureñas, y tanto Rachael Ray como Anthony Bourdain han adornado sus asientos. Jestine ha sido nombrado "Best Of" de Food Network, "O's Charleston's Travel Guide" de la revista Oprah y recibió el premio Reader's Choice Award de la revista Southern Living en 2009. La cocina lleva el nombre de Jestine Matthews, quien se encargó de la casa y la cocina durante generaciones de la propietaria Dana. Familia de Berlín. Vivió hasta los 112 años, lo que demuestra que ninguna indulgencia de pollo frito está garantizada para acabar contigo.

39. Magnum Restaurant & Lounge: Miami

Foursquare / iMiamiNewTimes

No muchos piano bares también pueden presumir del mejor pollo frito de la ciudad. Pero en Miami Restaurante y salón Magnum es la excepción. En 2010, ganaron el premio "Mejor pollo frito" en Miami de New York Times y CBS Miami, gracias nada menos que a la madre del propietario. Aunque Magnum está actualmente cerrado por renovaciones, el lugar abierto de nuevo a mediados o finales de octubre bajo nueva dirección; sin embargo, no hay nada de qué preocuparse, ya que este punto de acceso de Miami mantendrá sus colores.

38. New Golden Daisy: San Francisco

A menudo pensamos en el pollo frito como un manjar sureño, pero este restaurante chino ha logrado adaptar el viejo clásico en algo recientemente delicioso, sin mencionar increíblemente adictivo. Nueva Margarita Dorada sirve platos llenos de sus famosos muslos de pollo frito por solo $ 5 la libra, y los fanáticos de este lugar no pueden obtener suficiente. La piel está perfectamente crujiente con toques de jengibre, ajo y cebollín, y la carne está tierna y húmeda. SF Weekly reconoció a New Golden Daisy por sus drummettes sorprendentemente sabrosos que se destacan del resto del menú, así que la próxima vez que estés en San Francisco, asegúrate de pasar por una libra o dos ... o tres ... de estos exquisitos pollos. picaduras.

37. Comedor de Whole Truth: Wilson, N.C.

los Comedor de Whole Truth es bastante básico, pero ¿quién necesita lujos cuando tienes pollo frito como el de ellos? Comenzó como un comedor para la Iglesia del Señor Jesucristo de la Fe Apostólica en Wilson, Carolina del Norte, y finalmente abrió como un restaurante de servicio completo en un edificio que es propiedad de la iglesia. No tiene todas las comodidades de un restaurante tradicional, pero el pollo, el pudín de plátano y el pastel de camote definitivamente no te decepcionarán.

36. Sweetie Pie's: St. Louis, Missouri.

Con dos ubicaciones en St. Louis y una historia interesante detrás de su creación, Sweetie Pie's Kitchen ofrece una excelente comida para el alma, pesada para el alma. La creación del veterano artista Robbie Montgomery, o Miss Robbie (que una vez fue cantante de respaldo de Ike y Tina Turner), Sweetie Pie's tiene miles de clientes que vienen cada semana que se dedican al pollo frito, lo que requiere algo de alto secreto. empanizado de pollo frito y que los cocineros doblen y meta las puntas de las alas en la paleta antes de freír el pollo.

35. Burrito: Birmingham, Alabama

Votado como uno de los mejores restaurantes del sur y uno de los mejores lugares para comer pollo frito en el sur por Southern Living, Burrito en Birmingham, Alabama, le ofrece pollo frito con un toque diferente. En Little Donkey, el pollo frito se pone en salmuera durante la noche con una mezcla de tres chiles para darle un poco de calor adicional.

34. Jus Cookin ’: Lakewood, Colo.

Puede que el pollo frito no sea lo primero que se le ocurra cuando esté en Colorado, pero el Jus Cookin ’ ha estado sirviendo discretamente algunos de los mejores del país desde su modesta ubicación de "pequeña granja amarilla" en Lakewood. El pollo se empaniza a mano, se prepara a pedido y se sirve con arreglos sureños como acompañamiento, y Food & Wine eligió al pollo de Jus Cookin como el 23 ° mejor pollo frito de los Estados Unidos. Los propietarios Steve y Char Modlich han estado preparando su pollo de esta manera desde 1988, y su enfoque centrado en la familia lo convierte en una experiencia gastronómica auténtica y deliciosa. Las comidas humildes pero abundantes de Jus Cookin han atraído a gente como Katie Couric a cenar; y la orden favorita del ex lanzador de los Rockies y habitual Aaron Cook de Jus Cookin? Ese pollo frito.

33. Chicken Annie's: Pittsburg, Kansas.

Pollo Annie es conocido en todo Pittsburg, Kansas, por su característico pollo frito y su hospitalidad garantizada. El restaurante tuvo un comienzo humilde; cuando el esposo de la fundadora Ann Pichler resultó herido en un accidente en una mina de carbón en 1934, ella comenzó a servir pollo frito fuera de su casa para mantener a la familia. Rápidamente se corrió la voz del delicioso pollo frito, y en 1972 el restaurante se mudó de su casa al edificio actual. Ahora, la familia continúa la tradición de excelente comida y cálida hospitalidad con su pollo frito de "corteza fina" y los famosos aros de cebolla rebozados en casa. Chicken Annie's estaba en Travel Channel's Guerras de alimentos en 2010.

32. Hollyhock Hill: Indianápolis

Hollyhock Hill es un restaurante de estilo rural del Medio Oeste que se enorgullece de crear un ambiente acogedor para todos sus clientes. Desde que abrió en 1928, Hollyhock ha pasado de ser un restaurante para 30 invitados a uno con capacidad para 70 invitados y finalmente a su ubicación de 150 asientos en Indianápolis, donde se encuentra hoy. Aunque Hollyhock ha experimentado cambios a lo largo de los años, todavía elabora alimentos a partir de las recetas originales de 1928 utilizando las técnicas y filosofías de los fundadores. Su pollo frito, apodado "pollo frito Hoosier", se puede pedir en la tienda o para llevar, y los clientes pueden elegir entre pechugas de pollo, muslos, piernas, alas, hígados y mollejas, todo frito a la perfección.

31. Max's Wine Dive: Austin, Texas

"¿Pollo frito y champán? ... ¡¿Por qué diablos no ?!" Esa es la pregunta. También es el lema de esta articulación de Texas. La ubicación de Austin de Buceo de vino de Max presenta una decoración informal e industrial y comida de primera de la chef Erica Beneke. No se pierda su pollo marinado con jalapeños y suero de leche casero, frito a fuego lento y bajo, servido con puré de papas, berza y ​​tostadas de Texas.

30. Jardines de Belgrado: Barberton, Ohio

Jardines de Belgrado afirma que tiene el pollo más grande del mundo, y con razón. Ubicado en Barberton, Ohio (un suburbio de Akron), y abierto desde 1933, este lugar sirve un estilo especial de pollo frito llamado "Pollo Barberton", que se fríe en manteca de cerdo y tiene una forma y color distintivos. Sirven su pollo a la antigua, dando a los clientes la posibilidad de elegir entre alas, drumettes, pechugas, patas, muslos y lomos. Puede estar seguro de que ninguno de sus preciosos pollos se desperdicia.

29. Seven Sows Bourbon & Larder: Asheville, N.C.

En el menú de Seven Sows Bourbon & Despensa es un pollo frito con suero de leche que le ha valido al restaurante un grupo devoto de fanáticos del pollo frito y es fácilmente el plato más popular del menú según el chef Mike Moore. El pollo frito en Seven Sows viene con una salsa inspirada en la abuela del chef; la salsa usa partes de pollo que de otro modo se descartarían y eso lo convierte en una salsa conmovedora. El plato también viene con un poco de queso pimiento, bellamente preparado encima del pollo, tal como solía servirlo la abuela de Moore.

28. Trina's Starlite Lounge: Boston

De Trina tiene muchas cosas a su favor, ya que es uno de los restaurantes más extravagantes de Boston que ofrece interpretaciones deliciosas y creativas de una vertiginosa variedad de cocinas y cócteles. Desde 2009, la gente se ha sentido atraída por el estilo vintage-noir, vagamente sureño del lugar, pero otros se dirigen a Trina's por su famoso pollo y waffles, lo que hizo que el restaurante fuera nombrado uno de los 10 mejores lugares de pollo frito de la revista Bon Appétit en el país en 2010. La chef principal Suzanne Maitland remata un gofre de suero de leche con una o dos piezas de pollo frito y lo rocía con jarabe de arce y pimiento picante. Junto con un cóctel de brunch exclusivo de Trina (como el bourbon de arce), esta comida de $ 14 no debe perderse. Afortunadamente, incluso los empleados de la industria de restaurantes con exceso de trabajo pueden disfrutar de un brunch relajado en Trina's; organizan un "brunch de la industria" especial a partir de las 12 p.m. a las 4 p.m. todos los lunes para satisfacer los horarios de la industria.

27. Café Dupont: Birmingham, Ala.

Café Dupont ofrece una "perspectiva fresca sobre los ingredientes regionales", utilizando alimentos orgánicos y productos frescos para crear un menú repleto de sabores tradicionales y estilo contemporáneo. El propietario y chef Chris Dupont, oriundo de Nueva Orleans, es el cerebro detrás del menú ecléctico de Café Dupont y ha desarrollado relaciones sólidas con los agricultores locales para ayudar a alimentar sus platos. En 2005, el pollo frito de Café Dupont ocupó el puesto número 13 en la lista de la Oficina de Turismo y Viajes de Alabama de los 100 platos que debe comer en Alabama. Sin embargo, esto podría no ser una sorpresa porque este no es el pollo frito promedio. Dupont sirve pollo frito con suero de leche con salsa de limón y albahaca, servido sobre papas calientes con crema. ¡Nos parece un pollo frito galardonado!

26. Comedor Simpatica: Portland, Ore.

Conocido por utilizar los ingredientes más frescos y por matar sus carnes en las instalaciones, Simpatica se dedica a ejecutar platos de forma experta de principio a fin, por lo que no es de extrañar que su pollo frito se haya convertido en uno de los favoritos. Aunque el menú cambia semanalmente, los comensales esperan ansiosos a que el pollo frito aparezca en la rotación regular. El plato estrella a menudo se combina con salsa y galletas o gofres para el brunch.

25. Restaurante de cocina campestre Mama Dip: Chapel Hill, N.C.

En 1976, Mildred Council, conocido como Mama Dip, abrió Mama Dip's en Chapel Hill, N.C., con solo $ 64 a su nombre. Cuando su comida se agotó en unas pocas horas, supo que tenía algo especial y nació el restaurante de cocina campestre Mama Dip. Su objetivo es crear un ambiente cómodo y servir comida que recuerde a los clientes el hogar. Mama Dip aprendió a cocinar observando a los miembros de la familia en la cocina, sin usar recetas y simplemente mirando las medidas hasta que las comidas salieron perfectamente. Su pollo frito, uno de los artículos más vendidos de la carta, es de una antigua tradición familiar y la receta se puede encontrar en ella. Cocina de Mama Dip libro de cocina.

24. Coop's Place: Nueva Orleans, Luisiana.

Lugar de la cooperativa es un favorito del Barrio Francés que es considerado por muchos como uno de los mejores lugares en Nueva Orleans para comprar pollo frito. En el menú de Coop's hay un pollo frito cajún que se sazona con la propia mezcla de bayou del restaurante y se sirve con jambalaya de conejo y salchicha (otra especialidad de Coop) y un poco de ensalada de col.

23. Cuenca de Peachtree: Atlanta, Ga.

Aunque Cuenca en Peachtree cambió su ubicación en 2012 cuando se mudó de Decatur a Buckhead, todavía sirve algunos de los mejores pollos fritos de Atlanta. Nombrado uno de los mejores restaurantes nuevos del año por Conde Nast Traveler, Watershed on Peachtree es famoso por su pollo frito empapado en salmuera y suero de leche que luego se fríe en manteca de cerdo antes de ser presentado deliciosamente en un plato. Pero tenga cuidado: Watershed solo vende pollo frito para el almuerzo y la cena en sus miércoles especiales de pollo frito, así que asegúrese de llegar temprano. Tendrá suerte si queda algo de pollo frito después de las 7 p.m.

22. Ma’Ono Fried Chicken & Whisky: Seattle

Ma’Ono es la versión renovada del Spring Hill favorito de Seattle, conocido por sus populares lunes de pollo frito. El concepto nuevo y mejorado está en el mismo lugar, con el mismo chef, Mark Fuller, pero con un menú inspirado en Hawai que incluye pollo frito todas las noches de la semana, servido junto con kimchee, arroz y salsas para mojar. Y para aquellos con sensibilidad ecológica, pueden estar seguros de que sus pollos se criaron naturalmente en Mt. Vernon, Washington. No se olviden de consultar su extensa lista de whiskies para acompañar todo el pollo frito.

21. Café de la Regla de Oro de la Sra. White: Phoenix, Arizona.

Yelp / Chrish

Es posible que muchos no asocien la comida para el alma con Phoenix, pero el café Golden Rule de la Sra. White está dispuesto a demostrar que estás equivocado; el pollo frito en la regla de oro de la Sra. White ciertamente puede competir con el de los empalmes de pollo frito en el sur profundo. Este establecimiento muy simple y sencillo sirve una tremenda porción de pollo frito sureño dorado. Llegue temprano, porque a la hora del almuerzo, este café es el lugar para estar.

20. Ad Hoc: Yountville, Calif.

En la costa oeste, pollo frito y Ad hoc, un restaurante en Yountville, California, van de la mano. El chef Thomas Keller ha desarrollado una receta de pollo frito con suero de leche que es tan popular que el plato es el favorito de los restaurantes. El proceso de Keller parece bastante simple: una salmuera inmejorable, agregue un poco de suero de leche y déle una capa llena de sabor, pero son los toques dorados del chef los que hacen que los comensales regresen por más. Una ventaja adicional, o un apéndice si es usted, es que Keller's Restaurante anexo sirve almuerzos en caja para llevar de jueves a sábado, que incluyen una opción de almuerzo del famoso pollo frito con suero de leche.

19. Harold's Chicken Shack: Chicago

Conocido como el lugar favorito de pollo frito del presidente Obama en Chicago, De Harold se ha convertido en una pequeña cadena local a medida que se ha expandido debido a su popularidad. Pero a pesar de tener numerosas ubicaciones en toda la ciudad, Harold's nunca sacrifica la calidad por la que es conocido. El pollo viene simplemente con pan blanco y salsa picante, y no hay lujos al respecto, pero con un producto que tiene un sabor tan excepcional por sí solo, no se necesitan adornos.

18. Cocina de Two Sisters: Jackson, Miss.

En una encantadora casa sureña de dos pisos, Dos Hermanas Kitchen abrió sus puertas en 1989 y ha estado sirviendo pollo frito y otros favoritos del sur desde entonces. Los platos favoritos en Two Sisters Kitchen son infinitos, desde los macarrones con queso hasta el pudín de pan, pero en última instancia, el favorito de los fanáticos es el pollo frito al estilo sureño. Todos los favoritos están disponibles todos los días durante un almuerzo buffet. Asegúrese de dejar espacio para el postre; ¡está incluido!

17. Pollo y miel de Beasley: Raleigh, N.C.

Pollo y miel de Beasley es la prueba de que Carolina del Norte hace más que una buena barbacoa. Bajo la dirección de la reconocida chef Ashley Christensen, este hotspot de Raleigh sabe de qué se trata el buen pollo frito. Christensen fríe a presión su pollo, lo que requiere una combinación de cocinar al vapor y freír el pollo y lo mantiene extra húmedo con cada bocado. Para terminar, Christensen rocía un poco de miel sobre el pollo como homenaje a su padre, apasionado por la apicultura.

16. Blackberry Farms: Walland, Tenn.

Sabemos que aman su té dulce con casi todo lo que hay en el sur, y parece que la gente de Granja de moras en Walland, Tennessee, han combinado esa bebida muy querida con otro alimento básico del sur: el pollo frito. Blackberry Farms se destaca como el favorito del experto en pollo frito Brian Lee Schrage, a quien le encanta el pollo frito en salmuera con té dulce, que está cubierto con masa harina.

15. Stroud's: Kansas City, Missouri.

En el negocio desde 1933, Stroud's es conocido por su famoso pollo frito a pedido que se sirve en "una cabaña de troncos y una casa de campo ampliada de 1829". El establecimiento tiene ganado múltiples premios, como el premio James Beard a la excelencia en la categoría de estilo hogareño, y ha aparecido en The New York Times, Bon Appétit y Gourmet a lo largo de los años. Junto con el pollo, los clientes se entusiasman con el puré de papas y los rollos de canela, que son adiciones decadentes a una comida, pero que ciertamente valen la pena por las calorías adicionales.

14. Pies 'n' Thighs: Brooklyn, Nueva York.

El pollo frito en este Joya de williamsburg se sazona generosamente con pimienta negra, cayena y pimentón, lo que le da una corteza dorada potente y sabrosa. El ambiente es relajado, pero encantador, con mesas pequeñas y suficientes asientos para unos pocos invitados afortunados a la vez. Las galletas caseras hojaldradas y la selección rotativa de pasteles son un acompañamiento excepcional para el pollo jugoso y ejecutado por expertos.

13. Cardamom Hill: Atlanta

Cardamom Hill sirve cocina al estilo del sudoeste de la India, y su pollo frito al estilo de Kerala (en referencia a la región montañosa de cultivo de especias de la India) es algo para destacar. La chef Asha Gomez le dijo a Lee Schrager en una entrevista publicó en The Daily Meal que la cocina de su madre la inspiró a hacer el plato de aceite de coco y hojas de curry fritas. Con pollo que es "tan querido en el sur de la India como en el sur de Estados Unidos", Cardamom Hill es un lugar ideal para darle un toque indio a un clásico sureño.

12. Donuts federales: Filadelfia

Filadelfia ha sido durante mucho tiempo famosa por la comida, pero por los bistecs con queso y los pretzels, ¿verdad? No es así en los últimos años, desde que abrió Federal Donuts. Olvida que esta lista no es sobre donas por un segundo y entender que estos son asombrosamente delicioso. Ahora recuerde que esta gloria inspirada en el chef saltó a la fama gracias a su sabroso pollo frito al estilo coreano. Cada pedido de pollo incluye pepinillos japoneses encurtidos y una rosquilla de miel, y se sirve con su elección de condimento seco (curry de coco y rancho de suero de leche za'atar) y glaseado (chile, ajo y miel de jengibre). Este es el pollo frito que la gente escribe ensayos sobre cómo otros clientes caen accidentalmente al suelo con indignación y consternación. No es broma.

11. Fearing's: Dallas

Ubicado en The Ritz-Carlton Dallas, El miedo ofrece cocina moderna del suroeste de Estados Unidos con un enfoque de la granja a la mesa (piense en tamales de pato a la parrilla o antílope con glaseado de nopal). Pero el verdadero placer llega durante el brunch de fin de semana, que presenta el pollo frito "Paper Bag Shook" de Granny Fearing: una versión auténtica del clásico sureño. Elija uno de los muchos lugares para cenar en el lugar, desde el patio al aire libre hasta la Galería más exclusiva; Si está cenando al lado del chef en Dean’s Kitchen, o en la mesa del chef, busque al exuberante chef Dean Fearing, que suele estar presente.

10. Arnold's Country Chicken: Nashville, Tennessee.

Durante casi 30 años, Jack y Rose han sido la fuerza detrás del pequeño rojo restaurante de pollo frito eso podría. ¿El secreto de su famosa receta de pollo frito? Una sal kosher y salmuera de pimienta negra molida, un lavado de salsa picante al estilo de Luisiana y una draga de cayena y ajo en polvo. El pollo se fríe en aceite de canola, y bueno ... es hermoso y crujiente con un poco de ponche caliente. No olvide probar el pan de maíz a la parrilla y el famoso pudín de plátano cremoso

9. Husk: Charleston, Carolina del Sur

Cuando se perfeccionó la receta de su pollo frito, Cáscara La ubicación de Charleston solo vendía su pollo frito empapado en grasa por reservación; así es, los comensales tenían que llamar con anticipación y hacer un pedido con el chef mismo, el galardonado Sean Brock, con 48 horas de anticipación. Afortunadamente, sin embargo, Brock finalmente decidió poner su pollo frito, que alguna vez fue exclusivo, en el menú tanto en la ubicación de Charleston como en la ubicación de Nashville (esta última es una especial para la hora del almuerzo para que todos disfruten).

8. Prince’s Hot Chicken Shack: Nashville, Tennessee.

Ubicado en Nashville, Pollo picante de Prince es ampliamente reconocida como una de las mejores inmersiones para pollo frito. El pollo está disponible en cuatro niveles diferentes de especias: suave, medio, picante y extra picante. A diferencia de la mayoría de las alitas de pollo que gotean en salsa, el pollo de Prince se sazona generosamente y se fríe a la perfección.

7. Root and Bone: Ciudad de Nueva York

Esperar; La ciudad de Nueva York puede ser la capital de la pizza de Estados Unidos, pero ¿qué está haciendo en una lista de los mejores lugares de pollo frito del país? Este es el trato: al igual que con su floreciente escena de barbacoa, Nueva York rápidamente (y finalmente, si le preguntas a muchos sureños y tejanos trasplantados) ha desarrollado una escena de pollo frito más que respetable. Haga un guiño a Pies 'n Thighs para realmente poner en marcha la tendencia, y luego observe lo que el ex chef de Miami Yardbird Jeff McInnis y el australiano Alumno de Top Chef Janine Booth lo está haciendo en el Lower East Side. Este pollo frito crujiente en escabeche, salteado con té dulce y espolvoreado con limón y miel de Tabasco puede sonar súper "Nueva York", pero en realidad es una versión muy bien ejecutada y ligeramente elegante de un plato clásico. Este es el tipo de cosas de las que la gente habla y crea un destino alrededor, y con razón.

6. Babe’s Chicken Dinner House: Roanoke, Texas

Casa de cena de pollo de Babe es un imperio de pollo frito en el buen estado de Texas, y su ubicación en Roanoke es la primera en visitar (ya que fue la primera en abrir). Este restaurante de diversión familiar ofrece lo mejor de la cocina sureña, y su pollo frito es del tipo que los clientes y los amantes del pollo frito anhelan. Espere platos con pollo frito apilados por las nubes y una experiencia imprescindible en Texas.

5. Comedor de Wilkes: Savannah, Georgia.

El menú en Comedor de la Sra. Wilkes en Savannah, Georgia, cambia todos los días, pero puede estar seguro de que obtendrá su dosis de pollo frito, siempre y cuando no le importe hacer cola. Espere que las multitudes comiencen a hacer fila alrededor de las 9 a.m. fuera de esta institución local, que tiene mesas para 10, por lo que también debe esperar sentirse cómodo con algunos nuevos compañeros de pollo frito con los que podría estar sentado en su mesa. Este restaurante de gestión familiar está abierto desde 1943.

4. Son of a Gun: Los Ángeles

Si te encuentras en Los Ángeles, entonces haz una parada para comer pollo frito en Hijo de un arma debe estar en la parte superior de su lista (y no solo porque esté en la parte superior de la nuestra). Este no es su plato típico de pollo frito; aquí encontrará un abundante sándwich de pollo frito en el menú. El sándwich está cargado de ensalada de pepinillos picante B&B y alioli de gallo. Este sándwich de $ 11 valdrá la pena cada centavo (y bocado).

3. Momofuku Noodle Bar: Nueva York

Barra de fideos Momofuku en la ciudad de Nueva York no solo se sirve pollo frito; El bar de fideos Momofuku sirve un festín. Espere obtener dos pollos fritos enteros, un pollo al estilo sureño que se fríe con suero de leche y una masa de laurel vieja, y un pollo al estilo coreano que se fríe tres veces y se sirve con un glaseado picante ligero. Como si eso no fuera suficiente, la comida viene con panqueques mu shu, zanahorias baby, rábanos rojos, lechuga Bibb, cuatro salsas y una canasta de hierbas.

2. Willie Mae's Scotch House: Nueva Orleans

Pierda Willie Mae ha estado sirviendo pollo frito alucinante en una choza adjunta a su casa durante más de 30 años. La operación de bajo perfil siguió siendo un tesoro local hasta 2005, cuando la Fundación James Beard lo honró con su premio "American Classic" y dejó al resto de la nación conocer el secreto. Unas semanas después de ganar el premio, la casa escocesa de Willie Mae fue destruida por el huracán Katrina, por lo que los miembros de Southern Foodways Alliance se unieron para reconstruir el preciado establecimiento de pollos. La bisnieta de Mae dirige ahora Scotch House, manteniendo la misma dedicación a la cocina sureña no adulterada por la que el restaurante es tan conocido.

1. Pollo frito de fama mundial de Gus: Mason y Memphis, Tennessee.

El original Gus está en Mason, con una segunda ubicación en la cercana ciudad de Memphis. Ambos lugares se toman su tiempo cuando se trata de freír pollo, a menudo demorando el doble de tiempo en completar un pedido que el tiempo estimado, pero la espera no es nada una vez que le das un mordisco al pollo celestial. La corteza de color marrón dorado en el exterior se bloquea en el exterior jugoso, tal como debería, y el condimento de sal y pimienta de cayena brilla a través. Así que relájese en una mesa cubierta con un mantel de cuadros, escuche las melodías que suenan en la máquina de discos y espere la llegada de una comida que valga la pena.


Los 75 mejores lugares de pollo frito de Estados Unidos

El pollo frito es muy querido en Estados Unidos, sí, pero muchas culturas alrededor del mundo fríen pollo con gran éxito. La mejor parte del pollo frito en Estados Unidos es que estos innumerables estilos internacionales de pollo frito, ya sea coreano o serbio o cualquier otra cosa, son aceptados, y los restaurantes que los sirven se han ganado un lugar en el canon, posiblemente el canon más delicioso que existe. . Aquí están los 75 mejores lugares de Estados Unidos para saborear esta comida universalmente amada.

Durante los últimos dos años, le hemos traído una extensa hoja de ruta de los mejores lugares del país para el pollo frito, así como nuestra clasificación de los 50 mejores lugares de pollo frito de Estados Unidos. Con la ayuda de un panel de 38 expertos, incluido el fundador de South Beach Food and Wine Festival, Lee Schrager, autor de Fried & # 038 True: More than 50 Recipes for America & # 8217s Best Fried Chicken, así como expertos en alimentos como John Mariani, Ron Stern y nuestros editores de guías de la ciudad, ampliamos nuestra lista a 75.

Hablemos de lo que hace un buen pollo frito. Como dice Lee Schrager, "siempre busco algo que sea perfectamente crujiente por fuera y jugoso por dentro". Dominique Love, fundador del Atlanta Food and Wine Festival, dice: “El pollo frito perfecto rebosa de jugosos sabores. Si no tienes que limpiarte el jugo de la barbilla, entonces tu pollo no dio en el blanco ". ¿Y cómo logramos ese tipo de sabor en casa? “Personally, I’m a fan of the brining process (or, hint, get a kosher chicken if there’s no time to brine) and skillet frying,” says Schrager. “No overcrowding the skillet, though!” Love agrees that it is all about the brine.

Slideshow: America’s 75 Best Fried Chicken Spots
There are many fried chicken spots across the country that did not make it on our list this year but that deserve a mention, such as Birds & Bubbles in New York, which celebrates the concept of pairing this favorite dish with Champagne or sparkling wine, or the now-closed Cardamom Hill in Atlanta, which served a phenomenal Kerala-spiced fried chicken that chef Asha Gomez still makes on Friday and Saturday nights at Spice to Table, an Indian patisserie. Any serious lover of fried chicken would be remiss not to try to attend the Chicken Coupe, part of the New York City Wine & Food Festival, which will happen again this fall. The event is set to take place on October 15 in Central Park, and will be hosted by Whoopi Goldberg. Many of the places on this list will be there, and you should be, too.

To come up with this comprehensive list of America’s fried chicken spots, we started with a short-list of nearly 100 fried chicken-serving establishments, from Seattle to Miami, and asked our panel of food — and especially Southern food or fried chicken — experts to vote on the best fried chicken spots in various geographic areas. As a result, we have a nice, geographically varied roster. The South, particularly Nashville — for who can resist that hot chicken? — reigns supreme, unsurprisingly, but a handful of restaurants in the Midwest, California, and New York have earned their well-deserved spots on this list as well.

We relied on our readers, as well as our experts, to let us know about fried chicken establishments with which we could plump up our list of the 50 best fried chicken spots in America, and we’re happy with the results. So help us out again by letting us know of places we missed by tweeting @thedailymeal or leaving a note in our comments section. Remember, be nice. It’s what a hospitality-oriented Southerner would do.

So let’s enjoy a mental feast of the country’s best fried chicken. Think of this as the first step in planning your next culinary road trip across America.


2. Willie Mae’s Scotch House: New Orleans

(Facebook/Willie Mae's Scotch House)

Miss Willie Mae has been serving up mind-blowing fried chicken from a shack attached to her home for more than 30 years. The low-key operation remained a local treasure until 2005 when the James Beard Foundation honored it with its "American Classic" award and let the rest of the nation in on the secret. A few weeks after winning the award, Willie Mae’s Scotch House was destroyed by Hurricane Katrina, so members of the Southern Foodways Alliance pulled together to rebuild the cherished chicken establishment. Mae’s great-granddaughter runs the Scotch House now, upholding the same dedication to unadulterated Southern cuisine that the restaurant is so well known for.


Extraordinary range of recipes includes:

American Originals: Michelle Bernstein's Fried Chicken & Watermelon Greek Salad Federal Donuts Fried Chicken & Sauce Asha Gomez's Keralan Fried Chicken Lowcountry Cardamom Waffles, and Spicy Maple Syrup Yotam Ottolenghi's Seeded Chicken Schnitzel with Parsley

Asian-Inspired Recipes: Charles Phan's Hard Water Fried Chicken Ma'ono Hawaiian-Inspired Fried Chicken with Sesame Roasted Carrots & Tamarind Goat's Milk Yogurt Maharlika's Blue Purple Yam Waffles & Skinless Fried Chicken

Sandwiches, Wings, Small Bites and Special Diets: Anchor Bar's Buffalo Wings with Blue Cheese Dip Ina Pinkney's Gluten-Free Fried Chicken Recipe Sweet Chick's Vegetarian Fried Chicken Ellie Krieger's Oven-Fried Chicken

Hattie B's Hot Chicken
At Hattie B's, they offer their chicken in six—count 'em, six—descriptive levels of spiciness, from low-wattage Mild and Medium to dare-us-to-try-you Damn Hot & Shut The Cluck Up.

Yotam Ottolenghi's
Seeded Chicken Schnitzel

The version Ottolenghi created just for us contains five types of crunchy seeds in a variety of colors and textures, lending the exterior a nutty, exotic crunch.

Art Smith's Fried Chicken
One taste of this chicken and you'll see why Oprah kept Art all to herself—as her personal chef—for all those years.

Hugh Acheson's
Fried Chicken Salad

If you've ever wondered what to do with leftover chicken—other than eating it cold straight out of the fridge—here's your answer.

Lee Brian Schrager is the Vice President of Corporate Communications & National Events for Southern Wine & Spirits of America, Inc. He is widely recognized for his creation of both the Food Network South Beach and New York City Wine & Food Festivals and released the Food Network South Beach Wine & Food Festival Cookbook (Clarkson Potter) His new book is Fried & True: 50 Recipes For America’s Best Fried Chicken and Sides (Clarkson Potter). Schrager studied at the Culinary Institute of America and at
the Chaplin School of Hospitality Management at Florida
International University. He serves as a regular
contributor for Ocean Drive magazine
and is a current board member for the
Food Bank For New York City.


America’s 75 Best Fried Chicken Spots

Fried chicken is much loved in America, yes, but many cultures around the world fry chicken with great success. The best part about eating it in America is that these countless international styles of fried chicken, be they Korean or Serbian or anything else, are embraced, and restaurants that serve them have earned their spots in the canon — arguably the most delicious canon in existence.

Here are America’s 75 absolute best places to savor this universally loved meal, as picked by an expert panel that includes one of America’s foremost fried chicken experts, Lee Schrager, author of Fried & True: More than 50 Recipes for America’s Best Fried Chicken and founder of the South Beach Food and Wine Festival.

Let’s talk about what makes good fried chicken. As Schrager puts it, “I always look for something that’s perfectly crisp on the outside and juicy on the inside.” Dominique Love, founder of the Atlanta Food and Wine Festival, says: “Perfect fried chicken will burst with juicy flavors. If you don’t have to wipe juice from your chin, then your chicken missed the mark.” And how do we achieve that kind of flavor at home? “Personally, I’m a fan of the brining process (or, hint, get a kosher chicken if there’s no time to brine) and skillet frying,” says Schrager. “No overcrowding the skillet, though!” Love agrees that it is all about the brine.

So let’s enjoy a mental feast of the country’s best fried chicken. Think of this as the first step in planning your next culinary road trip across America.


The Best Fast-Food Fried Chicken, Ranked

To celebrate National Fried Chicken Day, we&rsquore here to help you find the crispiest, juiciest, most delectable piece of poultry in fast food. Americans are passionate about fried chicken and loyal to their favorites, but there&rsquos no denying that some chains do it better than others. Let&rsquos get down to the details, so that you&rsquore ending the day with a mouthful that is finger-licking good.

McDonald&rsquos is the fast food entry-point for fried chicken. While their offerings have significantly improved over the past few years, they still aren't anywhere near the caliber of the fried chicken specialists out there. Two of McDonald&rsquos revamped chicken items, the Buttermilk Fried Chicken Sandwich and the Chicken Selects (tenders), are inconsistent in size and freshness, and really lacking a flavor punch. Let&rsquos just say that McDonald&rsquos is not where you should celebrate National Fried Chicken Day. Now, onto the real competition&hellip

KFC is the universal fried chicken chain, but don't be so quick to stick with what you know. While the Colonel&rsquos chicken is a classic, competition is heating up and it might just be getting too hot in the kitchen. KFC&rsquos bone-in chicken is consistently dry, and the breading is bland compared to the immediately distinguishable flavors of competitors. The sides outshine the main course &mdash their signature mashed potatoes with gravy are famous for good reason, and their potato wedges often have a crispier crust than the wings. Sadly, their chicken is a case of quantity over quality.

Bojangles' is one of the least remarkable contenders in the fast food fried chicken race. The chicken is moist, but it isn&rsquot flavorful. It has a nice crunch, but it&rsquos always too thin. They have a wide variety of sides, but only a few of them are good enough to go back for (like the Bo-tato rounds). And while Bojangles' may be full of contradictions, their biscuits and breakfast menu are a sure thing. The fan-favorite Bo-berry Biscuit, baked with blueberries and slathered in confectioners icing, is the one thing that you&rsquore certain to talk about when you&rsquove long forgotten the mediocre chicken.

Church&rsquos Chicken sticks to what they know &mdash bone-in, hand-battered and deep fried. Their traditional, Texan-style chicken packs a bold flavor and is served in huge portions (everything&rsquos bigger in Texas!). Church&rsquos thick batter retains a lot of the frying oil though, which can turn the breading from crunchy to soggy in just a few short minutes. This chicken needs to be eaten fresh, right out of the frier. Otherwise the skin turns heavy and greasy, an obstacle to the meat underneath.

We are entering finger-lickin&rsquo good territory. Wingstop is one of the few fast food restaurants committed to the art of the wing &mdash and they are onto something. The chain is experiencing rapid growth, with over 1,250 stores open around the world. Their flavor selection matches full-service competitors like Buffalo Wild Wings, but at a lower price point, with speedier service and comparable quality. They have all the classics like Buffalo, Hickory BBQ and Louisiana dry rub, and are experimenting with new, bolder flavors like Ancho Honey Glaze and Harissa Lemon Pepper. If you haven't heard of Wingstop yet, you will soon.

Louisiana-based fried chicken chain. They have a solid trinity of chicken fingers, crinkle fries and Texas toast, but what really sets Cane&rsquos apart is the chicken&rsquos best friend &mdash Cane Sauce. The blend of mayo, ketchup, worcestershire, black pepper and garlic is a perfect melange of tangy and rich, with a touch of sweetness. It is the ultimate flavor companion to the seasonings in their fingers and crinkle fries. Wash it all down with a swig of their homemade lemonade and you&rsquore experiencing Raising Cane's at its finest.

If you are surprised that Shake Shack made this list, you haven&rsquot tried their Chick'n Shack sandwich. It was the first chicken item on their menu, and in true Danny Meyer fashion, he took the time to craft it to perfection. The Chick'n Shack is a thick hunk of all-natural chicken breast served atop a potato bun with lettuce, pickles and a slathering of delicious buttermilk-herb mayo. The piece of chicken is always too big for the bun (a good problem to have) and has one of the crispiest crusts of all the chicken sandwiches in fast food. At $6.69 it is the most expensive too, but the stellar sandwich is easily superior to many you&rsquod find at a full-service restaurant for double the price.

You may not have heard of Zaxby&rsquos if you aren&rsquot from the Southeastern U.S., but if you are, then you probably went there once or twice last month when you had too much Chick-fil-A. Zaxby&rsquos advantage is their full range of menu offerings including bone-in wings, tenders and sandwiches. They even serve some great &ldquoZalads&rdquo which are hearty, crisp and fresh, much unlike the standard fast food salad. The menu item that won Zaxby&rsquos this top 5 spot is their adorable Nibblerz &mdash a chicken tender tucked into a mini potato bun and oozing with their house Zax Sauce (similar to mayochup, but with a ton more flavor). Getting picky, because that is what it comes down to between these top spots, their breading lacks the satisfying crunch that many others do so well. Also, it is a little salty. But those chicken sliders are the most underrated item in fast food &mdash there, I said it.

Jollibee is the Filipino fried chicken chain that&rsquos about to take over the United States. If you&rsquore skeptical, check out this recent New York Times story heralding the chain&rsquos first Manhattan location earlier this year. &ldquoThe pleasures of Chickenjoy, as it&rsquos called, are immediate: The sheath of skin is as craggy as a thunderhead, crannies and crunch multiplying.&rdquo Uhm, I&rsquoll have some of that, please! Chickenjoy is served in bone-in pieces buckets, or you can opt for Chicken Dippers, which are the boneless tenders. Every order of chicken is accompanied by a side of their signature gravy for dipping. They also boast a selection of Filipino side dishes unrivaled by any competitor on this list. Chickenjoy with a side of the famed Jolly Spaghetti? Or, how about Fiesta Noodles (Jollibee&rsquos take on pancit palabok, a classic Filipino shrimp and noodle dish). Still hungry? Grab a Peach Mango Pie or Halo-Halo for dessert. Yes, all of this is available, and actually good, at a fast food chain.

Hattie B&rsquos is by far the smallest chain on this list, but their chicken packs the mightiest punch. Legend has it that Nashville Hot Chicken was first created as punishment for a womanizing husband. The accidental inventor is said to have thrown a heap of cayenne pepper into her husband&rsquos batch of fried chicken after he came home late from a night of&hellip well, use your imagination. Much to her surprise, he loved it! Prince's Hot Chicken Shack is credited as the first to serve it at a restaurant, but Hattie B&rsquos is responsible for letting the secret out. Thanks to them, you can now find the real thing outside of Nashville, in Atlanta, Memphis, Birmingham and Las Vegas. The fiery spirit of the woman who invented hot chicken is in every scorching bite of Hattie B&rsquos rendition, served with dill chips and white bread to cool down your taste buds. Like the nationwide obsession has, let&rsquos hope the Hattie B&rsquos chain spreads like wildfire.

Chick-fil-A is arguably America&rsquos favorite fried chicken. The original Chick-fil-A chicken sandwich could be called a masterpiece. Their nuggets are easily the best you can get, made from fresh, hand-breaded morsels every morning. Their signature sauces, Chick-fil-A Sauce and Polynesian Sauce, are practically drinkable. Thin shoestring fries are no competition to Chick-fil-A&rsquos Waffle Fries, cut from cross-sections of whole potatoes. The instantly recognizable taste (and scent) of Chick-fil-A is all in the breading. When deep fried in peanut oil, the sweet and peppery batter takes on distinct flavor qualities that make it nearly impossible to duplicate. Coupled with the fact that it is straight-up addictive, it&rsquos no wonder raving fans around the country are known to frequent Chick-fil-A multiple times a week. It&rsquos just too bad Chick-fil-A doesn't offer a bone-in, traditional preparation. Good thing we have #1 for that&hellip

Popeyes Louisiana Kitchen is home to America&rsquos best fast food fried chicken. Popeyes has mastered the traditional T.L.C. method of hand-battered, deep-fried chicken at scale, without sacrificing quality. Their Bonafide Chicken and boneless tenders alike are consistently the crunchiest and most flavorful in the fast food circuit. Peeling off the skin and eating it on its own is otherworldly. The dark meat is as juicy as any other homemade, hand-breaded drumstick you'll find. We could go on about their chicken as a class of its own, but it doesn&rsquot stop there. Popeyes serves the classic Southern sides, like red beans and rice, mac and cheese, mashed potatoes and (best of all) biscuits at the same high caliber. Thank goodness for meat and sides that compliment each other rather than compete.

Food aside, Popeyes maintains the cultural magic that makes fried chicken so great &mdash eating at a Popeyes is like eating at a mom-and-pop joint. For striking that rare and finicky balance between authenticity and the masses, Popeyes is most deserving of this top spot. It&rsquos exactly where you should celebrate National Fried Chicken Day!


America's Best Fried Chicken

It is a Sunday rite in my hometown of LaGrange, GA. Church lets out and you head to Big Chic, our local fried chicken shop. Orders are taken from a simple walk-up counter, and hungry Baptists sigh happily as they wait for red-check boxes of sizzling, crispy goodness for afternoon supper. The car ride home is sanctifying as the fried, salty aroma fills the air like a spirit.

America&rsquos sweetheart dish is apple pie, but its savory counterpart is most certainly fried chicken. A piping-hot platter of floured-and-fried chicken is the Bruce Springsteen of foods. Golden breading, flavor-packed skin, and fall-off-the-bone meat&mdashthis is the workingman&rsquos filet mignon. Brought over by British pilgrims, and seasoned to higher stature by African American cooks in the Deep South, fried chicken has its origin in country kitchens. But to say refined gourmands don&rsquot relish a steaming bowl of drumsticks is foolish.

If fried chicken came with celebrity status, Atlanta chef and James Beard award nominee Linton Hopkins would be an A-lister. His Restaurant Eugene in Buckhead is quietly becoming a foodie pilgrimage site for the Sunday-only fried chicken entrée&mdashif not for the taste, for its nod to history. When Hopkins decided to open his flagship café on Sundays, he wanted to do something special. His answer? Using the oldest fried chicken recipe on record: Mary Randolph&rsquos prerefrigeration formula, catalogued in the 1824 edition of the cookbook La ama de casa de Virginia.

&ldquoWe doctor up our skillet with bacon bits, lard, peanut oil, and some Benton&rsquos country ham trimmings,&rdquo Hopkins says. &ldquoJust like a southern cook would have done. What can I say, I&rsquom a geek.&rdquo

From coast to coast, fried chicken is a craving that has withstood centuries of supperdom, never waning in the country&rsquos tastes, while simultaneously allowing room for creative evolution. In Los Angeles, the popular Roscoe&rsquos is a pioneer of the blended-meal tradition of chicken and waffles. (One fan is Larry King, who once showed up with a camera crew and Snoop Dogg.) And in Nashville, Prince&rsquos Hot Chicken wins the fear-factor category with a cayenne concoction (born from an angry lover&rsquos quarrel) that will make you sweat&mdashthen want another bite.

As our nation&rsquos dish of choice, fried chicken outpaces the burger and out-souls the pizza pie. Whether made by small-town cooks or big-city chefs, whether eaten minutes after frying or as chilled leftovers from the cooler, this one dish, above all, holds a wistful and enduring draw: its ability to comfort.


Connecticut: Sandra's Next Generation

New Haven
What to Get: Sharwyn's Church Plate
In a state that steams its hamburgers, spice can get lost in the shuffle. Sandra's Next Generation has it covered, thanks to the Southern and Caribbean recipes of owner Sandra Pittman's mother, Mrs. Mary Harris. Between the fish, chopped barbecue, and other specials, there are a lot of distractions, but the fried chicken with corn, fried okra, fried plantains, and candied yams should be all you'll need.


Tokyo Fried Chicken Co.

Where: Monterey Park, CA
Sitio web: N / A

Josh Lurie says: “I’ve eaten at plenty of places that belong in the fried-chicken pantheon, including Prince’s Hot Chicken Shack in Nashville and Stroud’s in Kansas City, but they’ve got one important factor working against them they’re not in Los Angeles! L.A. is clearly America’s most exciting eating city at the moment, and the fried-chicken destination that really captures the city’s vibe is Tokyo Fried Chicken Co., which puts anਊsian spin on yardbird in a Monterey Park strip mall.਌hef Kouji Yamanashi, who grew up in the Japanese-American stronghold of Torrance, found inspiration in karaage, but unlike the popular Japanese appetizer, Yamanashi fries his bird on the bone. The result is terrific:ꃚrk meat is marinated in garlic, ginger, onions, soy sauce, and other secret ingredients, then򠷮p-fried in rice wine oil until crispy like tempura. Bear-shaped squeeze bottles are placed on the table, but instead of drizzling honey, they pour savory ponzu. Sides are also atypical, including mac and cheese with molten white cheddar and nori strips and blistered shishito peppers tossed with miso and arare, tiny Japanese crackers. Bonus: Kouji Yamanashi is a craft-beer fan and serves bottles from local breweries.” (Photo: Tokyo Fried Chicken Co.)