Nuevas recetas

Los batidos de los padres de las drogas adolescentes para usar Internet

Los batidos de los padres de las drogas adolescentes para usar Internet

Hoy en '¿qué les pasa a los niños de hoy? Noticias'

Recomendamos encarecidamente que los adultos mayores de 21 años mezclen sus batidos con una o dos dosis de Baileys, pero ¿drogando el batido de otra persona? Nunca.

Sin embargo, eso le pareció una buena idea a un adolescente de Rocklin, California, que estaba tan desesperado por usar Internet después de las 10 p.m. ese decidió drogar a sus padres.

Según CBS, la adolescente se ofreció a comprar batidos de leche a sus padres (papá pidió chocolate; mamá pidió vainilla), luego molió el medicamento para dormir recetado de su amiga en los batidos. Los padres solo bebieron una cuarta parte del batido, pero fue suficiente para dormirlos. "[Los batidos] tenían una textura crujiente, mal sabor de boca", dijo el teniente Lon Milka en un comunicado de prensa. "Posteriormente, se quedaron dormidos".

A la mañana siguiente, los padres sospecharon que algo estaba pasando y se sometieron a una prueba de drogas, luego confrontaron al adolescente, quien confesó. La adolescente y su amiga ahora están detenidas en un centro de menores y acusadas de conspiración y "mezclar intencionalmente un medicamento con la comida", informa CBS. ¿Peor aún? Esta no es la primera vez que la adolescente ha introducido pastillas para dormir en la comida de sus padres. Niños, si están leyendo esto, Internet no vale la pena.

Mientras tanto, Grub Street ha reunido algunos otros casos de fechorías de batidos, que incluyen un intento frustrado de asesinar a Castro.


Lidiar con la adicción

La vida de Jason comienza a desmoronarse. Sus notas han bajado, está de mal humor, no habla con sus amigos y ha dejado de presentarse a la práctica. Los amigos de Jason saben que ha estado experimentando con las drogas y ahora les preocupa que se haya vuelto adicto.

Definir una adicción es complicado y saber cómo manejar una es aún más difícil.

¿Qué son el abuso de sustancias y la adicción?

La diferencia entre el abuso de sustancias y la adicción es muy pequeña. El abuso de sustancias significa usar una sustancia ilegal o usar una sustancia legal de manera incorrecta. La adicción comienza como abuso o uso de una sustancia como marihuana o cocaína.

Puede abusar de una droga (o alcohol) sin tener una adicción. Por ejemplo, el hecho de que Sara haya fumado marihuana varias veces no significa que tenga una adicción, pero sí significa que está abusando de una droga y eso podría llevar a una adicción.

Las personas pueden volverse adictas a todo tipo de sustancias. Cuando pensamos en la adicción, solemos pensar en el alcohol o las drogas ilegales. Pero la gente se vuelve adicta a las medicinas, los cigarrillos e incluso el pegamento.

Algunas sustancias son más adictivas que otras: las drogas como el crack o la heroína son tan adictivas que es posible que solo se consuman una o dos veces antes de que el usuario pierda el control.

Adiccion significa que una persona no tiene control sobre si usa una droga o bebe. Alguien que es adicto a la cocaína se ha acostumbrado tanto a la droga que él o ella tiene para tenerlo. La adicción puede ser física, psicológica o ambas.

Adicción física

Ser físicamente adicto significa que el cuerpo de una persona se vuelve dependiente de una sustancia en particular (incluso fumar es físicamente adictivo). También significa construir tolerancia a esa sustancia, por lo que una persona necesita una dosis mayor que nunca para obtener los mismos efectos.

Alguien que es físicamente adicto y deja de consumir sustancias como drogas, alcohol o cigarrillos puede experimentar retiro síntomas. Los síntomas comunes de la abstinencia son diarrea, temblores y, en general, sentirse mal.

Adicción psicológica

La adicción psicológica ocurre cuando los antojos de una droga son psicológicos o emocionales. Las personas que son adictas psicológicamente se sienten abrumadas por la deseo tener una droga. Pueden mentir o robar para conseguirlo.

Una persona cruza la línea entre el abuso y la adicción cuando ya no está probando la droga para divertirse o drogarse, sino que ha llegado a depender de ella. Toda su vida se centra en la necesidad de la droga. Una persona adicta y mdash, ya sea una adicción física o psicológica o ambas, ya no siente que hay una opción al tomar una sustancia.

Signos de adicción

El signo más obvio de una adicción es la necesidad de consumir una droga o sustancia en particular. Sin embargo, muchos otros signos pueden sugerir una posible adicción, como cambios de humor o pérdida o aumento de peso. (Sin embargo, estos también son signos de otras afecciones, como depresión o trastornos alimentarios).

Los signos de que usted o alguien que conoce puede tener adicción a las drogas o al alcohol incluyen:

Señales psicológicas:

  • Uso de drogas o alcohol como una forma de olvidar problemas o relajarse.
  • abstinencia o guardar secretos de familiares y amigos
  • pérdida de interés en actividades que solían ser importantes
  • problemas con el trabajo escolar, como bajas calificaciones o ausencias
  • cambios en las amistades, como salir solo con amigos que consumen drogas
  • pasar mucho tiempo averiguando cómo conseguir drogas
  • robar o vender pertenencias para poder pagar las drogas
  • intentos fallidos de dejar de consumir drogas o beber
  • ansiedad, ira o depresión
  • cambios de humor

Señales físicas:

  • cambios en los hábitos de sueño
  • sentirse tembloroso o enfermo al intentar parar
  • necesidad de tomar más sustancia para obtener el mismo efecto
  • cambios en los hábitos alimenticios, incluida la pérdida o el aumento de peso

Obteniendo ayuda

Si cree que usted o un ser querido es adicto a las drogas o al alcohol, reconocer el problema es el primer paso para obtener ayuda.

Muchas personas piensan que pueden solucionar el problema por sí mismas, pero eso rara vez funciona. Encuentra a alguien en quien confíes para hablar. Puede ser útil hablar con un amigo o alguien de tu edad al principio, pero un adulto comprensivo y comprensivo es tu mejor opción para obtener ayuda. Si no puede hablar con sus padres, es posible que desee hablar con un consejero escolar, un familiar, un médico, un maestro favorito o un líder religioso.

Desafortunadamente, vencer la adicción no es fácil. Dejar las drogas o la bebida probablemente será una de las cosas más difíciles que usted o su amigo hayan hecho. No es un signo de debilidad si necesita ayuda profesional de un terapeuta o consejero especializado en drogas. La mayoría de las personas que intentan superar un problema de drogas o alcohol necesitan ayuda profesional o un programa de tratamiento para hacerlo.

Consejos para la recuperación

Después de comenzar un programa de tratamiento, pruebe estos consejos para que el camino hacia la recuperación sea menos accidentado:

  • Cuéntales a tus amigos tu decisión de dejar de consumir drogas. Los verdaderos amigos respetarán tu decisión. Esto podría significar que necesita encontrar un nuevo grupo de amigos que lo apoyen al 100%. A menos que todos decidan dejar su adicción a las drogas de una vez, probablemente no podrá pasar el rato con los amigos con los que consumió drogas.
  • Pídale a sus amigos o familiares que estén disponibles cuando los necesite. Es posible que deba llamar a alguien en medio de la noche solo para hablar. Si está pasando por un momento difícil, no trate de manejar las cosas por su cuenta y acepte la ayuda que le ofrecen su familia y amigos.
  • Aceptar invitacionessolo a eventos que usted sabe que no involucrarán drogas o alcohol. Ir al cine probablemente sea seguro, pero es posible que desee omitir una fiesta del viernes por la noche hasta que se sienta más seguro. Planifique actividades que no involucren drogas. Ve al cine, juega a los bolos o toma una clase de arte con un amigo.
  • Tenga un plan sobre lo que hará si se encuentra en un lugar con drogas o alcohol. La tentación estará ahí a veces. Si sabe cómo lo va a manejar, estará bien. Establece un plan con tus padres, hermanos u otros amigos y adultos que te apoyen, de modo que si llamas a casa usando un código, ellos sepan que tu llamada es una señal de que necesitas que te lleven fuera de allí.
  • Recuerde que tener una adicción no hace que una persona sea mala o débil. Si vuelve un poco a los viejos patrones (retroceso), hable con un adulto lo antes posible. No hay nada de qué avergonzarse, pero es importante obtener ayuda pronto para que no se pierda todo el arduo trabajo que dedicó a su recuperación.

Ayudar a un amigo con adicción

Si le preocupa un amigo que tiene una adicción, puede usar estos consejos para ayudarlo. Por ejemplo, hágale saber a su amigo que está disponible para hablar u ofrecer su apoyo. Si nota que un amigo se aparta, hable abiertamente y pregunte qué puede hacer para ayudar.

Si tu amigo está volviendo a las drogas o la bebida y no acepta tu ayuda, no temas hablar con un adulto comprensivo y no amenazante, como tus padres o el consejero escolar. Puede parecer que estás delatando a tu amigo, pero es el mejor apoyo que puedes ofrecer.

Sobre todo, ofrezca a un amigo que está luchando contra una adicción mucho aliento y elogio. Puede parecer cursi, pero escuchar que te preocupas es el tipo de motivación que tu amigo necesita.

Mantenerse limpio

La recuperación de una adicción a las drogas o al alcohol no termina con un programa de tratamiento de 6 semanas. Es un proceso que dura toda la vida. Muchas personas descubren que unirse a un grupo de apoyo puede ayudarlas a mantenerse limpias. Hay grupos de apoyo específicamente para adolescentes y jóvenes. Conocerás a personas que han pasado por las mismas experiencias que tú y podrás participar en discusiones de la vida real sobre las drogas que no escucharás en la clase de salud de tu escuela.

Muchas personas descubren que ayudar a los demás también es la mejor manera de ayudarse a sí mismas. Su comprensión de lo difícil que puede ser el proceso de recuperación le ayudará a apoyar a otros, tanto a los adolescentes como a los adultos, que están luchando contra una adicción.

Si tiene una recaída, es fundamental reconocer el problema lo antes posible. Obtenga ayuda de inmediato para no deshacer todo el trabajo duro que puso en su recuperación inicial. Y, si tiene una recaída, ¡nunca tenga miedo de pedir ayuda!


PROPIA & # 8217s Dra. Laura Berman advierte a los padres sobre los traficantes de drogas de Snapchat después de su muerte por sobredosis de 16 años y # 8217s

Trágicamente, la Dra. Laura Berman, la terapeuta sexual que saltó a la fama en el programa de entrevistas vespertino de Oprah y luego se convirtió en una figura popular en la red OWN, confirmó hoy que su hijo de 16 años, Samuel, murió de una sobredosis de drogas de píldoras atadas que recibió a través de Snapchat ... La pérdida de un hijo es uno de los peores dolores imaginables, y nuestros corazones están con la Dra. Berman y su familia.

Al compartir su pérdida, Berman también advirtió a los padres que estén al tanto de los traficantes de drogas que operan en las plataformas de redes sociales y que estén más atentos al monitorear la actividad de sus hijos en plataformas como Snapchat, Twitter e Instagram.

En una publicación de Instagram, el Dr. Berman compartió que & # 8220un traficante de drogas se conectó con [Samuel] en Snapchat y le dio Xanax con fentanilo y sufrió una sobredosis en su habitación. Hacen esto porque engancha a la gente aún más y es bueno para los negocios, pero causa una sobredosis y los niños no saben lo que están tomando. Mi corazón está completamente destrozado y no estoy seguro de cómo seguir respirando. Publico esto ahora solo para que no muera un niño más. & # 8221

La publicación de Instagram del Dr. Berman dijo que la muerte de su hijo fue un caso de & # 8220 experimentación que salió mal & # 8221, ya que era un estudiante sobresaliente que se estaba preparando para la universidad.

& # 8220 Lo observamos tan de cerca & # 8221, escribió. & # 8220 Recibió las drogas en la casa. Por favor, cuide a sus hijos y Mire SNAPCHAT especialmente. Así es como los obtienen. & # 8221

Según Get Smart About Drugs, un recurso de la DEA para padres, educadores y cuidadores, las redes sociales pueden desempeñar un papel muy importante en el consumo de drogas entre los adolescentes. & # 8220A través de diferentes hashtags (#s) pueden estar expuestos a ofertas de distribuidores para comprar medicamentos a través de varios sitios sociales & # 8221, dice la organización en su sitio web. Las cadenas de emojis se utilizan como código para medicamentos específicos para mantener a los padres (y a las autoridades) en la oscuridad.

El consumo de drogas en los adolescentes puede ser difícil de identificar porque los cambios de humor y el comportamiento errático pueden ser normales debido a cambios hormonales y químicos en esta etapa de la vida. Además, la naturaleza extraña de este último año de vida pandémica y aislamiento en cuarentena hace que niños y adultos se comporten de manera inusual. Es poco probable que las señales de advertencia de que su adolescente está experimentando con las drogas, como la falta de motivación, la pérdida de preocupación por la apariencia física y la falta de concentración, se destaquen tanto en estos días. Aún más desafiante es tratar de adivinar si su hijo pensando sobre probar drogas por primera vez, como en el caso del Dr. Berman.

La mejor manera de proteger a sus hijos es asegurarse de que comprendan el peligro real de una sobredosis. Y si bien desea mantener abiertas las líneas de comunicación, es posible que también desee verificar su historial de búsqueda en Internet y monitorear sus paquetes entregados si sospecha que usa drogas. Y hable con sus hijos sobre las drogas y el alcohol desde los 6 años, mucho antes de que sientan curiosidad o se sientan presionados a probar el alcohol o las drogas ellos mismos.

En una declaración separada a E! Noticias, Berman explicó que su hijo, que también era conocido como Sammy, era & # 8220 un alma hermosa que nos dejó demasiado pronto & # 8221.

& # 8220Nuestro corazón está roto por nosotros y por todos los demás niños que están sufriendo durante esta pandemia & # 8221, decía su declaración. & # 8220 Hacemos un llamado a Snapchat y Twitter para que ayuden a la Policía de Santa Mónica con su investigación, que según la policía es algo que las grandes empresas de tecnología se niegan a hacer habitualmente. Y alentamos a todos los padres a administrar las redes sociales de sus hijos lo más cerca posible. & # 8221

Esperamos que Snapchat y Twitter den un paso adelante en esta investigación, así como que comiencen a esforzarse más para expulsar a los traficantes de drogas de sus plataformas cuando los descubran. Padres, abrazen a sus hijos adolescentes un poco más esta noche y comiencen esas conversaciones sobre drogas y alcohol en honor a Sammy.


Cómo ayudar cuando los adolescentes tienen pensamientos suicidas

Incluso cuando aumentan las tasas de ideación suicida, hay formas de proteger a los niños.

Con alguna evidencia que sugiere que más adolescentes han estado reportando pensamientos suicidas durante la pandemia, los expertos y los padres están buscando formas de ayudar.

Un problema es que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades aún no han compilado ni publicado estadísticas sobre muertes por suicidio, por lo que no está claro si el problema es peor de lo habitual. Pero hay dudas sobre si los riesgos de suicidio están aumentando, especialmente en comunidades particulares, como las poblaciones negras y morenas que han sido más afectadas por la pandemia.

Incluso en épocas normales, muchos problemas de salud mental tienden a surgir en la adolescencia, y los jóvenes de este grupo son particularmente vulnerables al aislamiento social. En Las Vegas, un aumento en el número de suicidios de estudiantes durante la pandemia impulsó la reciente decisión del superintendente de reabrir las escuelas.

"No tenemos los datos para conocer la relación del suicidio en niños y jóvenes y la epidemia de Covid", dijo la Dra. Cynthia Pfeffer, profesora de psiquiatría en el Centro Médico Weill Cornell que ha trabajado extensamente en el duelo y el duelo en niños y adolescentes. "El tremendo estrés de las familias puede hacer que un niño sienta que necesita salir o que se sienta deprimido".

Durante los primeros meses de la pandemia, es posible que haya habido algún sentido de propósito común: el tipo de espíritu que puede aumentar la capacidad de recuperación de las personas después de un desastre. En una carta de investigación publicada en la red JAMA a fines de enero, los investigadores compararon las búsquedas en Internet relacionadas con el suicidio durante los dos meses anteriores y los cuatro meses posteriores a marzo de 2020, cuando Estados Unidos declaró una emergencia pandémica nacional. Las búsquedas que utilizan el término "suicidio" se redujeron significativamente en las 18 semanas posteriores a la declaración de la emergencia, en comparación con lo que se predijo.

En un nuevo estudio en la revista Pediatrics, Los investigadores analizaron los resultados de más de 9,000 evaluaciones de suicidio que se habían realizado en jóvenes de 11 a 21 años que habían visitado un departamento de emergencias pediátricas en Texas. A todos los que ingresaban, por cualquier motivo, se les pidió que completaran un cuestionario que preguntaba, entre otras cosas, sobre pensamientos suicidas o intentos de suicidio en el pasado reciente.

Los investigadores compararon las respuestas de los primeros siete meses de 2019 con las de los mismos meses de 2020. Querían ver si había evidencia de más pensamientos y comportamientos relacionados con el suicidio entre marzo y julio de 2020 a medida que la pandemia se afianzaba. Ryan Hill, profesor asistente de pediatría en Baylor College of Medicine que fue el primer autor del estudio, dijo que su equipo esperaba que mientras en enero y febrero la pandemia no hubiera estado en la mente de la gente, “esperábamos ver algunas diferencias más tarde, y vimos algunos, pero no eran consistentes ".

El Dr. Hill y su equipo encontraron tasas más altas de pensamientos suicidas en algunos meses de 2020, pero no en todos. "En marzo y julio, la tasa de ideación fue sustancialmente más alta que en 2019", dijo el Dr. Hill. "Algo está sucediendo, lo interpretamos como debido a la pandemia, aunque otras cosas estaban sucediendo en 2020".

La Dra. Christine Moutier, directora médica de la Fundación Estadounidense para la Prevención del Suicidio, enfatizó que incluso cuando aumentan las tasas de ideación suicida, las tasas de suicidio no tienen por qué aumentar.

"Creo que es fantástico que haya más exámenes de detección universales que representan una oportunidad para emplear algunas de las estrategias basadas en la evidencia que sabemos que pueden ayudar", dijo.

En un comentario publicado en JAMA Psychiatry en octubre pasado, el Dr. Moutier escribió sobre la importancia de priorizar la prevención del suicidio durante la pandemia. Ella incluyó varias estrategias para que los proveedores de atención médica, las comunidades, el gobierno y también amigos y familiares hagan precisamente eso, y algunas están diseñadas para mejorar las conexiones sociales al aprovechar las tecnologías para los registros y visitas virtuales. Su fundación también publicó recientemente una declaración sobre lo que los padres pueden hacer para proteger la salud mental de los niños durante el aprendizaje remoto.

“Ahora, más que cualquier otro momento, es un momento para que los padres, para cualquier adulto que trabaje con adolescentes y jóvenes, presten atención al bienestar de todos los adolescentes”, dijo el Dr. Moutier. "Realmente es un momento para registrarse".

Los padres deben pensar en las diferentes formas en que los adolescentes podrían responder al estrés, dijo la Dra. Rebecca Leeb, científica de la salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que dirigió un equipo sobre el bienestar emocional y la salud mental durante la pandemia. Quizás se estén retrayendo y durmiendo más comiendo más o menos o probando drogas, alcohol o tabaco.

Los padres pueden alentar a sus hijos adolescentes a que salgan de la casa y utilicen las medidas de seguridad adecuadas (máscaras, lavado de manos, distanciamiento) para que puedan pasar tiempo al aire libre con sus amigos. Hizo hincapié en que la "interacción social" es importante, ya sea "hacer ejercicio, dibujar, caminar o llevar al perro a pasear". Los niños siguen las señales de sus padres, agregó, por lo que los adultos también deberían hacer esas cosas.

También es importante asegurarse de que se cuide su propia salud mental antes de "saltar y comenzar a controlar la salud mental de su hijo", dijo el Dr. Moutier. Encuentre momentos para relajarse y reír, dijo, y asegúrese de hablar sobre cómo está manteniendo su propio bienestar y resistencia, para que pueda reconocer y modelar la importancia de esas estrategias de afrontamiento para sus hijos.

Hablar con sus hijos también podría darles la oportunidad de abrirse, dijo el Dr. Moutier, que, para muchas familias, es algo que solían hacer en el automóvil.

“Nuestros hijos se sentirán amados y cuidados si practicamos ese tipo de diálogo”, dijo. "No evite hacer las preguntas más profundas y difíciles". El Dr. Moutier recomendó sentir curiosidad por el mundo de su adolescente y preguntar cosas como: "¿Cómo les está afectando a ustedes y a sus amigos esa situación en la escuela?"

Laura Anthony, psicóloga infantil del Children's Hospital Colorado y profesora asociada de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado, dijo que un error común que incluso ella comete a veces es tratar de resolver los problemas de un niño. "Lo que tengo que hacer es simplemente escuchar", dijo.

Ella trabaja como co-líder de la junta de acción juvenil del hospital, y los adolescentes con antecedentes de salud mental compilaron sugerencias sobre cómo les gustaría que sus padres ayudaran. Una sugerencia: no asuma que sus hijos están luchando todo el tiempo, dijo el Dr. Anthony. En su lugar, considere preguntas como, "¿Qué está ocupando su espacio de la cabeza?" O, "¿Por qué estás agradecido?"

Otra sugerencia: los padres no deben disciplinar a los niños quitándoles sus teléfonos. “Nuestros adolescentes dicen que este no es el momento para muchos castigos, es necesario animarnos, ayudarnos a divertirnos”, dijo el Dr. Anthony, “y quitarnos el teléfono es realmente como quitarnos un salvavidas”.

Necesitamos mejores datos sobre la salud mental, dijo el Dr. Leeb, y sobre el bienestar y la calidad de vida. “Estamos aprendiendo mucho”, dijo. "Personalmente, tengo esperanzas para el futuro", y agregó que ha tenido varias conversaciones con sus hijos (que tienen 11, 15 y casi 18) sobre cómo será el futuro.

Pregúnteles a los adolescentes: "¿Cómo les está afectando este momento?" Dijo el Dr. Moutier, y si están experimentando algún tipo de lucha. Y deje en claro que ningún desafío es insuperable, dijo, "esas son palabras realmente importantes para los padres".

Darles a los niños un sentido de agencia también es vital, dijo la Dra. Sarah Vinson, profesora asociada de psiquiatría y pediatría en la Facultad de Medicina de Morehouse. "Piense en cómo los niños pueden ser parte de la solución", dijo, ya sea alentándolos a hacer trabajo voluntario o ayudándolos a comprender que los pasos concretos, como usar máscaras, pueden desempeñar un papel vital en "recuperar nuestro día a día vive de esta pandemia ".

Si le preocupa que su hijo esté deprimido o ansioso, o si un adolescente habla de sentirse abrumado, el Dr. Anthony sugirió preguntar directamente: "¿Tiene pensamientos suicidas?" No es necesario que les pregunte todos los días, pero si tiene alguna inquietud, definitivamente debe preguntar.

“Hay ayuda disponible y funciona”, dijo el Dr. Anthony, señalando la mayor disponibilidad de servicios virtuales de salud mental. "El suicidio es en parte no poder ver el futuro", dijo. "Si podemos cambiar eso, podemos ver cambios notables".

Por mucho que las dificultades de la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial forjaron lo que se conoce como "la generación más grande", dijo que los desafíos de la pandemia podrían fortalecer a los jóvenes de hoy.

"Creo que vamos a tener una generación de niños y adolescentes realmente notablemente resistentes que crecerán para convertirse en seres humanos realmente extraordinarios cuando sean adultos".


Argot (y emojis) de mensajes de texto para adolescentes que los padres deben saber

Lo que los adultos llaman enviar mensajes de texto, los niños lo llaman hablar. Ellos hablar en sus teléfonos a través de chat, comentarios sociales, instantáneas, publicaciones, tweets y mensajes directos. Y están hablando la mayor parte del tiempo: toque, toque, toque, de manera muy similar a la música de fondo. En todo esto hablando un lenguaje, o código, emerge tal como lo ha hecho para cada generación solo hoy en día ese lenguaje está en acrónimos, hashtags y emojis. Y aunque la jerga se entiende perfectamente de igual a igual, los padres buscan en Google como locos para descifrarla.

Y este idioma cambia todo el tiempo. Se expande, los contratos y los acrónimos y símbolos específicos (emojis) pueden cambiar de significado por completo con el tiempo, por lo que actualizamos esta lista periódicamente.

Esta vez hemos agregado emojis (desplácese hacia abajo) ya que esos pequeños y poderosos símbolos gráficos han transformado por sí solos la comunicación humana, tal como la conocemos.

Bromas inofensivas

Publicamos esta lista con un recordatorio importante: la jerga de los mensajes de texto para adolescentes no es intrínsecamente mala o creada con la intención de engañar o dañar. La mayoría de los términos y símbolos han surgido como una especie de taquigrafía inteligente para los dedos que se mueven rápidamente y no tienen un significado peligroso o arriesgado. Por lo tanto, si está monitoreando los teléfonos de sus hijos o encuentra referencias que no comprende, asuma lo mejor de ellos (luego, por supuesto, haga su tarea).

Por ejemplo, hay docenas de palabras inofensivas como finna (prepararse para hacer algo), yeet (una forma de expresar emoción), skeet (vamos), Gucci (genial, asombroso o caro), AMIRITE (¿verdad? ) QQ4U (pregunta rápida para ti), SMH (sacudiendo la cabeza), pan (dinero), IDRK (no lo sé), OOTD (atuendo del día), LYAAF (te amo como amigo), MCE ( mi crush todos los días), HMU (golpéame, llámame), W / E (lo que sea), AFK (lejos del teclado), RTWT (lee todo el hilo), CWYL (chatea contigo más tarde), Ship (relación), CYT (nos vemos mañana) o SO (pareja).

Las banderas rojas

Aquí hay algunos terms y emojis que pueden no ser tan inocentes. Cualquiera de estos términos también puede aparecer como hashtags si coloca un símbolo # delante de ellos.

Posible jerga de intimidación

Fantasma = ignorar a alguien a propósito

Boujee = rico o actuando rico

Bebe té = ocúpate de tus propios asuntos

El té está tan caliente = chismes jugosos

AYFKM? = ¿estás jodidamente bromeando?

Sediento = adjetivo que describe a una persona necesitada que actúa desesperadamente

Básico = persona molesta, interesada en cosas superficiales

Extra = persona exagerada, excesiva y dramática

TBH = para ser honesto (a veces seguido de comentarios negativos)

Zerg = unirse a alguien (un término de juego que se ha transformado en un término de intimidación)

SWYP = entonces, ¿cuál es tu problema?

182 = te odio
Curva = rechazar a alguien

Sombra = arrojar sombra para humillar a alguien.

Subtweet = hablando de alguien pero sin usar su @nombre

Bizzle = otra palabra para perra

THOT o thotties = una chica promiscua

Cyber ​​pretty = decir que alguien solo se ve bien en línea con filtros

Beyouch = otra palabra para perra

En mi humilde opinión = en mi sincera opinión

IMNSHO = en mi opinión no tan honesta

Posible jerga de comportamiento riesgoso

Belfie = autorretrato (selfie) con las nalgas

OC = cuna abierta, fiesta en mi casa

9, CD9, Código 9 = padres aquí

Smash = tener sexo casual

Deslízate en mi DM = conectando a través de un mensaje directo en una red social con intenciones sexuales

A3: en cualquier momento, en cualquier lugar, en cualquier lugar

WTTP = ¿quieres intercambiar imágenes?

S2R = enviar para recibir (imágenes)
sugarpic = Se refiere a una fotografía sugerente o erótica

KPC = mantener a los padres desorientados

1174 = invitación a una fiesta salvaje, generalmente seguida de una dirección

Chirrido = atrapado

Cu46 = Nos vemos para el sexo TDTM = Háblame sucio LMIRL = Encontrémonos en la vida real

GNRN = desnúdate ahora mismo

Frape = Publicación de violación en Facebook en el perfil de otra persona cuando lo dejan conectado.

NSFW = no es seguro para el trabajo (la publicación incluirá desnudos, etc.)

Vivir peligrosamente = tomarse selfies mientras se conduce o algún otro comportamiento inseguro

Kik = hablemos por mensajería instantánea kik en su lugar

Svv = comportamiento autolesivo

Nend sudes = otra forma de decir SN / enviar desnudos

PNP = fiesta y juego (drogas + sexo)

Posible jerga relacionada con las drogas

Golpe, mayo, dama blanca, roca, nieve, yay, yale, yeyo, yank, yahoo = Cocaína

Special K = ketamina, tranquilizante líquido

Perlas = un porro bien enrollado

Dabbing = dosis concentradas de marihuana (comenzó como una locura de baile)

Girarse hacia arriba / girarse = drogado o borracho

Bar out = tomar una pastilla de Xanax

Mocos azules = esnifar Adderall o Ritalin

Pharming = entrar en botiquines para encontrar drogas para drogarse

Robo-trip = consumir jarabe para la tos para drogarse

Ajustar = alto en anfetaminas

Velocidad, manivela, empeines, Crystal o Tina = metanfetamina

Emojis de bandera roja

Rana + taza de té (café) = ese es el té (chismes)

Cualquier tipo de planta / hojas verdes = marihuana

Soplo de humo o gasolina = drogarse

Píldora = éxtasis o MDMA a la venta

Cara con vapor de la nariz = droga MDMA

Rocket = droga de alta potencia a la venta

Diamante = metanfetamina cristalina, cocaína crack a la venta

Cuchillo + cara gritando = llamar psicópata a alguien

Bola de boliche + persona corriendo = te voy a golpear, yendo a por ti

Signo de dólar = está a la venta

Jeringa = heroína (también tatuaje)

Cara morada con cuernos = sexo

Lengua, berenjena, gotas de agua, plátano, melocotón, taco, cerezas, cara babeante, cohete = sexo

Rosa, roseta, cereza, flor de cerezo rosa, corazón en crecimiento, avión, corona = emojis que se refieren al tráfico sexual

Cuando se trata de averiguar qué están haciendo sus hijos en línea, usar sus propios instintos y prestar atención serán sus mejores recursos. Si algo no suena o no se ve bien en el teléfono de su hijo, confíe en ese sentimiento y busque más profundamente. No es necesario que conozca todos los términos o símbolos; lo más importante es estar al tanto y participar.

Sobre el Autor

Toni Birdsong

Toni Birdsong comenzó su carrera como reportera en Los Ángeles y luego se convirtió en escritora de Walt Disney Imagineering. Su pasión por la seguridad digital comenzó hace 10 años como una forma de adquirir las habilidades de supervivencia que necesitaba para criar a sus propios adolescentes conectados. Su objetivo con cada publicación es brindar a los padres ocupados.

¡Guau! ¡Esto es TAN útil! Soy una joven adolescente y esto realmente me ayudó a descifrar lo que mis amigos estaban enviando mensajes de texto. Realmente has cambiado mi vida. ¡Ahora sé que el emoji de berenjena era un código para el pene! ¡¿Quien sabe?! Muchas gracias, siempre estaré en deuda contigo.

Estoy usando esto para enseñarle a mi mamá estas cosas y necesita un poco de ajuste porque significa pene.


La historia de un padre: "Nuestro hijo nos robó, cortesía de PayPal"

Este es un cuento con moraleja que será de especial interés para los padres de adolescentes que, habiendo crecido en la era digital, tienen demasiada confianza en el uso de la tecnología y subestiman los peligros potenciales de Internet.

Mi hijo David tiene 17 años y la tecnología siempre ha sido parte de su vida. Como consecuencia, nada lo desconcierta acerca de las computadoras o Internet. Pasa la mayor parte de su tiempo en su computadora, principalmente para jugar (aunque supuestamente también ha estudiado para sus exámenes escolares del último año). También es (si soy sincero) un poco inmaduro para sus años. Y acaba de demostrar una ingenuidad extraordinaria, cortesía de PayPal.

Todo comenzó cuando noté una transacción de PayPal en nuestra cuenta del Banco de Escocia. PayPal no es algo con lo que esté muy familiarizado; lo usé para comprar un radiador hace un par de años, pero no lo he usado desde entonces. Mi esposo, Steve, lo usó por última vez hace 10 años y no tiene idea de si todavía tiene una cuenta. Así que esta transacción me hizo llamar por teléfono al Bank of Scotland para preguntarle qué estaba pasando.

Resultó que, de hecho, se había realizado una transacción a "Alexander" en Rusia, por 211 libras esterlinas. El banco confirmó que se utilizó la tarjeta de Steve's Bank of Scotland. Imposible, dijimos: recién habíamos abierto la cuenta y la tarjeta solo se había usado una vez y, por supuesto, estaba en su poder. Solo que no pudimos encontrarlo.

Indique un pánico leve, luego un pánico mayor mientras tratábamos de averiguar cómo podría haberse perdido.

En este punto, todavía confiaba en recuperar el dinero y quien tuviera la tarjeta no podría volver a usarla. La gente del fraude del Bank of Scotland dijo que se comunicaría con PayPal y, mientras tanto, nos devolvió las 211 libras esterlinas.

Tranquilizada, dejé el episodio en el fondo de mi mente, hasta que aproximadamente un mes después, al revisar nuestra cuenta del Banco de Escocia, me di cuenta con horror de que las £ 211 habían sido retiradas nuevamente. En respuesta a mi frenética llamada telefónica, el banco se mostró extremadamente reticente, pero, finalmente, cuando un encargado de quejas me preguntó si conocía a alguien llamado David, me quedé sin palabras. Nunca se me había ocurrido que mi hijo estuviera involucrado (ahora, ¿quién es el ingenuo?).

Cuando salió a la luz toda la triste historia, apenas podía creer cómo se había comportado David. Where were the values we thought we had instilled in him? Had we not brought him up to behave decently and honestly? Evidently not. And accepting what he had done was so very difficult – forcing us to examine ourselves as parents, too. I felt such a failure, and the two long sessions I spent with David uncovering what he had done were utterly miserable for both of us.

PayPal’s rules state you must be at least 18 to have an account. Photograph: Graham Turner/The Guardian

Despite being too young to have a PayPal account (you must be at least 18), David had not one but three accounts. One, in his own name, was linked to his own bank account. The other two were in a false name and linked to two cards in his dad’s name – the Bank of Scotland card that had gone missing, and a Tesco Bank card which had remained in his dad’s possession. I was astonished PayPal would allow this. They had done no checking. They were clearly able to link all three accounts to David, but had not done so until Bank of Scotland contacted them. They had no proof of identity and hadn’t cared that two of the accounts had bank cards with a name that did not match the account holder. Call yourself a bank, PayPal? (It does – it is licensed in Luxembourg as “a bank”).

So how had a son of mine got himself into such a mess and betrayed his parents so badly?

Having previously sold one of his own online game accounts on the internet for £150 (courtesy of the many hours he was spending playing games), David thought a quick and easy way to make money was to buy and sell game accounts. These can be worth a lot of money if people have built up a lot of skills or accumulated valuable items such as weapons and other virtual goods.

Using his own money initially, he tried buying a couple, but didn’t sell for a profit. He had read on PayPal’s terms and conditions that if you bought something and didn’t receive the goods, you would get the money refunded, so he tried this out for himself – by “selling” a watch he didn’t have.

A buyer sent him the money – which he then spent – and then duly got her money back when the watch did not materialise. It seemed to escape David’s notice that he had a negative balance on his PayPal account as a consequence.

Having run out of his own money, he simply reassured himself that if he took money from his dad, PayPal would give the money back again and all would somehow be well. So he “acquired” the bank card and bought a game account from someone called Alexander in Russia. It appears he then acquired a conscience, panicked about what he had done, and changed all of his account passwords to random characters so that he could no longer access them.

To make matters worse, David had not received the “goods” he had paid £211 to Alexander in Russia for. And because he had agreed to Alexander’s request to pay using PayPal’s “friends and family” method, there was no way of getting the money back.

The PayPal staff I dealt with were pretty nonchalant about their lax processes that had allowed a 17-year-old to behave in this way. However, thankfully, after a lengthy discussion, they admitted they would be unable to pursue David for the negative balance on his PayPal account due to his age.

Bank of Scotland covered itself in glory after a shaky start. It refunded the £211 – an act of generosity that means I will be its customer for life.

My son doesn’t know this yet – he has got himself a real job and is working to pay us back, and to rebuild our trust in him, which takes time in any relationship where dishonesty is so brutally exposed.

As for PayPal . I never want to use it ever again.

PayPal told Guardian Money: “All financial services companies are obliged to take steps to verify the identity of their customers and the financial products they use. PayPal takes this responsibility very seriously. We use established industry practices to verify our customers at multiple stages . in addition to sophisticated technologies that constantly monitor and mitigate risk.

“We go to great lengths to prevent misuse of our services however, family fraud can be particularly difficult to identify and resolve. These cases can be extremely challenging for all parties involved, and we always try to do the right thing for our customers in such sensitive circumstances.

“After carefully reviewing this case, we found we could have done more to support [David’s parents] . and we apologise for falling short of the high standards rightly expected from us.”


Lit or GOAT

These are two different ways to express what you might have meant by saying "dope" or "neat" or "cool" back in the day. Lit or GOAT (greatest of all time) means something happened that is really, really good. It may feel like you just learned a new language, but hopefully this will help you understand at least part of your teen’s conversations. Have no fear because if these slang words didn’t make their way into your memory, your teen will probably be on to the next slang words and phrases before you know it!


Recursos

Teen slang changes continuously. If you aren't sure what a slang term means, the website Urban Dictionary can help. It's dedicated to keeping up with today's slang and is a resource that parents can use. Be warned, however, as it features user-submitted content that may be crude.

Slang Apps

There are also phone apps that can help you translate teen slang. SlangIt - The Slang Dictionary and the Chat Slang Dictionary are just a few examples of mobile apps that can decode your teen's secret language.

Additionally, you can simply try asking your teen—or other teens you know—to translate slang you don't understand. Bringing up these words with your teen may be awkward but might also provide a doorway to important conversations with your child.


The freedom of being on your own for the first time can make it hard to prioritize physical activity, but if teens have the habit when they get on campus, they&rsquoll be more likely to frequent the gym, go for runs or bike rides, or play a sport &mdash even if it’s only for fun. “Teens should get into the habit of completing at least one hour of moderate- to high-intensity activity daily,&rdquo says Jocelyn Nadua, registered practical nurse and care coordinator at C-Care Health Services . &ldquoThese habits will support a healthy cardiovascular system and will set them up to make time for movement and de-stressing during their studies later on.”

We all learn differently, but in school, we&rsquore all more or less taught the same. This can cause teens to study like their teachers suggest when what they really need is to discover what works for them. &ldquol literally cannot count the number of study sessions I’ve been to where everyone is mindlessly highlighting pages. While that is a great study tool, it can’t be your only one,&rdquo says Eileen Shone, a recent graduate of the University of Georgia. &ldquoI found that quizzing your classmates (and being quizzed in return), teaching a concept, or even flashcards all work better. My classmates&rsquo grades, and more importantly my grades, all went up after we started implementing better studying techniques.&rdquo


Life with Gracie: Parents, beware: The internet could be your kid’s drug dealer

It used to be people bought drugs from so-called friends or sketchy men in dark corners of clubs and alleys. Now, I’m told customers are buying products off Instagram, Grindr, Tinder, Whisper, Yik Yak, and something called the darknet.

As helpful as social media can be, it can be a direct hit to an overdose, said Louise Stanger, a social worker and interventionist based in Southern California. She said parents should rethink when, where and how they allow their teen to use their devices.

“Social media is the ultimate oxymoron,” Stanger said. “You can score like an Olympian with the use of social media connecting with friends, researching study topics, connecting across the globe, and you can fall like Hades using it to score and sell dope and hook up with all the wrong folks. Parents must be vigilant in their communication with their teens, and teens must beware of the challenges a digital age faces.”

In many ways, the proliferation of social media applications has replaced telephones, said John DeCarlo, associate professor of criminal justice at the University of New Haven.

DeCarlo, a former chief of police in Branford, Conn., said it isn’t so much that there are apps specifically to buy drugs as it is apps have replaced phones as the way we communicate.

Scott A. Spackey, an international drug and addiction expert based in Washington state, devotes an entire chapter in his book, “Project Addiction: The Complete Guide to Using, Abusing and Recovering From Drugs and Behaviors,” to the subject.

According to him, everything you could want — from pot and LSD to cocaine and heroin — is available provided you know how to access the darknet, which, by the way, has been active for nearly a decade.

It is so active, in fact, that just in the past five years, it has become a billion-dollar industry with hundreds of thousands of customers worldwide.

When you type in a website from the Tor browser, it redirects your IP address so there is no way to track your presence or the dealer websites so you can cruise the darknet with almost absolute anonymity. And here’s the clincher: Purchases are made with online currency known as bitcoin. Although it is not untraceable, bitcoin is difficult to follow, which is why drug dealers and online extortionists use it.

To give you an idea of how lucrative this business is, Spackey said one bitcoin in 2013 cost $70. Currently one bitcoin equals $575.

In addition to the darknet marketplace, social networks can help you find drug dealers close to your location.

The problem, according to Tod Burke, criminal justice professor at Radford University in Virginia and former Maryland cop, is there is no reliable method for buyer or seller to know who’s legit. For sure, there is little incentive for dealers to transact honestly.

He said youths are using social media to not only score drugs but to also sell and distribute them.

The problem arises, of course, when the dealer turns out to be an undercover police officer or someone a lot more dangerous. You also have to worry about the product being inferior or lethal.

Spackey, however, maintains that darknet dealers provide their wares almost exclusively through snail mail and rarely, if ever, meet anyone in person. The packages come disguised with fictional return addresses that can’t be tracked.

“Selling drugs on the internet is as illegal as it would be if you were selling them on the street,” Burke said. “This is nothing to be playing around with and another example for why parents need to pay attention to what their kids are doing on social networking sites.”

Spackey, though, doesn’t give much credence to drug dealing on social media sites because chances of getting caught are greater.

“Smart kids are not going to use those kinds of apps to score drugs,” he said.

Indeed, 60 percent of the under-30 crowd that he interacts with each week in counseling sessions know about the darknet, the Amazon of all things illicit. Half of young adults who know about it actually use it.

Scary, whether you’re a parent or not.

So how can parents keep their kid safe?

Stanger offered these tips:

1. Communicate openly and frankly with your teen about drugs, she said.

2. Keep privacy settings high on all social media sites and discourage posting personal information online or connecting with people you don’t know.

3. If your teen is experiencing signs of substance abuse, cancel their phone. You could be inadvertently paying for their drug dealer.


Ver el vídeo: Nº 4 Las drogas en los adolescentes: Escuela de Padres EP (Septiembre 2021).