Nuevas recetas

Estofado de tofu y kimchi picante

Estofado de tofu y kimchi picante


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Considere esta receta de estofado de tofu inspirado en kimchi jjigae coreano como una desintoxicación de fin de semana. Es picante, limpio y capaz de revertir cualquier daño que haya causado la noche anterior.

Ingredientes

  • 1 taza de 16 oz. paquete de tofu sedoso, cortado en trozos de 1 ”
  • 1 cucharada de aceite vegetal
  • 4 tazas de kimchi de col ligeramente exprimido, picado, más 1 taza de líquido
  • 2 cucharadas de gochujang (pasta de pimiento picante coreano)
  • 8 cebolletas, cortadas en trozos de 1 ”
  • 2 cucharadas de salsa de soja reducida en sodio
  • 1 cucharada de aceite de sésamo tostado
  • Pimienta negra recién molida
  • 2 cucharadas de ajonjolí tostado

Preparación de recetas

  • Ponga a hervir una olla grande de agua con sal. Reduzca el fuego, agregue con cuidado el tofu y cocine a fuego lento hasta que esté ligeramente inflado y firme, aproximadamente 4 minutos. Con una espumadera, transfiera el tofu a un tazón mediano.

  • Caliente el aceite vegetal en una olla grande y pesada a fuego medio-alto. Agregue el kimchi y el gochujang y cocine, revolviendo con frecuencia, hasta que comience a dorarse, de 5 a 8 minutos. Agregue el líquido de kimchi y 8 tazas de agua. Lleve a ebullición, reduzca el fuego y cocine a fuego lento hasta que el kimchi esté suave y traslúcido, de 35 a 40 minutos.

  • Agregue las cebolletas, la salsa de soja y el tofu; cocine a fuego lento hasta que el tofu haya absorbido los sabores, de 20 a 25 minutos (el tofu se deshará un poco). Agrega aceite de sésamo; Condimentar con sal y pimienta. Sirva el estofado en cuencos; cubra cada uno con una yema de huevo y semillas de sésamo.

Contenido nutricional

Calorías (kcal) 170 Grasa (g) 12 Grasa saturada (g) 2.5 Colesterol (mg) 205 Carbohidratos (g) 7 Fibra dietética (g) 1 Azúcares totales (g) 1 Proteína (g) 7 Sodio (mg) 560

Vídeo relatado

Estofado de tofu y kimchi picante

Sección de Reseñas ¡Me encantó! Agregué ramen para que fuera una comida más completa, frí las claras de huevo sobrantes (¡sin desperdiciar!), Las corté en tiras y las agregué al tazón. También agregué un chorrito de salsa de pescado en el tazón; suaviza un poco el picante.AnónimoNueva York01 / 07 / 20¡Me encanta la receta! He notado que cambiar la marca del kimchi y la pasta de pimienta tiene una gran influencia en el sabor, lo único que hago diferente es que marino las costillas de cerdo magras el día antes de usar la pasta de frijol de soja marrón claro y luego la agrego correctamente. después de que hierva la sopa. Las costillas delgadas que obtengo están en tiras pequeñas, como de 1 pulgada por 8. Dedos de pollo Santa cruz, ca01 / 10 / 19this ¡es realmente muy buena! Hice algunos cambios basados ​​en lo que tenía a mano. Agregué un poco de jengibre y chiles verdes tailandeses antes de agregar el kimchi. No tenía suficiente kimchi, así que agregué repollo picado y gochugaru. Por último, en lugar del huevo, utilicé unos fideos won ton. ¡Definitivamente lo volveré a hacer!

Si bien se ve increíblemente picante, generalmente encuentro que este guiso de kimchi es relativamente suave. A pesar de su color rojo enojado, las hojuelas de chile coreano son algo suaves en comparación con, digamos, las hojuelas de pimiento rojo triturado que espolvorea sobre la rebanada de queso en la pizzería.

Dicho esto, siéntase libre de ajustar la receta de acuerdo con su tolerancia a las especias. Si un ala de búfalo inocente te hace correr, es posible que desees pasar por alto este. Pero si una pizca saludable de Tabasco en sus huevos revueltos suena atractivo, definitivamente puede manejar el calor en este plato.


INGREDIENTES

Para esta receta de kimchi jjigae, la mayoría de estos ingredientes se pueden encontrar en una tienda de comestibles asiática.

Tradicionalmente, el tofu blando en tubo se usa en guisos coreanos. Tiene una textura más suave que los cubos, pero si los cubos son todo lo que puede encontrar, entonces puede usarlos en su lugar, solo asegúrese de que sea suave y no medio o duro.

Consejo n. ° 1 : Si está usando el tofu que viene en forma de tubo, no use el pico para sacarlo del empaque. Eso resultará en hilos de materia pegajosa (el tofu es muy suave). La forma más fácil de sacarlo es simplemente cortar el tubo por la mitad y exprimirlo directamente en el guiso.

Para los hongos shiitake, utilicé los secos que requieren un buen enjuague y 10-15 minutos de remojo en agua fría o tibia. También se puede usar shiitake fresco y producirá un caldo aún más sabroso.

Las hojuelas de pimienta coreana se encuentran generalmente en el pasillo de las especias secas. Lo encuentro bastante suave en picante pero proporciona un agradable sabor a pimienta. Si está buscando más picante en su estofado, le sugiero que agregue algunas cucharadas de Sambal Oelek en el guiso.

INGREDIENTES DE CALDO

La mayoría de estos ingredientes se pueden encontrar en una tienda de comestibles asiática.

Para el rábano, me mantuve tradicional y usé un rábano coreano y no usé un rábano daikon. Los rábanos coreanos son más dulces y tienen un sabor a rábano más suave. Son de tamaño más grueso y tienen un verdor más prominente en la mitad superior. Sin embargo, si solo puede encontrar daikon que funcione también, solo producirá un caldo de sabor más fuerte.

Las anchoas para el caldo están secas y normalmente se pueden encontrar en el frigorífico, no confundir con las anchoas en aceite.


Cómo cocinar Kimchi Jjigae

  1. En una olla pequeña, combine las algas marinas, los hongos shiitake y 3 tazas de agua. Llevar a ebullición y dejar hervir a fuego lento durante 10 minutos.
  2. Mientras tanto, en una olla mediana agregue los ingredientes restantes, excepto el tofu. Luego agregue su caldo de champiñones vegano y revuelva para mezclar. Cubra con una tapa y deje hervir. Luego déjelo hervir a fuego medio durante 20 minutos.
  3. Cuando solo queden 10 minutos, agregue con cuidado el tofu en rodajas encima del estofado. Cubra con una tapa y cocine a fuego lento durante el tiempo restante. Sirve con arroz.

Reciba noticias sobre alimentos frescos en su bandeja de entrada

Suscríbase a nuestro boletín para recibir los últimos consejos, trucos, recetas y más, enviados dos veces por semana.

Al registrarse, acepta nuestros Términos de uso y reconoce las prácticas de datos en nuestra Política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento.

Esta sopa de tofu suave de kimchi coreano tiene un caldo ardiente que infunde tofu cremoso con sabores y especias profundos. Tradicionalmente servido en la mesa hirviendo en su recipiente de cocción con un huevo roto en el medio, este plato saludable lleno de verduras y proteínas calienta la barriga y sacia el paladar.

Qué comprar: Si bien puede encontrar kimchi en muchas tiendas de comestibles (y está bien usarlo comprado en la tienda aquí), intente hacer el suyo.

Pasta de chile coreano, también conocida como kochujang o pasta de pimiento picante, es una mezcla fermentada de arroz glutinoso, soja y pimiento rojo en polvo. Se encuentra en frascos o tarrinas de plástico en los mercados coreanos y durará indefinidamente refrigerado en un recipiente tapado. Agregue cucharadas a las sopas, adobos y aderezos para ensaladas para darle un toque picante.

Plan de juego: Deberá hacer arroz blanco o integral antes de comenzar.

Consejos para huevos

Los huevos deben mantener una temperatura constante y baja. Esto se logra mejor colocando su caja en el centro de su refrigerador. Los huevos también deben permanecer en su empaque original para evitar la absorción de olores fuertes.

Es aconsejable seguir la fecha de caducidad para determinar la frescura general, pero los huevos se pueden probar simplemente dejándolos caer en un recipiente con agua. Los huevos más viejos flotarán mientras que los huevos frescos se hundirán. Esto se debe al tamaño de sus celdas de aire, que aumentan gradualmente con el tiempo.

Los huevos cocidos tienen una vida útil en el refrigerador de no más de cuatro días, mientras que los huevos duros, pelados o sin pelar, son seguros para consumir hasta una semana después de su preparación.

La belleza de un huevo es su versatilidad. Los huevos se pueden cocinar de diversas formas. A continuación se ofrecen algunos consejos para realizar los cuatro preparativos más habituales.

Revuelto: Batir los huevos en un bol. La consistencia de los huevos revueltos es una preferencia personal, aunque parece que la mayoría de los conocedores del desayuno disfrutan de una opción más líquida y esponjosa. En este caso, agregue aproximadamente ¼ de taza de leche por cada cuatro huevos. Esto ayudará a diluir la mezcla. Siéntase libre de sazonar también con sal y pimienta (o agregue queso crema para una mayor decadencia). Engrase una sartén con mantequilla a fuego medio y vierta la mezcla de huevo. Cuando los huevos comiencen a cocinarse, comience a tirar y doblar los huevos con una espátula hasta que se forme cuajada. No revuelva constantemente. Una vez que el huevo esté cocido a tu gusto, retira del fuego y sirve.

Duros: Llene una olla que cubra sus huevos por aproximadamente dos pulgadas. Retire los huevos y deje hervir el agua. Una vez que el agua comience a hervir, coloque los huevos con cuidado y déjelos durante 10-12 minutos. Para pelarlos fácilmente, dé a los huevos un baño de hielo inmediatamente después de que se complete el tiempo de cocción. Para los huevos pasados ​​por agua, siga el mismo proceso, pero reduzca el tiempo de cocción a la mitad.

Escalfado: agregue una pizca de vinagre a una sartén llena de agua hirviendo a fuego lento. Rompe los huevos individualmente en un plato o en una taza pequeña. Con una espátula, cree un suave remolino en la sartén. Agregue lentamente el huevo, las claras primero, al agua y deje cocer durante tres minutos. Retire el huevo con una espumadera y transfiéralo inmediatamente a papel de cocina para escurrir el agua.

Sunny Side Up / Over Easy / Medium / Hard: Para cada una de estas preparaciones, está rompiendo un huevo directamente en una sartén engrasada. Para el lado soleado hacia arriba, no se trata de voltear. Simplemente deje que los bordes se frían hasta que estén dorados. Para lograr un huevo demasiado fácil, voltee un huevo con el lado soleado hacia arriba y cocine hasta que aparezca una película delgada sobre la yema. La yema aún debe estar líquida al servir. Un huevo mediano se voltea, se fríe y se cuece por más tiempo hasta que la yema aún esté ligeramente líquida. Se cocina un poco hasta que la yema esté dura.

Los huevos se pueden congelar fácilmente, pero las instrucciones varían según el estado físico del huevo. Como regla general, los huevos crudos con cáscara no deben congelarse. Deben romperse primero y congelar su contenido.

Huevos enteros sin cocer: los huevos se deben quitar de la cáscara, mezclar y verter en recipientes que se puedan sellar herméticamente.

Claras de huevo crudas: el mismo proceso que los huevos enteros, pero puede congelar las claras en bandejas de cubitos de hielo antes de transferirlas a un recipiente hermético. Esto acelera el proceso de descongelación y puede ayudar con la medición.

Yemas crudas: las yemas de huevo solas pueden volverse extremadamente gelatinosas si se congelan. Para usar en platos salados, agregue ⅛ de cucharadita de sal por cada cuatro yemas de huevo. Sustituya el azúcar por sal para usar en platos dulces y / o postres.

Huevos cocidos: los huevos revueltos están bien para congelar, pero se recomienda no congelar las claras de huevo cocidas. Se vuelven demasiado acuosos y gomosos si no se mezclan con la yema.

Huevos duros: Como se mencionó anteriormente, es mejor no congelar los huevos duros porque las claras cocidas se vuelven acuosas y gomosas cuando se congelan.

Instrucciones

  1. 1 Caliente el aceite en una cacerola grande con tapa hermética a fuego medio hasta que brille. Agregue la cebolla, sazone con sal y cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que se ablande, aproximadamente 5 minutos.
  2. 2 Agregue la pasta de chile, revuelva para combinar y cocine hasta que esté fragante, aproximadamente 1 minuto. Agregue el calabacín, sazone con sal y revuelva para combinar. Agregue el kimchi y cocine, revolviendo ocasionalmente, hasta que hierva a fuego lento, aproximadamente 2 minutos. Agrega el caldo y la salsa de soja y deja hervir. Pruebe y sazone con sal según sea necesario.
  3. 3 Con una cuchara de servir grande, agregue el tofu a cucharadas muy grandes, teniendo cuidado de no romper el tofu en pedacitos. Presiona suavemente el tofu con el dorso de la cuchara para que el caldo lo cubra en su mayor parte. Cocine a fuego lento hasta que el tofu esté completamente caliente y los sabores se hayan mezclado, aproximadamente 3 minutos.
  4. 4 Casque los huevos, si los usa, en la mezcla hirviendo. Tape y cocine a fuego lento hasta que las claras estén listas, aproximadamente 2 minutos. Repartir el guiso y los huevos en 3 tazones, teniendo cuidado de no romper el tofu ni las yemas de huevo. Adorne con las cebolletas y sirva inmediatamente con arroz a un lado.

Soy un blog de comida

¡Hola! ¡Espero que todos hayan tenido una maravillosa Navidad llena de buen humor y del mejor tipo de comida! No puedo creer que la Navidad haya terminado un año más y el nuevo año se acerca rápidamente. Estamos entrando en un invierno profundo. Hace mucho frío afuera y todo lo que quiero hacer es hibernar y comer todas las comidas acogedoras del invierno. Creo que estoy bastante enamorado del invierno porque significa que hay que pasar mucho tiempo adentro, calentarme y comer. El nombre del juego es mantenerse caliente y la mejor manera de mantenerse caliente es comer cosas picantes, ¿verdad?

Una de mis cosas picantes favoritas de todos los tiempos es sundubu jjigae, o estofado de tofu picante. Es muy fácil de hacer, una vez que tienes todos los ingredientes y se junta en un instante.

¿Qué es el estofado de tofu suave Sundubu Jjigae / Kimchi picante?

Sundubu jjigae es un guiso coreano hecho con tofu suave. En coreano, sundubu es tofu suave y jjigae es estofado, ¡por lo tanto, estofado de tofu suave! Creo que es más una sopa que un estofado, pero supongo que es una cuestión de qué se considera una sopa frente a un estofado. De todos modos, el tofu suave que se usa en este guiso es del tipo que viene en un tubo, no del tipo que está en un rectángulo / cuadrado. Es extra suave, muy suave y muy bueno. Lo encontrarás en la tienda de comestibles asiática en la sección de tofu, junto a todos los tofus. Combina perfectamente con el picante de la sopa, agregando una especie de contrapunto refrescante al picante. Sundubu es súper cálido, reconfortante y perfecto para el invierno.

¿Qué ingredientes especiales necesito?

Bueno, la verdad es que necesitarás algunos ingredientes especiales. Pero una vez que tienes los ingredientes básicos, es muy fácil hacer este estofado todo el tiempo. Si su despensa está equipada con dashi y gochugaru y está bastante listo para ir, solo necesitará kimchi y tofu, que están prácticamente disponibles en la mayoría de las tiendas de comestibles en estos días.

Dashi & # 8211 Técnicamente, sundubu usa un caldo de anchoa coreano, hecho de pequeñas anchoas secas, pero vamos a usar dashi instantáneo japonés. Si desea estar lo más cerca posible del caldo de anchoa coreano, elija iriko o niboshi dashi, que es el equivalente japonés. Si no puede encontrar iriko / niboshi dashi, el dashi normal (que está hecho de bonito seco y kombu) será igual de delicioso. El dashi instantáneo está disponible en línea en las tiendas de comestibles asiáticas. Es muy fácil de hacer & # 8211; viene en gránulos que se disuelven en agua caliente o en una bolsita de té que se remoja.

Gochugaru & # 8211 Los copos de pimiento rojo coreano son pimientos rojos molidos más gruesos que no se parecen en nada a los copos de pimiento rojo que se ven en las cocteleras en los restaurantes italianos. En lugar de semillas y pieles, son más una hojuela / polvo. El sabor picante, dulce y un poco ahumado. Se usa mucho en toda la cocina coreana, por lo que si planeas sumergirte en la comida coreana, es imprescindible en la despensa. Lo venden en supermercados asiáticos y en línea.

Para el tofu y el kimchi, podrá encontrarlos en casi cualquier lugar, pero si está en el supermercado asiático, asegúrese de comprar sundubu, que es tofu suave que se encuentra en un tubo. Definitivamente puedes usar el tofu que quieras y sabrá bien, pero si vas por un sundubu clásico, el tofu en tubo es lo que quieres. En cuanto al kimchi, hay un montón de marcas por ahí. Siempre suelo comprar una marca coreana, solo porque, bueno, ¡el kimchi es coreano!

Sustituciones
Si quieres esta sopa picante pero no tienes tiempo / quieres hacer el esfuerzo, puedes engañarla un poco. Use caldo de pollo en lugar de dashi, tofu regular en lugar de tofu suave y cualquier tipo de proteína que desee. Sundubu contiene prácticamente todas las proteínas, desde mariscos hasta pollo, por lo que puedes sentirte libre de enloquecer.

Con que comerlo
Por lo general, viene con un tazón de arroz y, si tiene suerte, un huevo crudo que se deja caer directamente en la sopa hirviendo. También me gusta solo, cuando estoy bajando en carbohidratos. Y cuando no lo soy, se sabe que lo tomo con fideos o incluso con pasta.


¡Mi carta mensual a mis lectores incluye mi resumen de recetas, historias y fotos detrás de escena, historias divertidas y conmovedoras de mis lectores, enlaces interesantes de comida coreana y noticias sobre los próximos eventos!

Kimchi

Guarniciones

Panqueques

Pasteles de arroz

Guisos

Jjigae es nuestra comida reconfortante

Fideos

Sopas

Sundubu-jjigae

Postres

Platos principales

Pollo frito

Comidas de un tazón

Loncheras

Aperitivos

Fermentado

Ingredientes básicos

Mitbanchan

Pepinillos

Picante

No picante

Mariscos

Pollo

Vegetariano

Meriendas

Gachas de avena

Platos fríos

Bebidas

No coreano


Estofado de kimchi y tofu (cena de 10 minutos)

¡Bienvenido al día 6 de cocinar comida callejera durante 21 días! La cena de hoy tarda 10 MINUTOS en preparar, sí, 10 MINUTOS. Estofado de tofu con kimchi, ¡te prometo que es el guiso de 10 minutos más fácil y sabroso que jamás encontrarás!

¡No se rinda al comer fideos instantáneos por el momento, este guiso le ayudará a salvar sus perezosas cenas entre semana! TLa mejor parte es que hay muchas formas de hacerlo. Puede agregar proteínas adicionales, como panceta de cerdo o incluso agregar fideos para hacer de este un estofado de fideos Kimchi, ¡las opciones son infinitas! Este plato es algo que uso para pedir TODO EL TIEMPO hasta que me di cuenta de lo fácil que es hacer en casa.

El truco es tener un nuevo lote de kimchi en tu refrigerador en todo momento, ¡y la cena siempre estará lista! ¿Debería hacer kimchi casero pronto? ¡Avísame y puedo cocinarlo con seguridad!

60 SEGUNDOS TUTORIALES EN VIDEO: https://bit.ly/2SXUtft

Ingredientes

1 cebolla verde (picada y separada con blanca y verde)

2 cucharaditas de hojuelas de chile coreano

1 taza de caldo de pollo / o caldo de verduras

  1. Suba el fuego a medio-alto y rocíe aceite de sésamo en una olla.
  2. Agregue hojuelas de chile coreano y partes blancas de la cebolla verde y saltee durante 1-2 minutos o hasta que estén fragantes.
  3. A continuación, agregue el kimchi y el ajo picado y saltee durante 1 minuto.
  1. Agregue el caldo de pollo, la salsa de pescado y la salsa de soja y déjelo hervir a fuego lento durante 2-3 minutos.
  2. Agregue el tofu y déjelo hervir a fuego lento durante otros 2-3 minutos.
  3. Opcional, pero muy recomendable, agregue un huevo y déjelo hervir a fuego alto durante 30 segundos. Adorne con cebolla verde.

Tú & # 8217ll también amas

Arroz frito con curry de piña y camarones n. ° 038

Archivo

Categorías

Siendo tendencia ahora

Obtenga contenido exclusivo de Tiffy Cooks


Receta vegana de Sundubu jjigae (estofado de tofu suave picante)

Si te encantan los guisos asiáticos, vas a amor esta versión vegana de Sundubu Jjigae del chef casero estrella Karishma Mehta (también conocido como @BowledOverbyKari).

Para los que no están familiarizados, Sundubu Jjigae (pronunciado SOON-DOO-BOO JIG-AY) es un guiso de tofu suave picante y picante de Corea.

Aunque normalmente está hecha con carne de cerdo picada, esta versión vegana de Karishma es igual de emocionante, con dos ingredientes clave: gochugaru # 8211 (mezcla de especias coreanas) y tofu suave y sedoso que tiene una textura cremosa que se derrite en la boca. Esta sopa generalmente se sirve en un tazón dolsot & # 8211 en una olla de piedra que mantiene el calor atrapado y mantiene la sopa burbujeando incluso después de que se retira del fuego. Sin embargo, también puede usar una olla normal para cocinar esta sopa.

Gochugaru

La base del vegano Sundubu Jjigae es de sabor intenso, con el toque especiado del gochugaru que hace que esta sopa sea tan reconfortante y perfecta para el clima lluvioso que nos azota este monzón. Sirve esta sopa con el arroz de tu elección (preferiblemente arroz de grano corto).


Estofado de tofu y kimchi

Esta sopa obtiene su auténtico sabor coreano del gochujang, un condimento rojo picante y dulce hecho de chiles rojos y frijoles fermentados. La pasta espesa se usa ampliamente en la cocina coreana como condimento para todo, desde tofu a la parrilla hasta sopa. Por lo general, lo encontrará vendido en pequeños recipientes de plástico en los mercados asiáticos y en muchas tiendas de comestibles bien surtidas. Puede ajustar el picante de la sopa variando la cantidad de gochujang que usa. Sirva con arroz al vapor caliente para una comida tibia del lunes sin carne.

Estofado de tofu y kimchi

Ingredientes

  • 1 cucharada aceite de canola
  • 1/2 cebolla amarilla, finamente rebanada
  • 1 taza (4 oz./120 g) de kimchi de repollo Napa, picado en trozos grandes, más 1/2 taza (4 oz.fl./125 ml) de líquido del frasco de kimchi
  • 2 cucharaditas ajo finamente picado
  • 2 cucharaditas jengibre fresco finamente picado
  • 2 tazas (16 onzas líquidas / 500 ml) de caldo de verduras
  • 1 calabacín pequeño, cortado por la mitad a lo largo y cortado en trozos de 6 mm (1/4 de pulgada)
  • 1/4 taza (2 fl. Oz./60 ml) de mirin
  • 1 a 2 cucharadas pasta de chile gochujang o sambal oelek
  • 1 cucharadita azúcar
  • 250 g (1/2 lb) de tofu suave
  • 1 a 2 cucharadas salsa de soja
  • 1 cucharadita aceite de sésamo oscuro
  • 3 cucharadas cebollas verdes en rodajas finas

1. En una cacerola grande a fuego medio, caliente el aceite de canola. Agrega la cebolla y sofríe hasta que comience a dorarse, aproximadamente 4 minutos. Agrega el kimchi picado, el ajo y el jengibre y cocina por 2 minutos.

2. Agregue el caldo, el calabacín, el mirin, la pasta de chile, el azúcar, 2 tazas (16 fl. Oz./500 ml) de agua y el líquido de kimchi reservado y cocine a fuego lento. Tape y cocine hasta que el calabacín esté tierno, unos 10 minutos. Divide el tofu en trozos de 2,5 cm (1 pulgada) y mézclalo suavemente con la sopa. Cocine hasta que esté completamente caliente, aproximadamente 5 minutos.

3. Pruebe el caldo: debe ser picante, dulce y un poco agrio por el kimchi. Ajuste el condimento al gusto con salsa de soja y pasta de chile adicional, si lo desea. Agregue el aceite de sésamo, vierta la sopa en los tazones, espolvoree con las cebollas verdes y sirva inmediatamente. Para 4 personas.

Encuentre comidas más simples y saludables para todas las noches de la semana en nuestro libro Semana Santa Vegetariana , de Ivy Manning.



Comentarios:

  1. Kazuru

    Creo que no tienes razón. Estoy seguro. Puedo probarlo. Escriba en PM, lo discutiremos.

  2. Shaku

    Estas equivocado. Estoy seguro. Puedo defender mi posición. Envíeme un correo electrónico a PM, discutiremos.

  3. Tejas

    la respuesta comprensible

  4. Griorgair

    ¿Hay un análogo similar?

  5. Taule

    Lo principal al publicar dicha información es no olvidar que puede dañar algunas personalidades inadecuadas

  6. Eadig

    Incomparable)))))))



Escribe un mensaje