Nuevas recetas

Danny Meyer abrirá el Pavilion Café dentro del museo del 11 de septiembre

Danny Meyer abrirá el Pavilion Café dentro del museo del 11 de septiembre


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Según The New York Times, Danny Meyer abrirá un pequeño restaurante dentro del Museo Nacional Memorial del 11 de septiembre a finales de este verano, llamado The Pavilion Café. El museo en sí abre al público el miércoles 21 de mayoS t.

El Pavilion Café tendrá capacidad para 80 personas y servirá "comidas reconfortantes como sopa de tomate, queso asado y brownies", y contará con ingredientes de origen local. El café también servirá pasteles para el desayuno, cervezas de barril de Nueva York y vinos estadounidenses de barril.

El anuncio de la próxima empresa de Meyer se produce inmediatamente después de una gran protesta pública por la tienda de regalos del museo, cuyos ingresos respaldarán los costos operativos del museo.

Para algunas familias de víctimas del 11 de septiembre, la idea de que el museo "monetice los lugares de descanso final de sus familias" ha generado cierta ira.

Jim Richies, cuyo hijo, un bombero, murió en los ataques, y él mismo es un miembro retirado del Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York, le dijo a CNN que consideraba la tienda de regalos una atracción turística inapropiada.

"Básicamente, están ganando dinero con el cadáver de mi hijo. Creo que eso es repugnante", dijo Riches.

En contraste, Lee Ielpi, miembro de la junta del museo cuyo hijo, un bombero, también murió en los ataques, señaló la necesidad de establecer una fuente confiable de ingresos para mantener el museo abierto.

"Dentro de veinte años, tenemos que asegurarnos de que las personas que pisan esta plaza sepan dónde están y cuándo entran a la entrada y entran al museo", dijo Ielpi. "Necesitan saber lo que quieren". vamos a ver allí ".

En su cobertura, The New York Post se refirió al próximo restaurante como parte del "apetito del museo por el comercialismo burdo", y Steve Cuozzo, el crítico de restaurantes de The Post, calificó el concepto de restaurante como peor que la tienda de regalos.

Así que vamos a conseguir un café de la USHG con vino y cerveza en el Museo del 11 de septiembre. Peor que la tienda de regalos. No es de extrañar que lo mantuvieran en silencio hasta después de la vista previa de prensa.

- Steve Cuozzo (@stevecuozzo) 21 de mayo de 2014

Sin embargo, vale la pena señalar que el Museo del 11 de septiembre no será el primer espacio conmemorativo que incluya un restaurante. El Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos, por ejemplo, incluye una cafetería adyacente que está abierta para el desayuno y el almuerzo todos los días, "y bocadillos en el medio", con artículos kosher preparados fuera del sitio.

La organización de Parques Históricos del Pacífico sirve a cuatro sitios del Servicio de Parques Nacionales y rinde homenaje a los eventos de la Segunda Guerra Mundial. La organización brinda apoyo a sobrevivientes, veteranos y sus familias, y opera una activa tienda de regalos en línea que ofrece artículos conmemorativos. Uno de estos sitios, el American Memorial Park en Saipan, también incluye espacios públicos con parrillas y mesas de picnic para uso público.

A pesar de la luz negativa arrojada sobre las empresas comerciales del Museo Conmemorativo, la consideración de las fuentes de ingresos es un componente crucial de la longevidad del monumento. Como restaurador desde hace mucho tiempo con sede en la ciudad de Nueva York, la participación de Meyer en un hito importante de la ciudad tiene cierto sentido.

"Sabíamos que la gente necesitaría un lugar para descansar, para reflexionar y, con suerte, para ser restaurada", dijo Meyer a The Times.

Karen Lo es editora asociada de The Daily Meal. Síguela en Twitter @appleplexy.


Restaurantes y cafés

El comedor al aire libre está disponible en tres lugares dentro del Museo, si el clima lo permite, y se sirven menús limitados de refrigerios y bebidas. El Garden Café (en la terraza Sculpture Garden de The Modern) está abierto de lunes a jueves, de 11:00 a.m. a 4:00 p.m., viernes y domingo, de 11:00 a.m. a 5:00 p.m., y sábados, 11:00 a.m. –6: 00 p. M. el Garden Bar (en el Sculpture Garden) está abierto de miércoles a domingo de 12:00 a 4:30 p.m, y la terraza del Terrace Café del sexto piso está abierta de viernes a domingo de 11:00 a.m. a 3:00 p.m.

El comedor interior en nuestros restaurantes está cerrado temporalmente. No se permiten alimentos ni bebidas del exterior.


Danny Meyer

Danny Meyer es considerado por muchos como el decano de la hospitalidad en los Estados Unidos. Claramente un destacado en la escena gastronómica estadounidense, Meyer tiene un establo estelar de restaurantes de Nueva York que han cautivado al público durante 25 años. Meyer & rsquos Union Square Hospitality Group ahora está extendiendo sus alas de formas nuevas y emocionantes.

Eche un vistazo de cerca y en persona a este notable empresario y aventurero de gran éxito para descubrir por qué fue seleccionado para lanzar las series FoodChannel PRO & rsquos & lsquoLeader with Guts & rsquo.

Título: Director Ejecutivo de Union Square Hospitality Group, Ciudad de Nueva York

Restaurantes: Union Square Caf & eacute, Gramercy Tavern, Eleven Madison Park, Tabla, Blue Smoke / Jazz Standard, Shake Shack, The Modern (Caf & eacute 2 y Terrace 5) en el Museo de Arte Moderno, Hudson Yards, una excelente cena, servicio completo de catering y negocios de deportes y entretenimiento, y El Verano Taqueria y Box Frites, ambos en CitiField

Empresas más nuevas: Maialino, que abrió sus puertas en noviembre de 2009. Esta nueva trattoria de estilo romano en el Gramercy Park Hotel los está empaquetando Diseñado por Rockwell Group, Maialino ofrece la cocina del chef ejecutivo Nick Anderer y está abierto para desayuno, almuerzo y cena. El cheque promedio es de $ 45 en el almuerzo y $ 75 en la cena. La lista de vinos italianos cuenta con 18 disponibles por copa. Maialino tiene capacidad para 92 personas en el comedor, 48 en el área del bar y 22 en el comedor privado.

Cociente de hospitalidad, una empresa dedicada a ayudar a otras empresas a aplicar el poder transformador de la hospitalidad, se lanzó en marzo de 2010. Las ofertas de HQ & rsquos incluyen cursos realizados en la sede de Union Square Hospitality Group, así como programación personalizada adaptada para cumplir objetivos comerciales específicos. Este negocio surgió del continuo interés y demanda de los consumidores.

Pueblo natal: San Luis, Missouri

Educación: Licenciatura en Ciencias Políticas de Trinity College

Primera experiencia de restaurante: Subgerente de Pesca, un restaurante de mariscos italiano en Nueva York

Honores: 21 premios James Beard, incluido el primer restaurador destacado en la historia del fabricante internacional de servicios de alimentos y el doctorado honorario Gold Plate de la Asociación rsquos de Johnson & amp Wales University


El museo del 11-S abandonará el plan del restaurante

Steve Cuozzo del Post informa: "Se suponía que el café del entresuelo dentro del museo que provoca lágrimas abriría este verano con un menú salado de temporada que incluye queso a la parrilla y salmón confitado, además de licor. En cambio, dijeron los funcionarios del museo, el café operado por El Union Square Hospitality Group de Danny Meyer solo servirá pasteles, té y café cuando se lance a finales de este mes ".

Cuozzo había escrito en mayo que el subtexto de colocar un restaurante en el museo era "¡Nunca olvides ... salir a coger!":

Puedo optar por una sopa de tomate y queso asado después de mirar a Picassos durante unas horas. Mi apetito no es el mismo después de una gira por el infierno.

El presidente del monumento / museo, Joe Daniels, sostiene que lugares tan solemnes como Gettysburg y Yad Vashem de Israel también tienen restaurantes. Pero Gettysburg se libró hace 151 años, y Yad Vashem no está en el lugar donde tuvo lugar el Holocausto. El Museo del 11 de septiembre es el lugar donde tuvo lugar el ataque terrorista hace apenas 13 años y donde se almacenan los restos de 1.115 víctimas no identificadas.

Hoy, dice Cuozzo, "un portavoz del museo se negó a dar una razón de la reciente decisión de servir solo pasteles, café y té, al menos por ahora. Dijo que el restaurante, ya no se llamará Pavilion Cafe, sino simplemente The Cafe - abrirá con aproximadamente la mitad de los 80 asientos originalmente planeados, aunque el resto eventualmente se agregará ". Sin embargo, no está claro si el museo seguirá ofreciendo fiestas privadas con alcohol.


En mayo, un letrero que proclamaba que el Pavilion Cafe se abriría este verano (Jen Chung / Gothamist)

Bueno, la gente siempre puede comprar algo de comida rápida y comer en el Memorial mismo; la gente lo hace, ¡aunque no está permitido!


Las familias de sobrevivientes expresan su enojo cuando el museo del 11 de septiembre se prepara para abrir un restaurante con 80 asientos

Primero fue una tienda de regalos de mal gusto, luego una velada VIP, ahora hay planes en el museo del 11 de septiembre para abrir un restaurante de 80 asientos dentro de los terrenos solemnes del sitio conmemorativo.

El Pavilion Café, que será administrado por el restaurador Danny Meyer, está programado para abrir este verano dentro del National September 11 Memorial & amp Museum.

Se espera que el menú ofrezca "una variedad de platos locales de temporada en un ambiente relajante y cómodo", según un aviso en la guía oficial del museo.

Algunas de las ganancias se reinvertirían en el museo.

"No estamos haciendo esto por razones burdas o comerciales", dijo Meyer al New York Post.

El último acontecimiento es un "insulto final" a las familias sobrevivientes que se quejaron recientemente de que 8.000 restos no identificados se almacenan cerca de una tienda de regalos del museo.

También sigue a las familias y los socorristas que fueron rechazados del museo mientras se realizaba una fiesta VIP de etiqueta antes de la inauguración oficial del museo esta semana, que supuestamente tenía ejecutivos de Bloomberg y Condé Nast y el exalcalde Michael Bloomberg entre su lista de invitados. comiendo pasteles de cangrejo y entremeses de cóctel de camarones.

Un empleado, que no quiso ser identificado, dijo: "Estaban bebiendo, comiendo y riendo cuando esto es prácticamente una tumba".

"Esta pequeña reunión se realizó con respeto y en reconocimiento a nuestros seguidores que ayudaron a construir el monumento y el museo", dijo el portavoz Michael Frazier al New York Daily News.

"Entre los asistentes se encontraban familiares del 11 de septiembre".

Las familias de las víctimas caminan hacia la Zona Cero durante las ceremonias que marcan el sexto aniversario de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en el sitio del World Trade Center en Nueva York el 11 de septiembre de 2007. Reuters

John Feal, voluntario de Ground Zero y activista de los socorristas del 11 de septiembre, dijo: "Tener una ocasión festiva con restos humanos es repugnante, repugnante".

Sally Regenhard, la madre del bombero Christian Regenhard, quien fue asesinado el 11 de septiembre, dijo: "Este es un excelente ejemplo de por qué los restos deben ser retirados de inmediato de este edificio, de este sitio de comercialización, fiestas, bebidas, catering.

"Este es un lugar de destino. Este es un lugar que han convertido en un lugar social para reuniones y festividades".

Añadió: "Este es el insulto final y la profanación de estos restos del 11 de septiembre".

La apertura de una tienda de regalos en el museo, que vende corbatas impresas por el World Trade Center y otras baratijas de mal gusto, también se consideró ofensiva para los miembros de la familia, donde 8.000 restos no identificados se encuentran cerca en el sótano.

"Aquí está esencialmente nuestra tumba de lo desconocido. Vender chucherías me parece bastante impactante y repugnante", dijo Diane Horning, quien perdió a su hijo Matthew de 26 años en los ataques, al New York Post.

Sally Regenhard, cuyo hijo, un bombero, murió en el ataque al World Trade Center, dijo: "Estoy tan enojada. Estoy indignada.

"Los restos humanos de mi hijo y de todas las víctimas deben estar en un hermoso y respetuoso monumento, no en el sótano de un museo".


Bacanal y Bâtard Open

Una generosa barra en forma de U hecha en cobre y cuero, con cajas de almacenamiento de vino en cada extremo, domina este restaurante. No es sorprendente que, dado el nombre, las libaciones sean un elemento importante aquí. Pero la comida también compartirá escenario, con Scott Bryan como chef. “Pero tiene que ser comida amigable con el vino”, dijo. Y los vinos, dijo Peter Poulakakos, quien será el dueño del lugar con Dave Oz, son principalmente variedades del Viejo Mundo aptas para la comida. El comedor tiene un estilo vintage sobrio, con algunos detalles de yeserías y hierro en bruto. (Abre el miércoles): 146 Bowery (Broome Street), 646-355-1840, bacchanalnyc.com.

El restaurador Drew Nieporent ha creado un entorno menos erguido en el espacio que solía ser su Corton más formal, con Paul Liebrandt en la cocina. Las yeserías en relieve de las paredes se han bruñido a cobre pálido, las mesas están desnudas y el suelo es de madera. El menú menos exigente acerca el concepto a Montrachet, otro de los restaurantes del Sr. Nieporent en este mismo espacio. El nombre del nuevo restaurante es la abreviatura del vino de Borgoña Bâtard-Montrachet. El chef, Markus Glocker, quien también es socio, aporta toques de su Austria natal, con un sabroso linzer hecho con remolacha asada, una impresionante terrina de pulpo adornada con manitas de cerdo, trucha marina adornada con pepino curado y crema agria, y rodaballo al horno sembrado de pipas de calabaza saladas. El Sr. Glocker dijo que su conejo "bouillabaisse" fue inspirado por un chef alsaciano, Eckart Witzigmann. John Winterman, ex maître d'hôtel de Daniel, es otro socio. (Miércoles): 239 West Broadway (White Street), 212-219-2777, myriadrg.com.

BAR PRIMI Este restaurante de dos pisos, llamado así por el medio italiano, tiene más de una docena de pastas en el menú, de temporada y elaboradas en la casa. Es lo último de Andrew Carmellini, con Sal Lamboglia, de 29 años, como chef y socio: 325 Bowery (Second Street), 212-220-9100, barprimi.com.

Imagen

BLENHEIM Morten Sohlberg ha convertido uno de sus restaurantes Smorgas Chef en este escaparate rústico de productos de la granja de 150 acres cerca de la ciudad de Blenheim en Catskills que posee con su esposa, Min Ye. Justin Hilbert, anteriormente de Gwynnett St. en Brooklyn, es el chef: 283 West 12th Street (West Fourth Street), 212-243-7073, blenheimhill.com.

CLAUDETTE Provenzal con un toque de África del Norte es el enfoque adoptado por el chef, Koren Grieveson, anteriormente de Avec en Chicago. El restaurante es el tercero para Carlos Suárez, dueño cercano de Bobo y Rosemary, esta vez con un socio, Mark Barak. El espacio está adornado con azulejos pintados a mano. (Domingo): 24 East Ninth Street, 212-868-2424, claudettenyc.com.

CONTRADA El bistro Calliope se ha convertido en esta trattoria, con Jason Audette, quien trabajó en Del Posto y Maison Premiere, poniendo cierto énfasis en los mariscos al estilo italiano: 84 East Fourth Street (Segunda Avenida), 212-260-8484, contradanyc.com.

FONDA Roberto Santibañez ha agregado una tercera ubicación para su minicadena mexicana: 189 Ninth Avenue (calle 21), 917-525-5252, fondarestaurant.com.

STIXS ROJOS El chef de este restaurante de lujo al estilo de Pekín, Skinny Mei, trabajaba en Philippe en Manhattan. Cuenta con satays y pato de Pekín. (Viernes): 1020 Montauk Highway, Water Mill, Nueva York, 631-726-6200, redstixs.com.

RESTAURANTE SIENNA & amp ULTRALOUNGE Donatella Arpaia se instaló en los Hamptons, abriendo este restaurante italiano en una ubicación de club que fue el hogar de un restaurante de carnes la temporada pasada: 44 Three Mile Harbor Road, East Hampton 631-604-6060, siennahamptons.com.

POLLUELO DULCE Este lugar en Williamsburg, Brooklyn, para pollo frito y waffles está abriendo un restaurante en Manhattan, con costillas de pollo fritas, puré de papas y salsa de cerveza, e incluso tarta de queso con yogur griego y té helado de durazno con bourbon. Cosas recuperadas y vintage llenan el espacio rústico. (Jueves): 178 Ludlow Street (East Houston Street), sweetchicknyc.com.

Mirando hacia el futuro

EL CAFÉ DEL PABELLÓN Union Square Events abrirá este verano un pequeño restaurante dentro del National September 11 Memorial Museum con alrededor de 80 asientos y un menú discreto, de temporada, principalmente vegetariano. “Sabíamos que la gente necesitaría un lugar para descansar, para reflexionar y, con suerte, para recuperarse”, dijo Danny Meyer, director ejecutivo de Union Square Hospitality Group, la empresa matriz. El menú, desarrollado con John Karangis, chef ejecutivo de Union Square Events, incorpora alimentos reconfortantes como sopa de tomate, queso asado e ingredientes de brownies de granjas locales y aperitivos diseñados para compartir, como ricotta con guisantes, salmón confitado y hummus de lentejas rojas. También habrá pasteles para el desayuno, cervezas de barril hechas en Nueva York y vinos estadounidenses de barril. - JULIA MOSKIN

Chefs en movimiento

EMILY ISAAC, quien era dueño de la panadería Trois Pommes en Park Slope, Brooklyn, será el chef en las tiendas Zucker's Bagels & amp Smoked Fish y Murray's Bagels en Chelsea.


Información para visitantes del Museo Conmemorativo del 11-S

Solo quería publicar esto en relación con mi visita al Museo Conmemorativo del 11 de septiembre, ya que se abrió al público. Pensé que podría responder algunas preguntas que pueden o no estar 100% claras en el sitio web.

-Mi horario programado era las 11:00 am. Llegué aproximadamente a las 10:30 y me dejaron entrar alrededor de las 10:35. Así que, al igual que el Memorial, parece que te dejarán entrar temprano en función de la cantidad de personas que ya están adentro.

-Oí / vi a algunas personas caminar hasta la taquilla justo afuera mientras yo estaba en línea. Escuché al asistente decir que el horario programado más temprano disponible era para las 3:00 pm. Por lo tanto, es posible comprar boletos para el mismo día, pero recomendaría reservar con anticipación. Tampoco contaría con boletos para el mismo día.

-La seguridad era estilo aeropuerto (detector de metales / chaquetas, bolsos y cinturones de amplificador / etc.en el contenedor). No tuve que quitarme los zapatos. Ese proceso tomó aproximadamente 3 minutos. Pero prepárate para filas más largas.

-Todas las instalaciones están equipadas con ascensor y escaleras mecánicas. Las rampas también están en todo el edificio, por lo que no es necesario utilizar las escaleras. Es totalmente accesible para sillas de ruedas y hay manuales disponibles en el lugar (en el registro de abrigo, por orden de llegada).

-Hay una pequeña cafetería dentro (Pavilion Cafe). No compré nada de allí, pero supongo que tienen agua / café. No se permiten alimentos ni bebidas del exterior.

-Las cámaras DSLR están permitidas en el interior. No noté a nadie con una configuración de & quot estilo profesional & quot. La limitación es que no se permiten fotografías dentro de la Exposición Histórica del 11 de septiembre de 2001 que se encuentra dentro / parte del Museo.

-Hay un cheque de abrigo / cheque de bolso. No creo que esto signifique que quieran que hagas un montón de compras y luego dejes las bolsas allí mientras visitas el Museo. Parece que es para mochilas, etc. El registro de abrigo / bolso está adentro después de pasar por seguridad.

-Hay baños en toda la instalación. Debe tener un boleto para entrar y utilizar los baños. Todavía no hay baños en los terrenos del 9/11 Memorial.

Sin embargo, hay un Burger King al final de la cuadra en Trinity / Liberty y Century 21 también está justo al lado del Memorial.

-Hay técnicos de primeros auxilios también dentro del Museo.

-Hay un auditorio donde se proyecta una película (aproximadamente 15 minutos). Tenía puesta una chaqueta, pero tenga en cuenta que el aire acondicionado estaba en ALTO en esa área.

-Hay tours de audio disponibles. Puede organizar esto a través del mostrador de bienvenida en el interior. Los recorridos solo pueden ser proporcionados por el personal del Museo.

-Está prohibido el uso de teléfonos móviles. Está prohibido tocar cualquiera de los artefactos. Se debe seguir el decoro adecuado.

-No hay un "código de vestimenta", pero se recomienda el decoro adecuado.

-Hay una tienda de regalos. Realmente no voy a comentar sobre eso.

No intenté dar mi opinión sobre el Museo, excepto para decir que fue MUY conmovedor y emotivo para mí. Tampoco intenté decir cuánto tiempo se debe pasar en el Museo. Me fui después de unas 3 1/2 horas. Tampoco traje mi cámara y solo tomé 1 foto con mi teléfono.

Mi visita fue patrocinada por Conde Nast, la editorial con sede en Nueva York y uno de los inquilinos que se mudará a One World Trade cuando se complete.


El Museo del 11-S abandona el plan para servir comida elegante y bebidas dentro del sitio sagrado de los ataques terroristas del World Trade Center de 2001

El Memorial y Museo del 11-S ha retrocedido de un controvertido plan para servir comida elegante y alcohol después de que los activistas del World Trade Center criticaran la idea de festejar en las tumbas de las víctimas.

El café planeado, administrado por Danny Meyer, dentro del museo que de otro modo sería fúnebre, estaba programado para ofrecer elementos del menú como ricotta con guisantes y salmón confitado, además de cervezas y vinos artesanales, pero ahora solo ofrecerá café, té y pasteles cuando abra a finales de este mes.

La marcha atrás se produce después de que el museo fuera ridiculizado por albergar un evento previo a la inauguración en mayo en el que los VIP comían pasteles de cangrejo, cócteles de camarones y bebidas alcohólicas.

"Estaban bebiendo, comiendo y riendo cuando esto es más o menos una tumba", dijo un empleado al News.


Contenido

Planificación Editar

  • Recuerde y honre a los miles de hombres, mujeres y niños inocentes asesinados por terroristas en los horribles ataques del 26 de febrero de 1993 y el 11 de septiembre de 2001.
  • Respeta este lugar sagrado a causa de una trágica pérdida.
  • Reconozca la resistencia de aquellos que sobrevivieron, el valor de aquellos que arriesgaron sus vidas para salvar a otros y la compasión de todos los que nos apoyaron en nuestras horas más oscuras.
  • Que las vidas recordadas, los hechos reconocidos y el espíritu despertado sean faros eternos que reafirmen el respeto por la vida, fortalezcan nuestra determinación de preservar la libertad e inspiren el fin del odio, la ignorancia y la intolerancia.

Anteriormente la World Trade Center Memorial Foundation, el National September 11 Memorial & amp Museum se formó como una corporación sin fines de lucro 501 (c) (3) para recaudar fondos y administrar la planificación y construcción del monumento. Su junta directiva se reunió por primera vez el 4 de enero de 2005 y alcanzó su meta de recaudación de fondos de capital de la primera fase ($ 350 millones) en abril de 2008. Este dinero y los fondos adicionales recaudados se utilizarán para construir el monumento y el museo y Dotar al museo.

En 2003, la Corporación de Desarrollo del Bajo Manhattan lanzó el Concurso Conmemorativo del Sitio del World Trade Center, un concurso internacional para diseñar un monumento en el sitio del World Trade Center para conmemorar las vidas perdidas el 11 de septiembre. Individuos y equipos de todo el mundo presentaron propuestas de diseño. [9] El 19 de noviembre de 2003, el jurado de trece miembros seleccionó a ocho finalistas. [9] Ausencia reflectante, diseñado por Michael Arad y Peter Walker, fue elegido como el diseño ganador el 6 de enero de 2004. [10] Consiste en un campo de árboles interrumpido por dos grandes piscinas empotradas, las huellas de las Torres Gemelas. Los árboles de hoja caduca (robles blancos de los pantanos) [11] están dispuestos en hileras y forman racimos informales, claros y arboledas. El parque está al nivel de la calle, sobre el Museo Memorial. [12] Los nombres de las víctimas de los ataques (incluidos los del Pentágono, el vuelo 77 de American Airlines, el vuelo 93 de United Airlines y el atentado contra el World Trade Center de 1993) están inscritos en los parapetos que rodean las cascadas [13] en un arreglo de "adyacencias significativas". [14] El 14 de enero de 2004, el diseño final del monumento al sitio del World Trade Center se dio a conocer en una conferencia de prensa en el Federal Hall National Memorial. [9]

Según lo ordenado por la Corporación de Desarrollo del Bajo Manhattan (LMDC), la Fundación Memorial del World Trade Center es propietaria, opera y financia el Ausencia reflectante Memorial y Museo. John C. Whitehead, presidente de la LMDC y la fundación, anunció su renuncia en mayo de 2006 y fue reemplazado en la LMDC por el ex presidente Kevin Rampe. El alcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, reemplazó a Whitehead como presidente del Museo y Memorial Nacional del 11 de Septiembre. El presidente del comité ejecutivo de la Fundación, Thomas S. Johnson, dijo el 9 de mayo de 2006:

Se tomó la decisión de no realizar activamente nuevos esfuerzos de recaudación de fondos hasta que se pueda lograr una claridad total con respecto al diseño y los costos del proyecto. Las preocupaciones sobre los costos surgieron públicamente la semana pasada con la divulgación de una estimación del gerente de construcción, Lend Lease Group, de que el monumento y el museo costarían $ 672 millones y que se necesitaría un total de al menos $ 973 millones para desarrollar completamente el entorno del monumento con un planta de enfriamiento, carreteras, aceras, servicios públicos y muros de cimentación estabilizados. Una estimación a principios de este año situó el costo del memorial y el museo conmemorativo en 494 millones de dólares. [15]

El 26 de mayo de 2006, Gretchen Dykstra dimitió como presidenta y directora ejecutiva de la Fundación World Trade Center. [16] Joseph C. Daniels fue nombrado presidente y director ejecutivo en octubre de 2006. [17] Los proyectos conmemorativos se atenuaron y el presupuesto se redujo a $ 530 millones. [18] La construcción del monumento comenzó en agosto de 2006 [ cita necesaria ] y, a pesar de los retrasos, el Museo y Memorial Nacional del 11 de septiembre confiaba en que estaría terminado para el 11 de septiembre de 2011. [19]

Gira nacional Editar

En septiembre de 2007, el Memorial & amp Museum comenzó una gira de concienciación nacional de cuatro meses por 25 ciudades en 25 estados, y miles de personas participaron en actividades de la gira. [20] La gira comenzó en Finlay Park en Columbia, Carolina del Sur, y finalizó en Steinbrenner Field en Tampa, Florida. Los puntos destacados incluyeron una exhibición de fotografías, artefactos del sitio y una película con relatos de primera mano de personas que habían experimentado directamente los ataques. En la ceremonia de apertura en Carolina del Sur, los estudiantes de White Knoll Middle School (que recaudaron más de $ 500,000 en 2001 para un nuevo camión para el Departamento de Bomberos de la ciudad de Nueva York) fueron homenajeados y el oficial de policía retirado de la ciudad de Nueva York, Marcelo Pevida, presentó a la ciudad un Bandera estadounidense que había sobrevolado la Zona Cero. [21] Las principales atracciones de la gira nacional de 2007 fueron las vigas de acero, que luego se utilizaron en la construcción del monumento, para que los visitantes las firmen. [22]

Recaudación de fondos Editar

El Museo y Memorial Nacional del 11 de Septiembre lleva a cabo una "campaña de adoquines", en la que un colaborador puede patrocinar un adoquín que bordeará la plaza conmemorativa. Los donantes son reconocidos en el sitio web del Memorial. [23] Los donantes pueden ubicar sus adoquines ingresando su nombre en un quiosco en la plaza Memorial. [24] En 2008, el Memorial llevó a cabo dos campañas festivas de adoquines: la primera para el Día del Padre y la segunda para la temporada festiva de diciembre. [25] [26]

El 9 de septiembre de 2011, el secretario Shaun Donovan del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos dijo que el departamento había otorgado $ 329 millones al Museo y Memorial Nacional del 11 de septiembre a través del programa de subvenciones en bloque para el desarrollo comunitario de HUD. [27] Según CNN, la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey retiró su afirmación de que el 9/11 Memorial & amp Museum le debía $ 300 millones en costos de construcción a cambio de "supervisión financiera del museo y el monumento". [28]

El senador Daniel Inouye de Hawaii patrocinó S.1537, la Ley Nacional de Museos y Conmemorativos del 11 de septiembre de 2011, que proporcionaría $ 20 millones en fondos federales anualmente para el presupuesto operativo del Memorial (aproximadamente un tercio de su presupuesto total). La legislación fue presentada al Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado de los Estados Unidos el 19 de octubre de 2011. [29] A cambio de fondos federales, la S.1537 autorizaría al Secretario del Interior a aceptar la donación de la junta directiva del monumento. al Monumento Nacional del 11 de Septiembre, sujeto al acuerdo de la junta, los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey, el Alcalde de Nueva York y el Secretario del Interior. El 19 de octubre de 2011, William D. Shaddox, del Servicio de Parques Nacionales, expresó su preocupación al Comité Senatorial de Energía y Recursos Naturales sobre la capacidad de la agencia para proporcionar los fondos requeridos por la S.1537, testificando que NPS es propietario de una propiedad sobre la cual no tendría control operativo y administrativo (según lo estipulado por la S.1537) fue algo sin precedentes. [30]

Construcción Editar

El 13 de marzo de 2006, los trabajadores de la construcción llegaron al sitio del WTC para comenzar a trabajar en el Ausencia reflectante diseño. Algunos familiares de las víctimas y otros ciudadanos preocupados se reunieron para protestar por el nuevo monumento ese día, diciendo que debería construirse sobre el suelo. El presidente de la fundación conmemorativa dijo que los miembros de la familia fueron consultados y formaron un consenso a favor del diseño, y el trabajo continuaría según lo planeado. [31] [32] En mayo, se informó que los costos de construcción estimados para el Memorial habían aumentado a más de $ 1 mil millones. [33] El alcalde Michael Bloomberg dijo: "Simplemente no hay una cantidad ilimitada de dinero que podamos gastar en un monumento. Cualquier cifra superior a $ 500 millones sería inapropiada". [34]

En 2006, a pedido de Bloomberg y el gobernador George Pataki, el constructor Frank Sciame realizó un análisis de un mes que incluyó aportes de las familias de las víctimas, las comunidades comerciales y residenciales del bajo Manhattan, arquitectos y miembros del jurado del concurso conmemorativo. El análisis recomendó cambios de diseño que mantuvieron el monumento y el museo dentro de un presupuesto de $ 500 millones. [35] [36]

En julio de 2008, la Escalera de los Supervivientes se redujo a un lecho de roca, lo que la convirtió en el primer artefacto que se trasladó al museo. A finales de agosto, se completaron las zapatas y los cimientos. El 2 de septiembre, los trabajadores de la construcción levantaron la primera columna de 7,700 libras (3,500 kg) para el monumento, cerca de la huella de la Torre Norte. [37] Para entonces, alrededor del 70 por ciento de los contratos de construcción se adjudicaron o estaban listos para adjudicarse. Se instalaron un total de 9.100 toneladas cortas (8.300 t) de acero en el sitio conmemorativo. [38] En abril de 2010, las piscinas reflectantes estaban completamente enmarcadas en acero y se había vertido el 85 por ciento del hormigón. Para el 22 de abril, los trabajadores habían comenzado la instalación del revestimiento de granito para las piscinas reflectantes. En junio, se completó el revestimiento de granito de North Pool y los trabajadores habían comenzado la instalación de granito en South Pool. En julio, los primeros envíos de tierra llegaron al sitio y en agosto los trabajadores comenzaron a plantar árboles en la plaza conmemorativa. Los robles blancos del pantano pueden alcanzar de 60 a 80 pies (18 a 24 m) en la madurez, vivir de 300 a 350 años y sus hojas de otoño son de color dorado. El "Árbol sobreviviente" es una pera callejera que sobrevivió a la devastación y se guardó para replantar. [39] En septiembre, los trabajadores reinstalaron dos "tridentes" rescatados de las Torres Gemelas.

En noviembre de 2010, los trabajadores comenzaron a probar la cascada North Pool. [40] La construcción avanzó hasta principios de 2011: la instalación de paneles de vidrio en la fachada del pabellón del museo comenzó en marzo y los trabajadores comenzaron a probar la cascada South Pool dos meses después. La mayor parte del monumento se terminó a tiempo para el décimo aniversario de los ataques terroristas, y el museo está previsto que se complete el año siguiente. Para el 2 de septiembre, se plantaron 243 árboles en el sitio y ocho más en los días previos a la inauguración del monumento. Para entonces, ambas piscinas se completaron y las cascadas se probaron diariamente.

El 12 de septiembre de 2011, un día después del décimo aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre, el monumento se abrió al público con un extenso conjunto de reglas y regulaciones aprobadas por la junta directiva de la fundación. El período comprendido entre el 11 de septiembre de 2011 y el 25 de mayo de 2014 se conoció como el "período operativo interino", cuando el monumento fue rodeado por la construcción de proyectos vecinos del World Trade Center y la cerca se derribó el 25 de mayo de 2014. [41] Tres meses después de su inauguración, el monumento había sido visitado por más de un millón de personas. [42]

En enero de 2004, Ausencia reflectante, por el arquitecto Michael Arad y el arquitecto paisajista Peter Walker, fue seleccionado entre 5,201 entradas de 63 países como el ganador del concurso de diseño de la LMDC. Dos piscinas de 4.000 m 2 (1 acre) con las cascadas artificiales más grandes de los Estados Unidos comprenden las huellas de las Torres Gemelas, que simbolizan la pérdida de vidas y el vacío físico dejado por los ataques. Las cascadas están destinadas a silenciar los sonidos de la ciudad, haciendo del sitio un santuario contemplativo. El arquitecto paisajista Peter Walker plantó muchas partes del monumento con robles blancos. [43] Más de 400 robles blancos pantanosos llenan la plaza Memorial, realzando la naturaleza reflectante del sitio. [44]

Pedestrian simulations tested the memorial's design. The pedestrian-modeling program Legion was used to simulate visitor utilization of the space, and its design was tweaked to prevent bottlenecks. [45] The fountain was engineered by Delta Fountains. [46]

Arrangement of the victims' names Edit

The names of 2,983 victims are inscribed on 152 bronze parapets on the memorial pools: [47] 2,977 killed in the September 11 attacks and six killed in the 1993 World Trade Center bombing. The names are arranged according to an algorithm, creating "meaningful adjacencies" based on relationships—proximity at the time of the attacks, company or organization affiliations (for those working at the World Trade Center or the Pentagon) and in response to about 1,200 requests from family members. Software by Local Projects [48] implemented the arrangement. [49] All names are stylized with Optima typeface for a "balanced appearance" [50]

The names of the employees and visitors in the North Tower (WTC 1), the passengers and crew of American Airlines Flight 11 (which struck the North Tower), and the employees and a visitor of the 1993 World Trade Center bombing are around the perimeter of the North Pool. The names of the employees and visitors in the South Tower (WTC 2), the passengers and crew of United Airlines Flight 175 (which struck the South Tower), the employees, visitors, and bystanders in the immediate vicinity of the North and South Towers, the first responders who died during rescue operations, the passengers and crew of United Airlines Flight 93 (which crashed near Shanksville, Pennsylvania) and American Airlines Flight 77 (which struck the Pentagon), and the employees at the Pentagon are around the perimeter of the South Pool. [51] Company names are not included, but company employees and visitors are listed together. Passengers on the four flights are listed under their flight numbers, and first responders with their units.

The process for arranging the names was finalized in a 2006 agreement, replacing an earlier plan to arrange the names randomly. According to Edith Lutnick (executive director of the Cantor Fitzgerald Relief Fund), "Your loved ones' names are surrounded by the names of those they sat with, those they worked with, those they lived with and, very possibly, those they died with." [52]

The six adult victims of the 1993 bombing are memorialized on Panel N-73 at the North Pool. [53] The phrase "and her unborn child" follows the names of ten pregnant women who died on 9/11 and one who died in the 1993 attack. [54]

The Survivor Tree Edit

A callery pear tree recovered from the rubble at the World Trade Center site in October 2001 was later called the "Survivor Tree". [55] [56] When the 8-foot (2.4 m)-tall tree was recovered, [57] it was badly burned and had one living branch. [55] The tree had been planted during the 1970s near buildings four and five, in the vicinity of Church Street. [58] Then-Memorial president Joe Daniels described it as "a key element of the memorial plaza's landscape". [55]

In November 2001, the tree was moved by the New York City Department of Parks and Recreation to the Arthur Ross Nursery in Van Cortlandt Park in the Bronx for care. It was then replanted in the Bronx on November 11, 2001. [59] The tree was not expected to survive, but it showed signs of new growth the following spring. [56] Although the memorial planning team intended to include the Survivor Tree, its permanent location was unknown at the time. [59]

Still under the care of the Bronx nursery, the tree was replanted without significant damage in March 2010 after it was uprooted by a storm. [58] After the replanting, Mayor Michael Bloomberg said: "Again, we and the tree refused to throw in the towel. We replanted the tree, and it bounced back immediately." [55]

The Survivor Tree has become a symbol of hope and rebirth according to Arthur Ross Nursery manager Richie Cabo, "It represents all of us." [56] In an August 29, 2011 Port Authority press release (after Hurricane Irene), Daniels said: "True to its name, the Survivor Tree is standing tall at the Memorial." [60] Keating Crown (a survivor of the attacks) said, "It reminds us all of the capacity of the human spirit to persevere." [56] A Place of Remembrance: Official Book of the National September 11 Memorial describes the tree as "a reminder of the thousands of survivors who persevered after the attacks". [61]

In December 2010, the tree, then 30 feet (9.1 m) tall, [56] was returned to the World Trade Center site in a ceremony attended by Bloomberg, city officials [57] (including Parks and Recreation Commissioner Adrian Benepe and Port Authority executive director Chris Ward), survivors and rescue and recovery workers. [56] [57] Although the tree is a prominent part of the memorial, [62] six other "survivor trees" have been planted near New York City Hall and the Manhattan end of the Brooklyn Bridge. Of these survivor trees, three are callery pears and three are little-leaf lindens. [63]

Memorial Glade Edit

In May 2018, plans were revealed for a path through a "memorial glade" at the National September 11 Memorial. The glade and path honors first responders who later got sick or died after inhaling toxins at the World Trade Center site. According to 9/11 Memorial & Museum president Alice Greenwald and former Daily Show host Jon Stewart, the path was to be located on the southwest side of the memorial plaza, at the approximate site of a temporary ramp that first responders used during the cleanup effort. The path includes six large battered stones that, in the words of Michael Arad, "appear to jut up and out of the plaza as if violently displaced, and convey strength and resistance". Several pieces of debris from the original World Trade Center were also placed along the path. [64] [65] The glade opened on May 24, 2019. [66] [67]

Controversies surrounding the Memorial Edit

Mohammad Salman Hamdani Edit

Although victims'-family groups agreed that names would be grouped by workplace or other affiliation, NYPD cadet Mohammad Salman Hamdani was not included with the other first responders or the other victims whose remains were found in the wreckage of the North Tower. His name appears on the memorial's panel 66 for World Trade Center victims (next to a blank space along the South Tower perimeter), with those who did not fit into the groups created by the memorial committee or who had a loose connection to the World Trade Center. Hamdani's mother, Talat, has campaigned for the Memorial to acknowledge her son as a police cadet and first responder. [68] Hamdani received a full police-department funeral after his body was found (months after the attacks), and the street on which he lived was renamed in his honor. [69]

Arabic-language brochures Edit

Although the memorial's brochures were initially translated into at least ten languages, these languages did not include Arabic. [70] The American-Arab Anti-Discrimination Committee (ADC) questioned this decision in letters to memorial directors, and ADC director of communications and advocacy Raed Jarrar said: "Our fear is that there is a political intention behind the exclusion". [70] A memorial representative told the New York Post, "As Arabic-speaking visitors currently represent our 25th-largest group, Arabic translations are not yet among the initial foreign-language editions." [70]

In 2015, the ADC made an official complaint with the U.S. Department of Housing and Urban Development, which had given hundreds of millions of dollars in grants to the September 11 Memorial through block grants to the Lower Manhattan Development Corporation. The committee stated that the Memorial's decision to not publish Arabic-language brochures violated HUD's Limited English Proficiency rules for grantees. In December 2017, the ADC announced that the Memorial had signed a settlement agreement whereby its commemorative guide would be translated into Arabic and made available. [71]

The September 11 Museum was dedicated on May 15, 2014, [72] [73] [74] and opened to the public on May 21. [3] [75] Its collection includes more than 40,000 images, 14,000 artifacts, more than 3,500 oral recordings, and over 500 hours of video. [3]

History Edit

The underground museum has artifacts from September 11, 2001, including steel from the Twin Towers (such as the Last Column, the last piece of steel to leave Ground Zero in May 2002).

In December 2011, museum construction halted temporarily due to disputes between the Port Authority of New York and New Jersey and the National September 11 Memorial and Museum Foundation over responsibility for infrastructure costs. [76] [77] On March 13, 2012, talks on the issue began, [78] [79] and construction resumed on September 10, 2012. [80] [81] After a number of false opening reports, it was announced that the museum would open to the public on May 21, 2014. [82] [83] [84]

The museum was dedicated on May 15, 2014. [72] [73] [74] In attendance were a range of dignitaries, from President Barack Obama, former President Bill Clinton, former Secretary of State Hillary Clinton and New York Governor Andrew Cuomo to former mayors David Dinkins, Rudy Giuliani and Michael Bloomberg and current mayor Bill de Blasio. During the hour-long ceremony LaChanze sang "Amazing Grace", which she dedicated to her husband Calvin Gooding, who was killed in the World Trade Center attack. [2] During the five days between its dedication and the public opening, over 42,000 first responders and family members of 9/11 victims visited the museum. [85]

An opening ceremony for the museum was held on May 21, [3] [75] during which twenty-four police officers and firefighters unfurled the restored 30-foot (9.1 m) national 9/11 flag before it was brought into the museum for permanent display. [86] [87] [88] The gates surrounding the museum were then taken down, marking their first removal since the attacks. [88] Opening-day tickets quickly sold out. [89] Despite the museum's design to evoke memories without additional distress, [90] counselors were available during its opening due to the large number of visitors. [85]

Design Edit

Designed by Davis Brody Bond, the museum is about 70 feet (21 m) below ground and accessible through a pavilion designed by Snøhetta. [91] The National September 11 Memorial Museum encloses 110,000 square feet (10,000 m 2 ) of publicly accessible space. [92] The pavilion has a deconstructivist design, resembling a partially collapsed building (mirroring the attacks), and houses two "tridents" from the Twin Towers. One of the museum's walls is an exposed side of the slurry wall retaining the Hudson River, which remained intact through the September 11 attacks. [93] [94] About half of what Daniel Libeskind originally wanted to preserve of the wall is visible in the museum. [95]

Other Ground Zero artifacts include wrecked emergency vehicles (including a fire engine deformed from the collapse), pieces of metal from all seven World Trade Center buildings, recordings of survivors and first responders (including 911 phone calls), pictures of all victims, photographs from the wreckage and other media detailing the destruction (including the crashes, collapse, fires, those who jumped and the cleanup). [96] The museum is designed to evoke memories without additional distress, particularly to first responders and the families of victims. [90]

El Huffington Post wrote that "walking through the museum is like being transported back to the turmoil, destruction and anguish of 9/11. Exhibits express the disbelief and heartache of New York and the nation." [97]

Controversies surrounding the Museum Edit

Little Syria Edit

A neighborhood that was once called Little Syria, a center of Christian Arab immigrant life in the United States beginning in the 1880s, once existed just south of the site of the World Trade Center. [98] [99] The cornerstone of St. Joseph's Lebanese Maronite Church was found under the rubble, next to St. Nicholas Greek Orthodox Church at 157 Cedar Street, both congregations were founded by Christians who had fled Ottoman oppression in the Middle East. [98] Activists lobbied for the Museum to include a permanent exhibit about the neighborhood to "help the thousands of tourists who visit the site to understand that immigrants from Ottoman lands have played a patriotic role in the country's history," [100] [101] arguing that it was important to memorialize the multiethnic character of "Little Syria." [102] The old Christian Syrian neighborhood was demolished in the 1940s due to the construction of the Brooklyn–Battery Tunnel. [98]

Museum operation Edit

General admission tickets to the museum are $24, a price which has raised concerns. Michael Bloomberg agreed, encouraging people to "write your congressman" for more federal funding. [103] [104] [105]

When the museum opened to victim families and first responders on May 15, 2014, anger by some that it was profiting from souvenirs considered in poor taste was widely covered. [106] [107] [108] [109] [110] [111] Souvenir proceeds would fund the museum and memorial. [112] [113] On May 29, 2014, a U.S.-shaped cheese platter was among items removed for sale, and it was announced that all items sold would be reviewed by victim families for suitability. [114]

Families were further angered after a May 20, 2014 black-tie, VIP cocktail party for donors at the museum. Among the 60 attendees were former mayor Michael Bloomberg and representatives of Condé Nast. Family members objected to a party near unidentified remains the sister of victim Robert Shay, Jr. tweeted, "Did you enjoy having drinks on top of my brother's grave last night?" Shay and dozens of other visitors were angered that first responders were turned away from the museum the previous day while staff prepared for the party. She said, "I am outraged that I can't visit my brother's final resting place without an appointment but people like Mike Bloomberg can wine and dine there whenever they want. This memorial and museum is sacred ground and last night it was desecrated." A retired FDNY fire marshal said, "You don't have cocktail parties at a cemetery." [113] [115] [116] A mid-2014 proposal to open a Danny Meyer cafe in the museum's atrium was criticized. [117] [118] [119]

Placement of unidentified remains Edit

In an early-morning ceremony on May 10, 2014, the long-unidentified remains of 1,115 victims were transferred from the city medical examiner to Ground Zero, where they would be placed in a space in the bedrock 70 feet (21 m) below ground as part of the 9/11 Memorial Museum. Reaction from the victims' families to the move was divided, with some supporting the decision and others calling the location inappropriate. Among the latter was FDNY Lt. James McCaffrey, the brother-in-law of 9/11 victim and firefighter Orio Palmer, who called a ground-level tomb a more dignified location: "The decision to put the human remains of the 9/11 dead in this basement is inherently disrespectful and totally offensive." McCaffrey said that the remains deserved a prominence equal to that of the Memorial's trees and pools, and that the ceremony was held early in the morning because of opposition to the decision. [120]

Two centers were proposed and withdrawn from the World Trade Center Memorial plan in 2005:

  • The International Freedom Center – a think tank intended to draw attention to battles for freedom throughout history. World Trade Center Memorial Foundation member Deborah Burlingame wrote in El periodico de Wall Street that the center would have a mission with no direct connection to the events of September 11 and might criticize American policy. [121] Right-wing blogs and commentators heavily criticized the center until Governor George Pataki withdrew support for it. [122]
  • The Drawing Center Art Gallery at the World Trade Center – an art gallery that was in SoHo at the time.

Plans called for the Freedom Center to share space with the Drawing Center in a building known as the Cultural Center. Of the dispute over the proposed centers, one New York Times editorial stated not only that the IFC's opponents make trivial and unconvincing suggestions that both the IFC and the "cultural component" of architect Daniel Libeskind's plans would somehow diminish the scope of the Memorial Museum, but also that the proposal for reducing the size of one of the centers had failed to consider the emotional impact of the space. [123]

North Pool with construction of One World Trade Center, September 2011

South Pool with construction of the museum, April 2012. Tower 3, Tower 4, and Tower 7 are in the background.

Remnant of the original Slurry Wall in the Bathtub at the museum

White rose at the memorial

North Pool at night panel N-76, showing the name of
Berry Berenson

South Pool at night panel S-66, showing the name of Bill Biggart

South Pool panel S-29, paying tribute to the Jersey City Fire Department

South Pool at night panel S-17, showing the name of Peter J. Ganci, Jr.

South Pool panel S-68, showing the name of Todd Beamer

South Pool panel S-67, showing the name of Mark Bingham

South Pool panel S-67, showing the name of Jeremy Glick

South Pool panel S-68, showing the name of Tom Burnett

North Pool panel N-73, with the names of the victims of the 1993 bombing

In addition to the one at Ground Zero, a number of other memorials have been built by communities across the United States. Many are built around remnants of steel from the Twin Towers which have been donated by a Port Authority of New York and New Jersey program over 1,000 pieces of World Trade Center steel have been distributed. [124]


Club 21

The fate of the fabled Big Apple institution is the biggest reopening riddle. Owner LVMH announced in December that it was closing the beloved ‘21’ for good “in its current form.” It booted the staff and removed 35 iconic jockey statues from the stoop and railings. At the time, LVMH hinted at an eventual reboot to achieve a “distinctive role in the city’s future.” This week, LVMH subsidiary Belmond told The Post, via a spokesperson, “The company is exploring potential opportunities that will allow 21 Club to remain a viable operation in the long term while retaining its distinctive character. We are not ready to announce any final concept or timeframe.”