Nuevas recetas

County Barbeque ofrece sándwich gratis a los trabajadores sin permiso

County Barbeque ofrece sándwich gratis a los trabajadores sin permiso

El concepto más nuevo de DMK es dejar sin trabajo a los empleados del gobierno y a sus congresistas 'gallinas'

County Barbeque hace algunas de las mejores costillas de Chicago.

El cierre del gobierno ha sido un tema candente durante semanas, y los efectos no solo se sienten en Washington, D.C. Nadie necesita un descanso más que los empleados licenciados, y en Chicago al menos pueden obtener uno para el almuerzo.

County Barbeque, el concepto más nuevo de DMK Restaurants, está llegando a los empleados del gobierno esta semana con una comida gratis. Hasta el viernes 11 de octubre, todos los empleados con licencia pueden obtener un sándwich de puerco desmenuzado de cortesía mostrando su identificación gubernamental. El sándwich cuenta con salsa BBQ de mostaza estilo Carolina y ensalada de col, que brinda un merecido bocado a los desempleados.

No es alguien que discrimine, County Barbeque incluso ofrece a los miembros del Congreso un obsequio. Para cualquier congresista o mujer que desee mostrar una identificación, el restaurante tiene un sándwich especial de "Pollo del Congreso", un buen guiño a las actitudes de la legislatura nacional, siempre que puedan atreverse a almorzar con aquellos a los que dejan sin trabajo.

Si bien todos esperamos que el cierre se resuelva más temprano que tarde, ¡al menos nuestros amigos y vecinos sin permiso no pasarán hambre! ¡Deténgase en County Barbeque y disfrute de la comida!


Culinaria San Antonio ofrece comidas gratuitas y asistencia a los trabajadores de la hostelería que luchan en medio de la pandemia del coronavirus

SAN ANTONIO - Las industrias de restaurantes y hotelería han sido algunas de las más afectadas durante la pandemia de coronavirus. Miles de personas están sin trabajo o han sufrido drásticos retrocesos salariales.

Culinaria, una organización local sin fines de lucro comprometida con la promoción de San Antonio como un destino de comida y vino de primer nivel, quiere ayudar a las personas más afectadas por la pandemia.

“Definitivamente, este es un momento sin precedentes para todos nosotros y nuestra esperanza es apoyar a los trabajadores de la industria con licencia que han ayudado a poner esta ciudad en el mapa como destino culinario”, dijo Suzanne Taranto-Etheredge, presidenta y directora ejecutiva de Culinaria.

Culinaria ha iniciado programas de asistencia para abordar las necesidades a corto y largo plazo de los trabajadores, restaurantes y bares en el área de San Antonio.

El primer programa se llama HospitALLity House. Se enfoca en las necesidades a corto plazo asegurando que aquellos en la industria hotelera reciban una comida caliente.

El servicio se brinda de lunes a sábado en Alamo BBQ a partir de las 4 p.m. a las 7 p.m. Varios otros restaurantes han intervenido para ayudar con las comidas en sus ubicaciones.

Las donaciones de alimentos y dinero de empresas e individuos locales han ayudado a mantener en funcionamiento el programa, que ya ha alimentado a más de 12.000 en sus primeras dos semanas de funcionamiento.

Los kits de comidas familiares de Culinaria también están conectados a través de chefs para distribuirlos a los trabajadores sin permiso.

Las empresas de hostelería que tengan empleados necesitados pueden enviar un correo electrónico a [email protected] para que se incluyan en la distribución del kit.

Para necesidades a largo plazo, Culinaria creó un fondo de ayuda de emergencia y emitirá fondos para los trabajadores de la hostelería. Se alienta a las personas y empresas a donar al fondo a través de PayPal o Venmo en su sitio web en CulinariaSA.org.

Culinaria publicó un proceso de solicitud en su sitio web para los interesados.

Las personas interesadas en encontrar ubicaciones que ofrezcan comidas calientes a los trabajadores de la industria hotelera pueden seguir los canales de redes sociales de Culinaria a diario para conocer las ubicaciones y los horarios.

Parte del apoyo incluye contribuciones de:

Chef Jason Dady, Silver Eagle, Tito's Handmade Vodka, Sysco, Alamo BBQ, Bakery Lorraine, Chef John Brand y Hotel Emma, ​​Gaucho Gourmet, Cheesecake Factory, Panifico Bake Shop, Hush San Antonio, San Pellegrino y Texana Brands.

Culinaria también ofrece “Restaurant Weeks To-Go”, para promover los restaurantes que han permanecido abiertos para llevar, en la acera y servicios de entrega.


Sándwiches con un propósito y que vale la pena conducir en el condado de Yolo, en el norte de California

Cuando me mudé por primera vez al Área de la Bahía, hace aproximadamente una década, sabía que solo había tres cosas por las que la gente iba al condado de Yolo: el Cache Creek Casino Resort, el campo de golf Yocha Dehe y la pesca con mosca. Dado que nunca he visto mucho del atractivo en ninguna de estas atracciones (aparte del potencial cinematográfico de las líneas de pesca que navegan por el aire), no pensé mucho en la zona. Pero luego, hace unas semanas, un amigo me contó algo mucho más atractivo: La Nación Yocha Dehe Wintun está sirviendo unos sándwiches realmente excelentes en un molino de aceitunas en el corazón agrícola de Yolo & rsquos.

Junto con su operación de casino más conocida, la tribu & mdash, una nación independiente y autónoma con aproximadamente 100 miembros, ha estado construyendo una empresa de agricultura sostenible, S & eacuteka Hills, en el transcurso de las últimas dos décadas. Si bien la marca es mejor conocida por sus preciados aceites de oliva, que se utilizan en famosos restaurantes como Zuni Cafe en San Francisco, S & eacuteka Hills también tiene granjas de hortalizas, árboles de nueces, una operación de ganado y viñedos de vino. Muchos de estos ingredientes se exhiben a través de un menú de almuerzo simple pero notable en el molino de aceitunas de la empresa & rsquos.

Conducir una o dos horas por un buen sándwich no es particularmente inusual para mí. He planeado viajes completos a través del Pacífico como excusa para tomar un plato de fideos en particular o un desayuno de Hong Kong adecuado. Y después de meses encerrados en nuestra pequeña cabaña de Oakland, mi familia estaba lista para una excusa para dejar la ciudad. Así que hace unos fines de semana, mi esposo, mi hija y yo fuimos a Yolo a almorzar.

A pesar de que se encuentra a solo 50 millas al norte de la bahía, el condado de Yolo se siente aún más remoto que muchas de las áreas que rodean las comunidades agrícolas. Tal vez se deba a que las carreteras no están llenas de gente que se mueve de una gran área metropolitana a otra, o de la quietud de las pequeñas granjas por las que pasa. Tal vez sea solo que las ciudades, con sus lindos restaurantes al borde de la carretera y puestos de frutas, parecían incluso más tranquilas de lo habitual durante los últimos días del encierro. Fuera lo que fuese, cuando atravesamos el pueblo de Esparto, de 3.200 habitantes, el camino por estrechos caminos bordeados de frondosos robles y huertos se sentía muy alejado de la ciudad.

El molino S & eacuteka Hills se encuentra en un campo de olivos, al otro lado de la carretera desde el imponente Cache Creek Casino Resort. Nuestro destino, el mostrador de delicatessen, era un pequeño lugar escondido en la esquina trasera de la sala de degustación Mill & rsquos, junto a una caja fría llena de bebidas y un letrero que enumeraba los cortes de carne de vacuno de S & eacuteka Hills que los clientes podían comprar para llevar a casa. En tiempos normales, podría haber pedido en el mostrador y sentarme adentro, pero, como aún no me sentía cómodo con la comida en el interior, optamos por sentarnos afuera y ordenar de un mesero. El menú era corto y mdash, solo tres ensaladas y menos de una docena de sándwiches y mdash, pero según la mujer que nos sentó, casi todos los ingredientes provenían de la granja o rancho de S & eacuteka Hills, otro productor de alimentos local o una comunidad nativa cercana.

S & eacuteka Hills es el nombre comercial de la compañía de alimentos Yocha Dehe Wintun Nation & rsquos y se refiere a las colinas azules que rodean el Valle de Capay (s & eacuteka significa azul en Patwin, el idioma nativo de la tribu & rsquos). Los Yocha Dehe son parte de la gente de Patwin o Southern Wintun que son nativos de lo que ahora es el condado de Solano y partes de los condados circundantes. Los miembros de la comunidad han vivido en Capay Valley durante aproximadamente 15.000 años. La abundancia natural y las vías fluviales del área y los rsquos proporcionaron una variedad de alimentos nativos, que van desde bellotas y pastos silvestres hasta caza y salmón. A principios de la década de 1900, después de que la comunidad ya había sido diezmada por enfermedades traídas por los primeros colonos blancos de California y rsquos y la campaña de genocidio del estado y rsquos contra la población nativa, los Patwin fueron trasladados a un terreno árido en Rumsey, California, en el extremo norte. del Valle de Capay. En 1940, la tribu solicitó con éxito mudarse a una pequeña parcela de tierra en un área más fértil, donde pudieron cultivar algo de comida y, en 1985, establecer la sala de bingo que eventualmente se convirtió en el Cache Creek Casino Resort.

"Comenzó con la expansión del casino y el desarrollo de las vides", me dijo la gerente comercial de S & eacuteka Hills, Alison Robinson. & ldquoEntonces comenzaron a recomprar gran parte de su tierra natal aquí en el valle. & rdquo Los Yocha Dehe ahora poseen 22,000 acres, que incluyen la propiedad del casino, tierra sagrada, viviendas tribales y una variedad de operaciones agrícolas.

Desde el principio, los negocios agrícolas de la tribu y los rsquos se construyeron con miras a la sostenibilidad ambiental. "Estamos comprometidos con esta tierra", dice el secretario tribal James Kinter, "y nuestro impacto en la tierra es un elemento importante en todas nuestras decisiones agrícolas".

El arquitecto original de muchos de estos planes fue el presidente de la tribu, el mariscal McKay, que murió en diciembre. En una entrevista con KCET el año pasado, McKay explicó que los cultivos que cultiva S & eacuteka Hills fueron recolectados específicamente para ayudar a conservar el medio ambiente local. La tribu descubrió que las aceitunas, en particular, eran adecuadas para los suelos y el clima de Capay Valley & rsquos y tenían la ventaja de ser relativamente resistentes a la sequía y no requerir pesticidas pesados. "Nuestra gente siempre ha sido agricultores, cultivando las plantas naturales y el follaje que nos rodea", dijo McKay. & ldquoA través de prácticas agrícolas sostenibles, la tierra nos dará fuerza para poder avanzar en esas áreas, para continuar protegiendo la tierra. & rdquo

McKay también era muy consciente de la ironía de la tribu que cultivaba aceitunas y mdash, una cosecha traída a California por los españoles. & ldquoLa idea de utilizar una planta no nativa, como una aceituna, es bastante intrigante. Es un signo de resistencia y resiliencia a toda la opresión que la tribu ha sufrido durante décadas y milenios ”, le dijo a KCET.

S & eacuteka Hills & rsquo otras operaciones agrícolas & mdash la granja y el rancho de ganado & mdash también se manejan teniendo en cuenta la conservación. Cerca de 1,000 cabezas de ganado son pastoreadas usando los principios de la agricultura regenerativa, rotadas a lo largo de 13,000 acres de campos para que fomenten el crecimiento de pastos nativos, que secuestran carbono en sus sistemas de raíces y ayudan a mitigar el riesgo de incendio al mantener los pastizales. La operación también ayuda a mantener el hábitat de vida silvestre para docenas de especies nativas. Durante los meses más secos, el ganado se traslada a un área del estado menos propensa a la sequía para dejar alimento para la vida silvestre, y solo se recolectan 24 novillos al año para obtener carne, que se vende a un pequeño número de clientes.

La granja de 3,000 acres también se basa en los principios de sostenibilidad. "Lo que es diferente acerca de nuestras operaciones es que la conexión de la tribu con la tierra es diferente a todo lo que he visto", dice Jim Etters, director de administración de tierras de la tribu. & ldquoToman la sostenibilidad y el ecologismo en cada decisión que toman. & rdquo Esto incluye cultivar una serie de cultivos orgánicos, como espárragos y calabacines, y regar algunos campos con un sistema de goteo subterráneo de alta eficiencia.

El molino en sí es un centro de procesamiento de aceite de oliva completamente funcional, y la sala de degustación cavernosa y el mdash están llenos de estantes de aceites de oliva, vinagres y vinos de S & eacuteka Hills, así como otros productos alimenticios locales, libros de cocina y herramientas de cocina, y mdash está diseñado para mostrar ese trabajo. . Dos de las paredes están formadas por enormes ventanales que permiten admirar las centrifugadoras y recipientes de almacenamiento de molino & rsquos, una tercera tiene un mostrador largo donde se pueden degustar los diversos aceites de oliva que se elaboran aquí cada otoño, durante la temporada de prensado de un mes.

Si bien sus negocios son principalmente agrícolas, la tribu claramente tenía en mente a personas de la ciudad como yo al diseñar su molino de oliva Capay Valley. El molino en sí parece un antiguo granero que ha sido reformado por un diseñador de interiores con una muy buena idea de lo que les gusta a los turistas adinerados de California & rsquos que se enfocan en la comida y el vino. (Cuando comenté sobre el diseño, un empleado me dijo que estaba "construido para que pareciera que siempre ha estado aquí", pero pienso en este aspecto: los pisos de madera gris, las paredes de cemento cuidadosamente terminadas y los mostradores de baldosas de piedra, versión elegante de la sala de degustación relajada.) La zona de estar exterior y las sillas y bancos de madera mdash cubiertos con cojines gruesos de color blanquecino blanqueados por el sol y mdash se sentían más como un cómodo patio trasero que como una especie de refugio exclusivo, y las vistas de los kilómetros de Los árboles de color gris verdoso que nos rodeaban dominaron la experiencia.

Mientras esperábamos nuestro almuerzo, exploramos los olivares frente al patio. Era un día soleado pero ventoso, y el viento mantenía a raya el calor del valle y los rsquos. Los olivos estaban cubiertos de pequeños capullos a punto de florecer, y mientras caminábamos por las filas, mi hijo de 7 años hizo un juego de buscar lagartijas. En cambio, encontramos una gallina chorlito y su pollito correteando por el suelo.

De vuelta a la mesa, me encontré sorprendentemente emocionado por una forma diferente de observar la naturaleza: ver a grupos de humanos disfrutar de sus almuerzos y catas de vino. Después de meses de órdenes de refugio en el lugar, había olvidado la alegría de escuchar discretamente las discusiones sobre las minucias de la vida de otras personas y rsquos. Y después de un año de aislamiento, estos destellos de otras personas y sus relaciones y preocupaciones cotidianas destruyen los dramas familiares, los problemas laborales y las pequeñas decepciones, y se sienten tan emocionantes como un libro nuevo o un programa de transmisión.

Cuando llegaron nuestros sándwiches, estaban cargados con verduras de las granjas de las tribus y rsquos y sazonados con un vertido saludable de aceites de oliva y vinagres aromatizados de S & eacuteka Hills. También fueron muy, muy buenos. El sándwich de pechuga, hecho con focaccia crujiente con carne de res de la ganadería tribu & rsquos, resultó ser principalmente una mezcla tipo caprese de mozzarella lechosa, tomates suaves y lechuga crujiente, con un toque de dulzura de un chorrito de vinagre de higo y lo suficiente. carne de res en rodajas finas para darle a toda la mezcla un sabor más rico y terroso. La proporción de verduras y queso a carne era deliciosa, pero también, me di cuenta, era un enfoque que priorizaba los ingredientes de bajas emisiones y demostraba que, cuando se usa bien, la carne de res no tiene que ser la pieza central de la comida.

El sándwich de temporada no usó carne en absoluto. En cambio, obtuvo su peso de la calabaza asada y su proteína de una combinación de queso de cabra y queso crema con hierbas. Combinado con tomates secados al sol y mdash, un ingrediente que generalmente considero un remanente de la década de 1980, pero funcionó muy bien aquí y mdash, la combinación fue una oda abundante y sabrosa a los productos de temporada y rsquos.

Mientras mi esposo y yo dividimos los sándwiches, mi hija reclamó la mayor parte de la ensalada verde con tomates y verduras en escabeche después de probar el aderezo hecho con vinagre balsámico agridulce de saúco. Como intercambio, finalmente aceptó dejarnos compartir su pequeño plato de ensalada de pasta con trozos de calabaza, corazones de alcachofa, puerros y pesto.

En conjunto, nuestro almuerzo fue mucho más sabroso y complejo de lo que usted obtiene en la mayoría de las tiendas de delicatessen o, francamente, incluso en la mayoría de las buenas tiendas de sándwiches. Pero el menú no está diseñado solo para atraer a los turistas que vienen al molino a degustar vino y aceite de oliva. El molino también ofrece un lugar conveniente para almorzar para los lugareños en esta área remota, y durante la semana, los miembros de la tribu y los empleados que trabajan en el casino pasan a buscar sándwiches para el almuerzo. La comida en el molino es un reflejo de lo que se sirve en las reuniones y eventos tribales en las oficinas de Yocha Dehe Wintun Nation & rsquos a pocas millas de distancia.

El responsable del menú del molino de aceitunas y rsquos es Casey Willard, un chef que creció en una zona agrícola cercana y luego estudió en el Culinary Institute of America en Hyde Park, Nueva York. Ha estado trabajando para la tribu desde 2013 y, además de los eventos, supervisa los almuerzos de la escuela de la tribu y rsquos. (El casino tiene un programa de comida separado). Como parte de su mandato del liderazgo tribal, Willard incorpora tantos ingredientes locales como sea posible en toda su cocina. "Los Yocha Dehe creen que su cultura es lo que los va a sostener, y la comida va bien con eso", dice Willard.

& ldquoIt & rsquos todos parte de la misma idea, la cultura y la comida. & rdquo

Cuando cocina para la tribu, Willard usa todo lo que S & eacuteka Hills produce en su granja y rancho ganadero y obtiene casi todo lo demás de otras granjas locales como Riverdog, Fully Belly y Manas Ranch. "Nos preocupamos mucho por la huella", explica. & ldquoIncluso cuando se trata de carnes y embutidos. No queremos carne que venga de Oregon, de una tienda especializada. Queremos mantenernos lo más locales que podamos. & Rdquo Willard también usa ingredientes nativos que la tribu ha usado durante siglos, incluidas las bayas de saúco (y las flores de saúco, que él compara con las flores de calabaza) y la harina de bellota.

Si bien algunos de esos ingredientes más difíciles de conseguir no aparecen en el menú regular de deli & rsquos, todo es lo más local posible. & ldquoPara la almazara, primero queríamos ver qué productos podíamos conseguir que fueran locales, qué productos cultivamos. Ahí es donde empezamos ”, explica Willard. & ldquoIt & rsquos mostrando lo que producimos. Todo lo que producimos en S & eacuteka Hills se incorpora a ese menú de delicatessen de alguna manera. & Rdquo

La tribu y Willard hacen una excepción a esta regla cuando obtienen ingredientes de otras tribus nativas. Durante siglos, los Yocha Dehe obtuvieron pescado, algas y otros ingredientes de otras tribus cercanas, utilizando redes comerciales que se extendieron por todo el norte de California para complementar su dieta con alimentos que no podían cultivar o encontrar en su región. Hoy, estas redes son un poco más grandes. El pescado para el sándwich de salmón, por ejemplo, proviene de la tribu indígena Nisqually y es traído desde el estado de Washington. "Si hay otra tribu que fabrica un producto que podemos usar y que nos beneficia tanto a nosotros como a ellos, tratamos de incorporarlo", explica Willard.

Después del almuerzo, no sintiéndonos listos para dejar nuestras mini vacaciones en los tranquilos campos, hicimos un recorrido por la almazara para aprender más sobre esta historia. El recorrido nos llevó a través de cada paso del proceso de prensado de aceitunas y mdash, desde el despalillado y triturado hasta el trasiego y el embotellado, y nos convirtió a todos en niños con los ojos muy abiertos con videos de cosechadoras masivas sacudiendo las aceitunas de los árboles hasta que la fruta cayó en grandes abrevaderos debajo. . Mi esposo (que prácticamente memorizaba el libro ilustrado para niños y rsquos "Cómo funcionan las cosas" cuando era niño y pasa mucho tiempo viendo videos de fábrica en YouTube) estaba particularmente emocionado con la oportunidad de echar un vistazo de cerca a la intrincada maquinaria y la imponente fábrica de rsquos. Tanques de almacenamiento de 15,000 galones. Cuando mi hija preguntó cómo la gente llegaba a la parte superior de los tanques, nuestro guía se alegró de detenerse para mirar más de cerca las escaleras delgadas y empinadas unidas a sus costados y nos obsequió con historias de trabajadores atrapados en líneas de seguridad y las enormes grúas de la empresa. tenía que traer cada vez que instalaban un tanque nuevo.

Con una mejor comprensión de cómo se elabora el aceite de oliva y un poco más de tiempo para exprimir nuestro día, decidimos terminar nuestro viaje con una degustación guiada de aceite de oliva. Había estado imaginando algún tipo de arreglo con pan para mojar en platos de aceite, pero la configuración real era una serie de pequeños vasos de degustación de plástico, todos alineados en una bandeja. El personal nos guió a través de la forma técnicamente correcta de calentar y agitar el aceite de oliva en las tazas pequeñas, y comencé a sentir que estaba jugando a estar en un panel de jueces de alimentos o un miembro de la junta de certificación de aceite de oliva.

S & eacuteka Hills fabrica cuatro aceites de oliva cultivados en finca específicos para variedades que los clientes pueden probar, junto con una mezcla. (También producen aceites destinados específicamente para el servicio de alimentos, que venden en jarras grandes en la sala de degustación). Mientras que todos los aceites se veían aproximadamente iguales en la mesa, dorados y brillantes a la luz de la tarde y tomando un sorbo real del aceite. y dejar que le cubra la boca (según las instrucciones) mostró lo diferente que era cada cultivo de aceituna. La taggiasca era suave y herbácea, mientras que el picual sabía claramente a olor a hojas de tomate, y el frantoio tenía nueces y pimienta. La arbequina, el aceite que aprovecha S & eacuteka Hills porque los árboles se pueden cultivar en arboledas de alta densidad, era mantecoso y picante. Después de probarlos todos, le mencioné a nuestro mesero que asumí que estos aceites estaban destinados a ser usados ​​en ensaladas o rociados sobre vegetales, pero ella insistió en que la mayoría eran aceites de cocina regulares. Pero la idea de que podría haber estado vertiendo grandes tragos de una comida tan sabrosa y matizada en el fondo de mis sartenes durante años, solo para calentarla hasta el punto en que perdió su carácter distintivo, todavía se sentía de alguna manera como un sacrilegio. Decidí prestar más atención a los matices de este ingrediente que uso varias veces al día.

Igual de fascinante fue lo que aprendí durante la degustación sobre el impacto del molino y los rsquos en la comunidad circundante. El personal explicó que si bien la decisión de la tribu de construir la almazara fue principalmente para darles control sobre la calidad de los aceites y evitar tener que enviar sus aceitunas a las instalaciones a dos horas de distancia (las aceitunas comienzan a degradarse tan pronto como se recogen), También quería dar a otros productores locales un lugar más cercano para exprimir su aceite. Hoy en día, varios agricultores locales llevan sus aceitunas al molino durante la temporada de cosecha para que ellos también tengan más control sobre los sabores y la calidad de sus aceites.

S & eacuteka Hills también ofrece un mercado para productos locales mediante la venta de productos de otros productores. Y las operaciones de la empresa y rsquos proporcionan trabajos muy necesarios para los residentes de Capay Valley. "Crecí aquí, en Esparto, así que he visto la transformación", me dijo Robinson. & ldquoEllos devuelven mucho a la comunidad. & rdquo (El sitio web de Yocha Dehe Wintun Nation & rsquos señala que & ldquouna vez profundamente empobrecido, Yocha Dehe está comprometido a compartir los beneficios de su éxito económico con otros, apoyando a los gobiernos locales, la comunidad circundante, nativos y no -Personas nativas necesitadas. & Rdquo)

Mientras conducía de regreso por la autopista 16 después de nuestro recorrido, vi señales de impacto de S & eacuteka Hills & rsquo a lo largo del camino. Allí estaban las colmenas para sus abejas, en un campo cercano. Había una de las granjas vecinas de las que Willard obtiene verduras. Y estaba el Ravine el 16, un restaurante que supe que es propiedad del secretario tribal Kinter y se ha convertido en un lugar de reunión para el pueblo de Esparto.

Me di cuenta, tardíamente, especialmente para alguien que piensa en los sistemas alimentarios para ganarse la vida, de que cuando conduje hasta el condado de Yolo para probar un lugar para sándwiches & ldquoescondido & rdquo y & ldquosurprising & rdquo, había estado perdiendo el bosque por los árboles. Al igual que los maravillosos y matizados sabores de los aceites de oliva de la compañía & rsquos, el almuerzo en S & eacuteka Hills no fue una anomalía. La calidad de los alimentos producidos en Capay Valley ha definido el área durante miles de años. Simplemente no lo vi hasta que una comunidad con un profundo conocimiento de este valle me lo señaló.

S & eacuteka Hills Olive Mill and Tasting Room está ubicado en 19326 County Road 78, Brooks, CA 95606.

Georgia Freedman es periodista independiente y editora y autora de Cooking South of the Clouds: Recipes and Stories from China & rsquos Yunnan Province.


Estos lugares de Atlanta ofrecen obsequios a los empleados del gobierno afectados por el cierre.

¿Es usted un empleado del gobierno con licencia? Estos puntos de Atlanta quieren ayudar a aliviar el dolor.

Pizza Mojo en Oakhurst está ofreciendo una pizza grande de queso o pepperoni gratis a los empleados del gobierno con licencia con una identificación válida.

657 East Lake Drive, Decatur. 404-373-1999, https://www.mojopizzanpub.com

Souper Jenny Las ubicaciones ofrecen almuerzos gratis a los trabajadores federales con identificaciones válidas.

Ubicaciones en Buckhead, West Midtown, Brookhaven y Decatur. souperjennyatl.com/

Brezza Cucina en Ponce City Market está ofreciendo a los empleados federales sin licencia con identificación válida una pizza margherita gratis.

675 Ponce de Leon Ave. NE, Atlanta. 404-724-9700, brezzacucina.com/

La rebanada salvaje en Roswell está ofreciendo gratis pizzas personales de 10 "con un aderezo con bebidas para los empleados gubernamentales con licencia con identificación válida y miembros de sus familias inmediatas.

580 E. Crossville Road, Roswell. 770-640-0023, wildslicepizzeria.com/

• Los empleados del gobierno que estén en licencia con una identificación válida pueden obtener café o té caliente gratis hasta que el cierre finalice a las Café de Joe's East Atlanta.

Sol en mi vientre en Kirkwood está ofreciendo comidas gratis a todos los empleados del gobierno con licencia con prueba de identificación todos los días de 8 a.m. a 3 p.m.

2161 College Ave. NE, Atlanta. 404-370-1088, suninmybelly.com/

Choza dulce Las ubicaciones ofrecen un 50 por ciento de descuento en todas las bebidas de lunes a viernes para los empleados gubernamentales con licencia con identificación válida.

Ubicaciones en Midtown, Doraville, Duluth, Lenox y Marietta. sweethutbakery.com

• Hasta que vuelva a abrir el gobierno federal, Cafetería Independent Grounds en Kennesaw tendrá café gratis para todos los empleados federales con licencia con identificación válida.

3900 Legacy Pkwy Blvd., Kennesaw. 678-695-7132, independentgroundscafe.com/

Estacion atlántica está ofreciendo a los trabajadores del gobierno sin licencia una tarjeta con descuentos, ofertas especiales y beneficios en restaurantes y minoristas en la propiedad. Los huéspedes elegibles con una identificación válida deben visitar el mostrador de conserjería para recibir su tarjeta ACard. Los descuentos incluyen:

Allora: 12 por ciento de descuento en la compra de alimentos.

Atlantic Grill: 10 por ciento de descuento en la compra de alimentos.

BGR - The Burger Joint: 10 por ciento de descuento en la compra de alimentos.

Cocina de pizza de California: 10 por ciento de descuento en la compra de alimentos (se requiere una compra mínima de $ 15).

Chick-A-Biddy: 10 por ciento de descuento en la compra total.

Gran fabricante americano de galletas y pretzels: 10 por ciento de descuento en la compra total.

ESUGAR: 10 por ciento de descuento en toda la compra.

Kilwin's Chocolate & amp Ice Cream: 5 por ciento de descuento en todos los alimentos.

Tierra de las mil colinas: 10 por ciento de descuento en la compra de alimentos y café

Casa pública de Meehan: 10 por ciento de descuento en la compra de alimentos.

Salata: $ 1.00 de descuento en la compra de ensalada o envoltura.

El cerdo y la perla - 10 por ciento de descuento en la compra total (no válido con ninguna otra oferta)

Cual bruja: 10 por ciento de descuento en cualquier sándwich o pedido de catering.

1371 Market St. NW, Atlanta. atlanticstation.com

Hamburguesa de granja está ofreciendo comidas gratis a los empleados federales sin licencia todos los viernes hasta que finalice el cierre del gobierno. Los empleados con una identificación válida recibirán una hamburguesa de pollo, papas fritas y un té helado gratis los viernes de ausencia. A pedido, la hamburguesa de pollo se puede cubrir con lechuga, tomate, cebolla, encurtidos caseros y mayonesa. Los ingredientes adicionales están disponibles al precio estándar del menú. El combo de viernes de permiso se ofrece todo el día hasta agotar existencias. Límite de una comida por huésped elegible por día. La oferta es válida solo en la tienda.

Ubicaciones en Dunwoody, Grant Park, Decatur y Buckhead. farmburger.com/

Macarrones Grill Romano está ofreciendo una comida gratis a todos los empleados gubernamentales sin permiso afectados por el cierre del gobierno. Hasta el miércoles 23 de enero, o hasta que finalice el cierre del gobierno, cualquier empleado del gobierno con una identificación válida del gobierno puede recibir un plato principal de Mom's Ricotta Meatballs and Spaghetti de cortesía en cualquier ubicación de Macaroni Grill en todo el país.

Ubicaciones en Alpharetta, Buford y Marietta. macaronigrill.com

Grifo de cocina y amplificador Publico en Midtown está ofreciendo un 50 por ciento de descuento en la factura de alimentos de los empleados del gobierno con licencia con una identificación válida hasta que finalice el cierre.

1104 Crescent Ave. NE, Atlanta. 678-745-5230, publicotapandkitchenatl.com/

Donuts Revolución está ofreciendo un pequeño café gratis a los empleados en licencia con una identificación federal válida durante el cierre.

908 W. College Ave., Decatur y 745 Edgewood Ave. NE, Atlanta. revolutiondonuts.com

Buteco ofrece café gratis a los empleados afectados por el cierre con una identificación federal válida.

1039 Grant St. SE, Atlanta. 404-963-2929, butecoatlanta.com/

Saltyard ofrece un artículo de cortesía de la sección "Farm Share" de su menú con una identificación federal válida.


SUSCRÍBASE AHORA Noticias diarias

(NEXSTAR) - ¿Cansado de trabajar de forma remota? ¿Qué tal trabajar de forma extremadamente remota?

Un número creciente de regiones en los EE. UU. Ofrecen incentivos financieros para que los trabajadores remotos empacan y se reubiquen, con ofertas que no solo incluyen efectivo, sino también créditos para una nueva casa o incluso compras, cenas o actividades al aire libre con descuento.

La idea en sí no es nueva: las ciudades y pueblos más pequeños han ofrecido incentivos durante mucho tiempo para atraer a nuevos residentes. Pero la pandemia del coronavirus, y la tendencia generalizada de trabajar desde casa que la acompañó, solo ha persuadido a más trabajadores a considerar aprovecharla.

Una encuesta de 2020 de más de 4400 profesionales en activo, realizada por Blind, indicó que el 66% de esos trabajadores (principalmente en empleos de tecnología, finanzas, medios o comercio electrónico) estarían dispuestos a mudarse si supieran que nunca tendrán que regresar a la oficina. . Los neoyorquinos, específicamente, mostraron el mayor interés en dejar el estado, mientras que los californianos que viven en el Área de la Bahía mostraron el mayor interés en dejar su área metropolitana en particular.

Los empleadores también parecen estar dispuestos a aceptar la idea. Una encuesta separada de 2020, realizada por Gartner, encontró que aproximadamente la mitad de los empleadores encuestados habían planeado permitir el trabajo remoto a tiempo completo.

& # 8220 Por primera vez en la historia, millones de trabajadores son libres de elegir el lugar adecuado para ellos & # 8221, dijo el cofundador de MakeMyMove, Evan Hock, en un comunicado de prensa para su sitio web publicado a principios de este año. & # 8220Las personas que pueden llevarse sus trabajos consigo están considerando seriamente un cambio ".

Hock, junto con Bill Oesterle, el creador de Angie's List, crearon su sitio web MakeMyMove como una forma de ayudar a los trabajadores remotos a encontrar un paquete de incentivos, y potencialmente un hogar completamente nuevo, que se adapte a su estilo de vida.

Los visitantes de MakeMyMove actualmente pueden leer detenidamente docenas de ofertas para trabajadores remotos, desde lugares como Augusta, Maine, que ofrece más de $ 15,000 en créditos fiscales para nuevos residentes Topeka, Kan., Que ofrece $ 15,000 para la compra de una nueva casa y $ 1,000 por valor de los sándwiches de Jimmy John (de verdad) o Morgantown, WV, donde a los nuevos residentes se les ofrece $ 12,000 en efectivo y hasta $ 8,000 en "obsequios e incentivos", incluidas actividades gratuitas al aire libre.

"Creamos este mercado para que las comunidades pudieran competir por nuevos residentes, y esperamos que la competencia genere valor para el trabajador", dijo Hock en el momento del lanzamiento de MakeMyMove.

Sin embargo, muchas de estas ofertas vienen con estipulaciones para quienes deseen trasladarse. Algunos requieren que los trabajadores mantengan la residencia en su nueva ciudad durante un año antes de poder reclamar sus incentivos, mientras que otros requieren que los nuevos residentes compren una casa. Those ready to take advantage may also have to prove their availability to work remotely, or move within a certain time frame.

Still, a move might be worthwhile for the right candidate. Even before the pandemic, many of the towns trying to lure residents were boasting lower home prices, taxes and costs of living than their major metropolitan counterparts. Even some international locales were getting in on the act in 2019, specifically in Italy and Greece, both of which offered monthly payments to qualified candidates who relocated to help strengthen the local economy, according to WGHP and Narcity.com, respectively.

“These relocation packages for remote workers aren’t a tough sell to the communities that understand talent attraction is the engine for economic growth,” Hock said in January. “It’s just math.”


This delicious sushi spot in downtown–that despite their name, also serves OUT OF THIS WORLD Indonesian food–is raising funds to provide lunches to front-line healthcare workers. Each $10 donation you give will help provide a healthy lunch and drink for Atlanta’s doctors, nurses, first responders, and essential workers! You can also support Budi’s Suhi with one of their affordably priced family style meals. At just $60 for 4 people, you’ll get a heaping order of items like mie goreng, fried rice, spicy Bailanese fried chicken, gyoza, and sushi rolls. Learn more via their Instagram! And be sure to tip EXTRA!

To continue serving the Atlanta community with quality, delicious food, this Atlanta institution has recently opened a 24-hour drive-thru to feed all you hungry folks. But that doesn’t mean they haven’t stopped to give back. On the first day of their drive-thru opening, they gave hundreds of free meals away. And most recently, they delivered free, delicious food to WellStar Cobb Hospital. Support these restaurant legends with a drive-thru meal–at any time of day–if you can!


Historias relacionadas

Phoenix-Area Farms Start to Feel the Devastations of COVID-19

In Hard Times, a Pizza Legend Returns to the Giant Pies of His Youth

'Prevent a Total Collapse': Arizona Restaurants Ask Ducey for Action

Who can take from the van? Anyone. "No questions asked,&rdquo Esparza says.

In the two weeks since the coronavirus first whipped its wrecking ball into the Phoenix restaurant scene, kitchens have closed or pivoted to takeout models. Some of those still open have evolved into community kitchens, in whole or in part. These kitchens are giving free meals to the hungry, to medical professionals, to folks who don&rsquot fit into either group but just want to eat. In short, they&rsquore doing what they always do: feed people, only a little bit differently.

When restaurants pivot even just an iota or two to community models, business can suffer to ease the suffering of others. Esparza spends a few hundred dollars a day to stock the van. She receives donations. She has dug into her bank account. &ldquoI was going to retire in two years,&rdquo she says. &ldquoGuess what? You&rsquore going to have to put up with my annoying ass for a lot longer than I thought.&rdquo

Esparza has a history of shouldering her community. For instance, in early 2019, when the federal government shut down, she comped meals for furloughed workers. The tendency to help, she believes, is deeply rooted in her culture. &ldquoLast year, we fed federal workers,&rdquo she says. &ldquoWhy? Because we&rsquore Mexican. Because when the neighbor&rsquos house burns down, as much as we hate that fucking bitch, we bring a pot of beans over and we feed their kids.&rdquo

Most of the cooks she&rsquos bringing into the Barrio Cafe kitchen have Mexican roots. The roster of visiting chefs includes some big names, like an appearance from the Tacos Chiwas folks, plus plenty of homestyle cooks, like Esparza&rsquos sister, who&rsquos on the docket to make their mother&rsquos recipes. (For a full schedule, see Esparza&rsquos Instagram.)

On Monday, Chef Samantha Sanz from the now-temporarily closed Talavera came by with her Sous Chef Victor Davila and Executive Chef Chuck Kazmer. They bustled in the eerily deserted Barrio Cafe kitchen, portioning corn tortillas, spooning rice, simmering a steel vat of carne de jugo &mdash meat braised in its juices.

&ldquoWhen Silvana got involved with this, she reached out to me,&rdquo Sanz says. &ldquoIn a heartbeat, I was here.&rdquo

EXPANDIR

With donations of potatoes, of packaged barbecue sauce, of money to buy ingredients, Esparza&rsquos volunteers cook free meals for the community. Sanz and her crew made enough for roughly 50 families, a task that occupied them from 9 a.m. to shortly before the van opened. When the cooking was done, they loaded plastic containers of stew into the back, returned to the kitchen for cleaning, and needy community members started to come by to take home sustenance.

Other local restaurant operators have taken similar measures.

For one, Oren Hartman of NakedQ has been giving away a torrential stream of food for an independent restaurant owner: 700 pints of chicken soup one day, 1,000 barbecue sandwiches another &mdash more than he sold daily before the virus. Hartman is providing these meals for health care workers, first responders, hospitality workers, delivery drivers, and &ldquoanyone who has seriously reduced earnings.&rdquo

&ldquoI&rsquom in a position to help people,&rdquo he says. &ldquoI see this as an opportunity to give and to give some of my guys a lifeline.&rdquo Hartman is giving away barbecue spaghetti, sending sandwiches to hospitals. His Chandler restaurant has closed, but his Phoenix and Scottsdale locations remain open for takeout and for folks to grab free food. &ldquoAnyone who calls me from any organization, I&rsquom going to give them whatever they want,&rdquo he says.

He has a restaurant under construction in the west Valley. His sales are down double digits relative to past months. &ldquoEvery day I keep my restaurant open, I&rsquom losing money,&rdquo Hartman says, noting, too, that he&rsquos happy to be open.

In Tempe, Ethiopian restaurant Cafe Lalibela will be giving free meals to nurses, first responders, and health care workers all this week. Last Friday, it gave 300 free meals to customers regardless of their societal role. Outside of these giveaways, the eatery has shifted to takeout and trimmed prices by 25 percent.

When co-owner Anibal Abayneh handed free meals to people, he said many almost cried. &ldquoIt&rsquos not a time to make money,&rdquo he says. &ldquoIt&rsquos a time to support each other.&rdquo

Abayneh isn&rsquot losing sleep over the financial ramifications. &ldquoI don&rsquot worry nothing, because we have God here,&rdquo he says. &ldquoIf you can give, that will give you more.&rdquo

Many others are providing free meals to their communities. Kaleidoscope Juices recently offered free juices and smoothies to first responders. Tacos Chiwas has posted to social media that it&rsquoll cook for people out of food (if folks directly message ahead of time). Macayo&rsquos has been dropping off food at hospitals, police and fire departments, and other locations. On Tuesday, Arcadia Meat Market hosted the Corny Masa food truck to cook 150 plates of carnitas for foodservice workers without jobs or with new challenges. The butcher shop, too, might do other giveaways in the near future.

The long future, for many of these chefs, has snapped into focus.

Abayneh is thinking about cooking more regularly for the elderly. The chaos of COVID-19 has freed his mindset. &ldquoIt gives you so many ideas,&rdquo he says.

EXPANDIR

Esparza, too, is planning a new normal. On Monday morning, she rolled 100 breakfast burritos for UNICEF. &ldquoWe&rsquoll make 100 burritos every day and send them out,&rdquo she says, even after the coronavirus has passed.

&ldquoI will never be the same after this,&rdquo Esparza says. &ldquoThis changed the restaurant model. It changed me as a human being.&rdquo

Keep Phoenix New Times Free. Since we started Phoenix New Times, it has been defined as the free, independent voice of Phoenix, and we would like to keep it that way. Ofreciendo a nuestros lectores acceso gratuito a una cobertura incisiva de noticias, comida y cultura locales. Produciendo historias sobre todo, desde escándalos políticos hasta las nuevas bandas más populares, con informes valientes, redacción elegante y personal que ha ganado todo, desde el premio de redacción de largometrajes Sigma Delta Chi de la Sociedad de Periodistas Profesionales hasta la Medalla Casey al Periodismo Meritorio. Pero con la existencia del periodismo local bajo asedio y los reveses en los ingresos publicitarios teniendo un mayor impacto, ahora más que nunca es importante para nosotros reunir apoyo para financiar nuestro periodismo local. You can help by participating in our "I Support" membership program, allowing us to keep covering Phoenix with no paywalls.


Furlough Kitchen

Furlough Kitchen just formed as a non-profit and started giving out meals to to hospitality workers that were furloughed on March 25. Using Front Burner’s catering commissary kitchen in East Dallas and CitySquare’s support network, the pop-up non-profit is uniting as a culinary team to provide hot meals for anyone affected by restaurant closures. To receive a meal, just drive thru their set-up at 4318 Eastside Avenue. To donate and give a meal, head to this link.


Bison Coffeehouse

Portland, Oregon

Portland’s first (and only) Native-owned coffeehouse, Bison serves beans from Native roasters across the United States. The coffeehouse is a longtime dream for Loretta Guzman, a member of the Shoshone-Bannock tribes of Fort Hall, Idaho, who visualized the idea for a community space representing her ancestry while battling stage four cancer. The café’s namesake icon, a massive bison, occupies one wall of the shop, a “symbol of resilience” to the Shoshone-Bannock tribe—and to Guzman, who made a full recovery. In addition to serving expertly prepared lattes and her signature biscuits, Guzman uses her space—filled with Native American art—to raise awareness (and funds) for dozens of causes, including wild bison preservation and the water crisis at Warm Springs Reservation.


County Barbeque Offers Free Sandwich to Furloughed Workers - Recipes

This week marks the ten-year anniversary of Been There, Eaten That. Writing this restaurant blog has often been anxiety-inducing, frustrating, even maddening, but ultimately it’s been rewarding. While I’m slowing down in more ways than one, I still care deeply about supporting restaurants and for better or worse, articulating my feelings online.

It’s a weird time to be a restaurant blogger. Everyone is struggling. The fact is that we don’t know which restaurants will make it to the other side. Since we are stuck in this alternate reality for who knows how long, it’s best to adjust expectations and learn to adapt.

I’m taking this opportunity to count my blessings. To commemorate a decade of blog posts, here are ten eleven things I’m grateful for at this moment in time, when carryout is pretty much my status quo.

    No reservations. Enjoying food from a favorite restaurant without thinking about reservations weeks or even months in advance is now a thing. Our takeout meals from Anju, Bad Saint, Bresca, Cane, The Dabney, and Maydan have been soul-satisfying and memorable. Some of my favorite pre-pandemic dishes can now be enjoyed in to-go containers. While this isn’t comparable to the full dining experience, there is still joy to be found in jerk wings from Cane, Korean chili-braised chicken thighs from Anju, grilled dorade from Maydan, and grilled steak and summer berry cobbler from The Dabney. Let’s hear it for spontaneity.

Neighborhood Provisions Weekend Date Night Oaxacan vegetable chileajo

Alta Strada and Nama Decadent Chocolate Cake

10. Pace yourself. If you have ever felt fatigue somewhere in the middle of a multi-course tasting menu, you can now take things into your own hands. Many restaurants are offering multi-course meals for takeout, and you can choose your own adventure. Rooster and Owl, Bresca, Centrolina, and Gravitas are just a few of the restaurants where you can order a set menu and stick a fork in it according to your own timetable.

Rooster & Owl 4-Course Dinner

11. Home is where the heart is. There was a time when I would joyfully hop on the metro on a weeknight to explore a DC restaurant. Now I barely leave the house during the week. When I do seek outside sustenance, I don’t stray too far. I’m grateful for Hollywood East, Kuya Ja, Bangkok Garden, Frankly Pizza, and Full On Craft for being in close range and keeping me sated. I hope to visit more often in the coming months.

Many of my friends and family have been following my posts since the beginning, and I appreciate their unwavering support and patience over the past decade. I’m also extremely grateful for the friends I’ve made along the way as a result of this blog. They join me in an insatiable desire to explore food and seek knowledge about what it is we are eating. I count my blessings every day and look forward to a future when we can share a meal together without a care in the world.

Albi, 1346 4th St SE, Washington, DC

Anju, 1805 18th St NW, Washington, DC

Bresca, 1906 14th St NW, Washington, DC

Call Your Mother (multiple locations) Bethesda 8804 Old Georgetown Road, Bethesda, MD

Centrolina, 974 Palmer Alley NW, Washington, DC

Cielo Rojo, 7056 Carroll Ave, Takoma Park, MD

The Dabney, 122 Blagden Alley NW, Washington, DC

Ellē, 3221 Mt Pleasant St NW, Washington, DC

Hatoba, 300 Tingey St SE #170, Washington, DC

Kuya Ja, 5268-H, Nicholson Ln, Kensington, MD

Maydan, 1346 Florida Ave NW, Washington, DC

Muchas Gracias, 5029 Connecticut Ave NW, Washington, DC

Sfoglina, 4445 Connecticut Ave NW, Washington, DC

Timber Pizza, 809 Upshur St NW, Washington, DC (see website or call for Rockville and other mobile locations)

About Lori

Dining out is my passion, and often times the culmination of hours of research. This restaurant review blog reflects my journey as I try to keep up with my restaurant wish list for the DC area where I live, and in my travels. It’s a struggle at times, but with the help of family and friends, I manage.


Ver el vídeo: How to grill a Reuben Sandwich Burger. Recipe. BBQ Pit Boys (Diciembre 2021).